Lo aguantan todo

20 plantas de interior muy resistentes (aptas para negados)

¿Cansada de que se te mueran todas las plantas? Quizás es que no has elegido la adecuada. Aquí tienes veinte propuestas capaces de sobrevivir en las peores condiciones.

Actualizado a

Escrito por:

Nacho Benavides

Actualizado a

1 / 21

Las mejores plantas de interior

Un toque verde sentará muy bien a tu hogar. Toma nota de estas plantas de interior que son muy fáciles de cuidar.

1 / 21

Violeta africana

La violeta africana (Saintpaulia) no solo es una de las plantas de interior más resistentes, sino también está en el top ten de las más agradecidas. Si la pones en un lugar protegido y expuesto al sol es más que probable que florezca más de una vez al año. Al ser una planta originaria del desierto, no se debe regar mucho y nunca mojándola por encima. Se pone agua en el plato de debajo y se deja que absorba.

2 / 21

Costilla de Adán

Popularmente conocida como Costilla de Adán por sus hojas en forma de costilla, la Monstera deliciosa es una planta trepadora que resulta ideal para ambientes con poca luz. Originaria de la frondosa selva, puede sobrevivir con muy poca luz, motivo por que también se la suele ver a menudo en muchas porterías. Pero eso sí, le gusta la humedad (aunque no el encharcamiento). 

3 / 21

Lengua de suegra

La sansevieria, conocida popularmente como lengua de suegra por sus largas y afiladas hojas, es una planta de toda la vida que sobrevive en condiciones extremas y que gusta a casi todo el mundo. Tanto te la encuentras en una portería antigua como en una casa de diseño vanguardista. Requiere casi nulos cuidados y, en invierno, no hace falte que la riegues.  Para que crezca vertical y sus hojas no caigan, prefiere tiestos y macetas pequeñas que grandes y holgadas. 

4 / 21

Anturio rojo

El anturio (Anthurium), además de ser una de las flores más utilizadas en los ramos y centros flores que se hacen hoy en día, es una de las plantas de interior más resistentes, fáciles de mantener y agradecidas. Y es que florece prácticamente todo el año y siempre está bonito. Para ello, requiere luz indirecta, mantener la tierra humedecida (no encharcada), y pulverizar agua sobre las hojas para que no se sequen. 

5 / 21

Ficus benjamina

El ficus benjamina y todas las variedades de ficus reinan en las casas desde hace años. ¿Por qué? Pues porque con poquísimos cuidados y cero habilidad para cuidar las plantas tienes un frondoso rincón verde en casa. Solo regar cuando la tierra deje de estar humedecida y sin encharcar.

6 / 21

Cactus y crasas

Tanto los cactus como las plantas crasas o suculentas son las reinas de las plantas resistentes. Al ser originarias de desiertos y zonas con condiciones extremas, requieren poquísimos cuidado por no decir casi nulos. Lo único que requieren es estar ubicadas en zonas soleadas o con la mayor exposición solar, y mejor regarlas poco o nada que mucho. 

7 / 21

Potus

El potus o photos (Epipremnum aureum) es una de las plantas de interior más agradecidas que existen. No solo no requiere casi cuidados, sino que incluso puede sobrevivir solo con agua. Pon un tallo con uno de los extremos dentro de un recipiente con agua y verás como, poco a poco, va desarrollando raíces y creciendo como si nada. Y puede sobrevivir así meses y meses. 

8 / 21

Peperomia

Desde hace algún tiempo se han puesto muy de moda las peperomias. Hay muchísimas variedades con infinidad de aspectos distintos, pero todas tienen como denominador común su resistencia. Necesitan algo más de agua que las plantas crasas o suculentas, pero no mucha tampoco. Y aguantan bien en ambientes en los que no tengan mucho sol directo.

9 / 21

Cintas

Las cintas (Chlorophytum comosum), conocidas antiguamente como las malas madres porque sacan a sus retoños en unos tallos colgantes como si los expulsaran de la maceta, son una de esas plantas que hay en casi todas las casas de las abuelas. La variedades con las hojas ribeteadas requieren más luz que las que son totalmente verdes. Pero aguantan en casi cualquier ubicación, desde las más soleadas a las más sombreadas. 

10 / 21

Espatifilo

Los espatifilos (Spathiphyllum), esta planta de brillantes hojas verdes y flores blancas que recuerdan a las calas o lirios de agua, aguantan un bombardeo y, además, limpian el aire. Sí, sí. Según los expertos, esta planta tiene la capacidad de filtrar y retener los elementos tóxicos del aire. Mejor luz indirecta y agua sin cal si no quieres que se le sequen las puntas de las hojas.

