Recetas

Aptas para dieta

50 cenas ligeras para adelgazar súper deliciosas (y fáciles de hacer)

Si estás a dieta y ya no sabes qué hacer para cenar, toma nota de estas cenas ligeras, fáciles y apetitosas.

Por Nacho Benavides | Actualizado el 31 de octubre de 2018, 09:47

cenas ligeras judias verdes patata sepia. Judías verdes con patata y sepia

Judías verdes con patata y sepia

Coge un puñado judías verdes, despúntalas, lávalas y trocéalas. Pela la patata, lávala y pártela en tacos. Cocínalas ambas hervidas o al vapor. Limpia la sepia y troceala. En una sartén antiadherente, calienta un hilo de aceite, agrega unos ajos en láminas y dóralos. Incorpora las judías verdes y las patatas, saltea todo junto y condimenta con sal, pimienta y perejil. Saltea la sepia en una sartén aparte, hasta que se dore por todos lados, retírala y sazona. Reparte las judías y las patatas en platos, agrega la sepia y sirve.

1 / 50

cenas ligeras pavo champinones papillote. Pavo con champinones en papillote

Pavo con champinones en papillote

Engrasa una plancha con unas gotas de aceite, y dora unas tiras de pechuga de pavo. Lava y pela unas cebollas y córtalas en cuartos. Lava y corta por la mitad unos champiñones. Mientras precalientas el horno a 200º, prepara el papillote. En una fuente refractaria, coloca una hoja grande de papel de hornear. Pincela el interior con aceite. Coloca sobre él las cebollas, los champiñones, las tiras de pavo y una ramita de romero. Junta las esquinas del papel y retuércelas para sellarlas. Hornea 25 minutos y ya estará listo para gustar.

2 / 50

cenas ligeras sepia alcachofa champinones. Sepia con alcachofas y champinones

Sepia con alcachofas y champinones

Precalienta el horno a 180°. Forra el interior de una fuente refractaria con una hoja de papel sulfurizado y añade, láminas de champiñón lavado, alcachofas lavadas y cortadas en rodajas, berenjena y pimiento verde y rojo cortados en dados, y sepia lavada y cortada en daditos también. Añádele perejil picado. Mézclalo todo, salpimienta, rocía con 2 cucharadas de aceite y hornea durante unos 20 minutos. Retira la fuente del horno y sirve con unas gotas de aceite de oliva crudo y un poco más de perejil picado. Una cena súper fácil con solo 190 calorías.

3 / 50

receta salteado brocoli solomillo cerdo. Wok de brócoli con solomillo

Wok de brócoli con solomillo

En un wok o sartén antiadherente, saltea cebolla cortada en juliana. Añade ramitos de brócoli lavados y escurridos y vuelve a saltear. Cuando el brócoli haya adquirido un color más intenso, agrega unas tiras de solomillo de cerdo, pollo o pavo. Saltea hasta que la carne se dore, incorpora unos anacardos, salpimienta, riega con miel diluida en un poco de agua y mostaza. Y decora con sésamo y perejil. Es una de las recetas con brócoli para los (NO) fans de la verdura.

4 / 50

cenas ligeras salmon vapor patatas. Salmón al vapor con patatas

Salmón al vapor con patatas

Lava unos lomos de salmón y cuécelos al vapor durante 4 o 5 minutos. Retíralos, sepáralos un poco en lascas y salpimiéntalos ligeramente. Repártelos en platos junto con unos guisantes y unas patatas hervidas o al vapor, y riega con salsa de yogur. Para hacerla, mezcla yogur desnatado con un poco de zumo de limón, aceite, sal, pimienta y, si te gusta, ajito picado. Completa el plato espolvoreando un poco de eneldo por encima. Una cena completísima con no más de 315 calorías.

5 / 50

bocadillo tortillas. Bocadillo de tortillas

Bocadillo de tortillas

En lugar de tirarte al pan cuando llega la noche y aprieta el hambre, haz una tortilla alargada, divídela en dos partes, y utilízalas como si fueran rebanadas de pan con jamón, queso bajo en grasa y hojas de canónigo en medio. Una receta con el doble proteínas que te deja llena pero no te pesa como el pan.

