No es tristeza, es la tiroides

¿Cansancio continuo y aumento de peso? Podría ser hipotiroidismo

Siempre estás cansada, irritable, has ganado peso..., puede ser que tu tiroides no funcione como debiera y tengas hipotiroidismo. Te contamos los síntomas y qué debes hacer si sospechas que lo estás sufriendo.

Actualizado a

Escrito por:

Raquel González

Actualizado a

 

 

hipotiroidismo mujer tristeza depresion
@benwhitephotography

Muchas veces atribuimos a otros motivos –la casa, los niños, el estrés del día a día, etc.– lo que es un mal funcionamiento de la tiroides, una pequeña glándula en forma de mariposa que tenemos en la garganta y que es la responsable de segregar dos hormonas, la tiroxina (T4) y la triyodotironina (T3). Estas dos hormonas funcionan de modo coordinado y son imprescindibles para numerosos procesos que realiza el cuerpo, desde el control de la temperatura hasta el ritmo de nuestro corazón. Si por el motivo que sea, la tiroides no segrega suficiente cantidad de estas hormonas, es cuando hablamos de un problema de hipotiroidismo.

Cuáles son los síntomas del hipotiroidismo

Lo primero que hay que decir es que los síntomas de hipotiroidismo no se presentan de un día para otro, esto es un proceso gradual en el que vas notando que poco a poco, durante meses o incluso años, algo no va como debería…

Lo primero que se siente suele ser un cierto cansancio y un aumento del peso y, muchas veces, según la edad, se atribuye al proceso de envejecimiento. A estos síntomas se les puede sumar otros, como:

  • Estreñimiento
  • Problemas de sequedad en la piel
  • Dolores difusos en el cuerpo
  • Rigidez en las articulaciones
  • El ciclo menstrual se vuelve irregular
  • El cabello pierde vigor y se afina
  • Las uñas se vuelven más quebradizas
  • Menor tolerancia al frío
  • Mayor tristeza

Si no se detecta, más adelante pueden aparecer nuevos síntomas:

¿Qué factores de riesgo de sufrir hipotiroidismo puedes tener?

La siguiente lista te puede dar pistas de si tienes riesgo de sufrir hipotiroidismo:

  • Ser mujer (lo sufrimos más que los hombres)
  • Tener más de 60 años
  • Tener antecedentes familiares de problemas de tiroides
  • Sufrir una enfermedad autoinmune
  • Haber tomado una medicación contra el hipertiroidismo
  • Haber estado embarazada recientemente, ya que a veces los cambios debidos a la gestación pueden dar lugar al hipotiroidismo
  • Sufrir una deficiencia de yodo.

hipotiroidismo pescado marisco yodo
@sjulien

La importancia del yodo en la dieta

El yodo es un oligoelemento esencial para que la tiroides produzca las hormonas T3 y T4. El yodo procede, sobre todo, de alimentos que crecen en suelos ricos en este oligoelemento y productos del mar (pescado, marisco, algas…).

Para asegurar su aporte, las autoridades sanitarias suelen recomendar el consumo de sal yodada. Pero, como todo, tiene que consumirse en su justa medida, porque una falta de yodo provoca hipotiroidismo pero un exceso puede provocar lo contrario, es decir, un hipotiroidismo.

Esto es especialmente importante con productos que no son de consumo habitual en nuestro país, como las algas, que son beneficiosas en poca cantidad y consumidas de vez en cuando, pero no en gran cantidad y con frecuencia.

Causas del hipotiroidismo

Pueden ser variadas, desde un embarazo, como hemos visto, a una enfermedad autoinmune o congénita, a una mala alimentación que no contenga suficiente yodo, a problemas con medicación, etc.

¿Cómo se diagnostica el hipotiroidismo?

El médico, tras evaluar la situación, suele hacer una palpación de la garganta y pedir una analítica de sangre y una ecografía para corroborarlo.

Tratamiento del hipotiroidismo

Es farmacológico. Se suele administrar tiroxina, ya que aunque se trata solo de una de los dos hormonas segregadas por la tiroides, el organismo puede transformarla también en triyodotironina. Como el trastorno es crónico, la medicación debe tomarse de por vida.

¿Qué pasa si no se trata el hipotiroidismo?

Si no se trata a tiempo y de manera efectiva puede derivar en problemas serios, desde cardiovasculares, a mentales, pasando por trastornos del sistema nervioso. También puede aparecer bocio, un agrandamiento de la glándula tiroides que, además de ser un problema estético, puede dar problemas al tragar o al respirar.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?