11 / 21

Tillandsia

La tillandsia, o también conocida como bromelia, es una planta de la familia de las bromeliáceas emparentada con el típico clavel del aire que cuelga de muchos balcones. Vive bien tanto en interior como en exterior y requiere mucha luminosidad, pero evitando sol directo. Y no necesita casi riego, basta con rociar las hojas dos o tres veces por semana y de vez en cuando añadir un poco de abono a ese agua.

12 / 21

Espina de cristo

La espina de Cristo (Euphorbia milii) es otra de esas plantas de toda la vida que se han dejado de ver en muchas casas, pero que en otras se continúa adorando literalmente. Y es que, además de ser muy resistente, tiene una floración preciosa siempre y cuando estén en un lugar bien soleado.

13 / 21

Ficus pumila

Contrariamente a lo que muchas veces se piensa, los ficus no siempre son de hojas grandes, como el Ficus elastica, y aspecto arborescente, como el Ficus benjamina. En este caso es una planta de hojas pequeñas y aspecto colgante dado que es una planta trepadora en origen. Debe regarse regularmente, pero evitando encharcarlo y reduciendo al mínimo los riegos en invierno. Si pulverizas sus hojas con agua regularmente, lucirá más.

14 / 21

Árbol de jade

A la Crassula ovata se la conoce como árbol de jade por sus carnosas hojas de color verde. Es una planta crasa que requiere cero cuidados y que puede vivir tanto en el interior como en el exterior, en maceta o en el suelo. Agradecida, no, lo siguiente. Es prácticamente inmortal.

15 / 21

Cactus de Navidad o Santa Teresita

El schlumbergera se conoce como cactus de Navidad o Santa Teresita y es muy apreciado por las preciosas flores que le salen en la punta de los tallos alrededor de Navidad, aunque puede florecer casi todo el año. El color más habitual de las flores es el rosa, pero también hay variedades de flor roja y blanca. Si no te florece, quizás es poque no está recibiendo suficiente luz. Colócalo junto a una ventana soleada.

16 / 21

Drácena de hoja fina

La drácena de hoja fina (Dracaena marginata) es ideal para añadir un toque exótico y natural a cualquier rincón de la casa. Sin embargo, ten cuidado si tienes mascotas ya que sus hojas pueden ser tóxicas tanto para perros como para gatos. Soporta prácticamente todas las condiciones de luz. Y solo hay que regarla cuando tiene la tierra seca y sin encharcarla.

17 / 21

Tronco de Brasil

Otra drácena muy resistente y popular entre las plantas de interior es el Tronco de Brasil (Dracaena fragrans). Le gustan los ambientes bien iluminado, pero mejor con sol indirecto. Y como en el caso de la drácena de hoja fina solo hay que regarla cuando tiene la tierra seca y sin encharcarla.

18 / 21

Palmera de salón

Palmera de salón o Camadorea (Chamaedorea elegans) es una pequeña palmera tan fácil de mantener que se ha ganado un sitio destacado en el podio de las plantas de interior resistentes. Además, por su reducido tamaño, te permite tener una palmera dentro de casa sin necesidad de mucho espacio. Aguanta prácticamente casi cualquier exposición. Y requiere riego moderado, así como dejar secar la capa superficial de tierra entre riegos.

 

19 / 21

Kalanchoe

El Kalanchoe es otra planta crasa muy apreciada por los pocos cuidados que requiere, y en su caso, porque a diferencia de otra plantas suculentas, tiene una abundante y vistosa floración. Requiere ambientes luminosos y riego moderado, dejando secar la capa superficial de la tierra entre riegos. 

20 / 21

Aloe vera

El aloe es una planta suculenta que, además de tener infinidad de propiedades, prospera en casi cualquier ambiente y exposición. Como el resto de plantas crasas, no te pases regándolo sobre todo de otoño a primavera.

21 / 21

plantas interior resistentes rincon comoda espejo macetas

Como has visto en las imágenes, hay infinidad de opciones para no tirar la toalla con las plantas de interior aunque te consideres una negada. Y es que entres estas 20 plantas de interior resistentes, hay para todos los gustos y exposiciones, y casi todas requieren entre poco y cero mantenimiento. Así que no renuncies a tener plantas, una de las tácticas infalibles para conseguir una casa más feliz.