6 / 50

Pechuga de pollo a la plancha al limón y con patatas. Pechuga de pollo al limón

Pechuga de pollo al limón

Para no caer en el típico pollo a la plancha con ensalada, prueba esta receta de pechuga al limón con patatas al horno. Te aportará todos los nutrientes que necesitas sin perjudicar la línea y te encantará. Ver receta. 

7 / 50

judias verdes con citricos y frutos secos. Judías verdes con frutos secos

Judías verdes con frutos secos

Hierve al vapor o en un estuche en el microondas un manojo de judías verdes bien lavadas. Con unos cinco minutos es suficiente. Para darle un toque más apetitoso, espolvorea por encima frutos secos y requesón desmenuzado. Y para que sea más sofisticado, añade ralladura de piel de limón o de naranja, que le dará un toque cítrico y súper fresco. 

8 / 50

Tortilla de patatas súper light

Tortilla de patatas súper light

Un solución para la cena es hacer una tortilla de patatas súper light como la nuestra. Para rebajarle 250 calorías a la receta tradicional, hemos cocido las patatas en lugar de freírlas (que es lo que las convierte en una auténtica bomba calórica), hemos puesto una yema por cada dos claras, y la hemos cuajado en una sartén antiadherente, lo que te permite reducir el aceite a la mínima expresión. Ver receta. 

9 / 50

guisantes con calamares. Guisantes con calamares

Guisantes con calamares

Si llegas muerta de hambre a la hora de cenar, puedes prepararte unos guisantes con calamares, que es uno de los 20 alimentos imprescindibles de una dieta saciante, porque están llenos de proteínas (que te hacen sentir llena antes), tienen muy pocas calorías (si no se rebozan y se fríen en mucho aceite), y como su carne es firme te hace masticar más lentamente y aumenta la sensación de saciedad. Ver receta.

10 / 50

cenas ligeras salmon brocoli. Brócoli con salmón a la plancha

Brócoli con salmón a la plancha

Por un lado, lava y trocea el brócoli en ramitas, y cuécelo al vapor 4 minutos para que quede al dente. Y por otro, haz unos lomos de salmón a la plancha. Si quieres darle un toque más sofisticado, puedes saltear ajo picado, mezclarlo con un poco de eneldo, miel, zumo de limón, aceite, sal y pimienta, y cubrir con esta mezcla los lomos. 

 

11 / 50

cenas ligeras verduras brocoli huevo papillote. Verduras en papillote con huevo cocido

Verduras en papillote con huevo cocido

Para hacer este plato solo tienes que coger unas verduritas (brócoli, espárragos silvestres, zanahoria, puerro y calabaza) lavadas y cortadas y ponerlas en un sobre de papillote (o un estuche de silicona) y hornearlas a temperatura máxima unos 20 minutos para que queden al dente. Mientras, cuece unos huevos y ponlos encima de las verduras cuando lo vayas a servir, junto con un poco de aceite de oliva y perejil picado. 

 

12 / 50

Tallarines de calabacin con queso fresco. Tallarines de calabacín con queso fresco

Tallarines de calabacín con queso fresco

Si te pierde la pasta, puedes cenar unos tallarines de calabacín hervidos o salteados, y acompañados de un queso fresco o cremoso bajos en calorías como, por ejemplo, el requesón. Una receta 100% libres de culpa que funciona como alternativa a la pasta, y es vistosa... ¡y exquisita!

13 / 50

cenas ligeras esparragos gambas salteados. Salteado de espárragos y gambas

Salteado de espárragos y gambas

En una sartén con un hilo de aceite, saltea por tandas unos espárragos trigueros y unas gambas peladas. Luego, sofríe un poco de ajo y cebolleta tierna. Finalmente, añade los espárragos, el marisco y unos brotes de soja, y saltéalo todo junto para que se mezclen los sabores. Puedes hacer una salsa sofriendo las cabezas y caparazones de las gambas, añades 1 vaso de agua, dejas reducir hasta la mitad, retiras y pasas por el chino. 

14 / 50

merluza al vapor con verduritas. Merluza al vapor con verduritas

Merluza al vapor con verduritas

Aquí tienes una cena completa, ligera y riquísima a base de pescado, calabaza, alcachofas, brócoli, judías verdes y un sabroso aceite aromatizado. Ver receta. 

15 / 50

brocheta de pollo con salteado de verduras. Brochetas de pollo y verduritas

Brochetas de pollo y verduritas

Aquí tienes la prueba de que las cenas de dieta no tienen por qué ser poco apetitosas. El truco es transformar el clásico plato de pollo o pavo a la plancha con verdura en lo que ves. Corta la pechuga en tiras, insértela en brochetas y hazla a la plancha. Acompáñalas de unas verduritas hervidas, al vapor o al microondas y saltéalas luego con un hilo de aceite un par de minutos. Es una de las recetas para adelgazar... ¡fáciles y apetitosas!

16 / 50

espinacas con bacalao y pasas paso a paso. Espinacas con bacalao

Espinacas con bacalao

Las espinacas resultan súper ligeras porque tienen un alto contenido en agua (89%), y al mismo tiempo son muy recomendables por ser la verdura con mayor proporción de hierro y un alto contenido en calcio y potasio, además de otro minerales y vitaminas. Y combinadas con bacalao y frutas desecadas dan como resultado una cena ligera pero muy completa. Ver receta. 

17 / 50

cenas ligeras gambas verduras salteadas. Verduras salteadas con langostinos

Verduras salteadas con langostinos

Es súper sencillo. Solo tienes que coger pimientos de tres colores y cebolla morada. Lavarlos y cortarlos en tiras finas. Saltearlos en una sartén antiadherente con un hilo de aceite. Y cuando ya casi estén al punto, añadir unas colas de langostino o unas gambas peladas y saltear un par de minutos más. Si quieres darle un toque oriental, también le puedes añadir unos brotes frescos de soja, y una pizca de salsa de soja. 

18 / 50

Pizza de verduras. Pizza ligera de verduras

Pizza ligera de verduras

Estar a dieta no es incompatible con comer platos apetecibles como una pizza. Con solo poner la mitad de queso y añadir más vegetales que carne, te estarás evitando unas 200 kcal. Y si no, prueba nuestra deliciosa pizza light.

19 / 50

Vichyssoise súper ligera

Vichyssoise súper ligera

Si eres aficionada a esta crema de puerros de origen francés, te enamorarás de nuestra vichyssoise súper ligera, una receta vegetariana con 125 calorías menos que la tradicional y todo el sabor. El truco es súper sencillo: sustituir algunos de los ingredientes por versiones menos calóricas, pero no por ello menos sabrosas. Ver receta. 

20 / 50

cenas ligeras lenguado calabacin papillote. Lenguado y calabacín en papillote

Lenguado y calabacín en papillote

Precalienta el horno a 180 grados. Lava los lenguados (uno por persona), sécalos con papel absorbente y salpimiéntalos. Cortar 4 rectángulos grandes de papel sulfurizado, úntalos con aceite y pon encima el lenguado junto con unas rodajas de calabacín y cebolleta salteada. Cierra los paquetitos y hornéalos unos 12 minutos. También lo puedes hacer en una fuente de horno cubierta con papel sulfurizado o de aluminio, o incluso en un estuche de silicona en el microondas. 

21 / 50

brocoli vinagreta tomates secos. Brócoli con vinagreta de tomates secos

Brócoli con vinagreta de tomates secos

Como ves, una cena de dieta no tiene por qué ser poco apetitosa. Este brócoli con vinagreta de tomates secos solo tiene 183 calorías y, como puedes comprobar tu misma, un aspecto sencillamente irresistible. Ver receta.

22 / 50

mejillones salteados menta albahaca. Mejillones salteados con menta y albahaca

Mejillones salteados con menta y albahaca

Nos encantan los mejillones porque además de ser uno de los alimentos que menos engordan, están deliciosos, sacian mucho, y son aptos para la cena. Sin embargo, no tienes por qué limitarte a comerlos al vapor. Estos mejillones con menta y albahaca, por ejemplo, están riquísimos y solo tienen 132 calorías. Ver receta. 

23 / 50

huevos con brocoli bacon. Huevos con brócoli y tomatitos

Huevos con brócoli y tomatitos

En una cazuelita para el horno, coloca una base de tomatitos cortados por la mitad, ramitos de brócoli, taquitos de fiambre de pavo y uno o dos huevos cascados, y hornea hasta que la clara esté bien blanca. Así de rápido y fácil.