Las mejores plantas de interior fáciles de cuidar

  1. El árbol de jade (Crasula ovata). Es la reina de las suculentas, una familia de plantas que requieren cero cuidados.
  2. El potus o photos (Epipremnum aureum). No solo necesita poco mantenimiento, sino que incluso puede sobrevivir solo con agua.
  3. Las cintas (Chlorophytum comosum). Conocidas como las malas madres porque sacan a sus retoños de la maceta, están en casi todas las casas de las abuelas.
  4. El espatifilo (Spathiphyllum). De brillantes hojas verdes y flores blancas aguanta un bombardeo y, además, limpia el aire.
  5. La lengua de suegra (Sansevieria). Sobrevive en condiciones extremas y tanto te la encuentras en una portería antigua como en una casa de diseño vanguardista.
  6. El anturio rojo (Anthurium). Es poco exigente y súper agradecido. Florece prácticamente todo el año y siempre está bonito.
  7. El ficus (Ficus benjamina). Los ficus reinan en las casas porque con poquísimos cuidados y cero habilidad tienes un frondoso rincón verde.
  8. La drácena de hoja fina (Dracaena marginata). Con porte de palmera, es ideal para añadir un toque exótico a cualquier rincón de la casa.
  9. La costilla de Adán (Monstera deliciosa). Triunfa por ser poco exigente y por tener unas exóticas hojas en forma de costillar de lo más fotografiadas en Instagram.
  10. La violeta africana (Saintpaulia). Si la pones en un lugar protegido y expuesto al sol es más que probable que florezca más de una vez al año.

Escoge la planta que más te conviene...

  • Si buscas plantas de interior con poco mantenimiento, opta por los cactus y las suculentas, como el árbol del jade, el aloe, o el cactus de Navidad. Casi no se tienen que regar y requieren mínimos cuidados.
  • Si tienes poca luz, decántate por plantas selváticas que prefieren estar alejadas del sol directo como la costilla de Adán, las cintas o los potus. Prosperan súper bien en ambientes oscuros.
  • Si quieres plantas de interior con flor, el anturio rojo, la violeta africana o el espatifilo te darán muy buenos resultados: abundantes y prolongadas floraciones sin tenerte que preocupar en exceso por ellas.
  • Si te van las plantas de interior tipo palmera, tienes la drácena de hoja fina, el tronco de Brasil, y la palmera de salón. Aportarán un toque exótico y tropical a cualquier rincón de tu casa.
  • Si buscas plantas de interior grandes (o tipo arbolito), prueba con el ficus benjamina y otros ejemplares de porte arborescente de esta familia como el ficus elastica, el ficus lyrata (con hojas en forma de lira) o el ficus ali (con hojas que recuerdan a las del eucalipto).
  • Si prefieres plantas de interior pequeñas, cualquier peperomia te encajará a la perfección, así como también el ficus pumila, el kalanchoe, cactus y plantas crasas.
  • Si te gustan las plantas de interior "antiguas", prueba con la costilla de Adán, la lengua de suegra o las cintas. Le darán a tu casa un toque vintage. O llénala de potus, la reina de las plantas de interior de los años noventa.

Tres consejos básicos para negados

¿Cuál el mejor sitio para las plantas de interior?

  • Salvo los cactus y las suculentas, la mayoría de plantas de interior son plantas selváticas que, en condiciones naturales, viven en ambientes húmedos y sombreados. Así que, por norma general, aléjalas de las corrientes de aire y el sol directo.

¿Cada cuánto tengo que regar las plantas?

  • Ante la duda, siempre es mejor regar poco que regar mucho. La mayoría de plantas aguantan la sequedad unos días porque van tirando de la humedad ambiental. Pero, en cambio, no soportan el encharcamiento. Se ahogan literalmente.
  • Un truco para saber cuándo es necesario regar es tocar la tierra. Exceptuando el caso de los cactus, si el sustrato está seco, hay que regar. Si está húmedo, aunque haya pasado bastante tiempo desde el último riego, no le añadas más agua.

¿Es necesario abonarlas?

  • Como todos los seres vivos, las plantas viven mejor si de vez en cuando les das un aporte de alimento extra. De vez en cuando añade al agua de riego unas gotas de abono líquido, pero por precaución siempre una cantidad inferior a la recomendada por el fabricante del producto. Como en el caso del agua, mejor pecar de austera que pasarte de la raya. Si pones demasiado abono, se queman.

¿Tienes una terraza o balcón y quieres saber cuáles son las mejores plantas de exterior?

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?