24 / 50

calamares a la plancha. Calamares a la plancha

Calamares a la plancha

Solo tienes que lavarlos bien, hacerles unos cortes paralelos a lo largo sin llegar al final y hacerlos a la plancha unos 3 minutos por cada lado. El truco para que queden deliciosos es acompañarlos con una salsita hecha previamente en el mortero con ajo, perejil y una pizca de guindilla picados junto con el zumo de medio limón y un par de cucharadas de aceite de oliva. Y para que sea más completo, lo puedes acompañar con unas verduritas salteadas o al vapor. 

25 / 50

huevo poche con judias verdes. Huevo poché con verduras

Huevo poché con verduras

Tanto si te cuesta comer verduras y hortalizas como si quieres innovar para no tomarlas siempre igual, esta receta se convertirá en tu nueva opción favorita. Prepararla es muy fácil y te aporta únicamente 156 calorías por lo que es ideal si buscas un plato completo pero súper ligero. Ver receta. 

26 / 50

rulos calabacin brandada. Rulos de calabacín con brandada

Rulos de calabacín con brandada

Con ayuda de un mandolina, haz láminas finas de calabacín y ásalas un par de minutos (también se puede hacer con el calabacín crudo, pero por la noche, mejor cocinado). Pon encima un poco de brandada de bacalao de la que ya venden hecha, o queso de untar bajo en grasa. Y finalmente, enróllalo. Además de fácil, exquisito y con un look irresistible.

27 / 50

merluza y verduras en papillote. Papillote de bacalao con verduritas

Papillote de bacalao con verduritas

La técnica del papillote tiene un sinfín de ventajas: se puede hacer con casi cualquier alimento, permite hacer preparaciones con la menor grasa posible, y conserva los sabores naturales de todos los ingredientes. Si quieres, puedes empezar por probar este papillote de bacalao con verduritas que solo tiene 235 calorías por ración. Además de ser una cena ligera y muy sana, es ultrafácil de hacer. Ver receta.

28 / 50

rollitos pollo rellenos jamon. Rollitos de ave rellenos de jamón

Rollitos de ave rellenos de jamón

Es súper fácil. Sobre unos filetes pollo o pavo, pon una loncha de jamón serrano. Enrolla y sujeta con un cordel o un palillo. Dóralos en una sartén antiadherente con un hilo de aceite. Una vez dorados, añade salsa de tomate, unas verduritas cortadas en taquitos, deja cocer tapado unos 10 minutos y ¡listo!

29 / 50

brochetas de langostino con calabacin. Brochetas de calabacín con langostinos

Brochetas de calabacín con langostinos

Es tan sencillo como lo ves. Solo tienes que ensartar en un palo de brocheta unas láminas de calabacín enrolladas, intercalarlas con un langostino pelado, y dorar a la plancha. Si no quieres que te quede crudo el langostino puedes usarlo ya cocido o saltearlo antes en una sartén antiadherente con un hilo de aceite.

30 / 50

Merluza. Merluza con judías verdes

Merluza con judías verdes

La merluza no solo tiene un alto poder saciante por su riqueza en proteínas, sino que, además, es muy sana por su contenido en omega 3 y calcio. La puedes hacer al vapor sobre una cama de judías verdes. Y luego ponerle por encima unas almendras picadas y gratinarla un poco para que quede más crunchi. 

31 / 50

sushi variado tradicional. Sushi variado

Sushi variado

La combinación de un poco de arroz cocido con un toque de pescado, encaja a la perfección como cena ligera. Y no es tan difícil de hacer ni tan caro como seguramente estás pensando. Con nuestros trucos para hacer sushi, verás que no tiene ningún misterio. Y con los ingredientes que hemos escogido para esta receta de sushi variado tradicional –salmón ahumado, aguacate y queso de untar–, no tienes que rascarte demasiado el bolsillo. Ver receta.

32 / 50

Ensalada de patatas, sardinas y curry

Ensalada de patatas, sardinas y curry

Esta ensalada de patatas, sardinas y curry es una opción perfecta si no tienes mucho tiempo para cocinar y no quieres renunciar a una cena completa y saludable. Y si utilizas la lata como plato, ni siquiera tienes que lavarlo después. Ver receta. 

33 / 50

revuelto esparragos gambas. Revuelto de espárragos y gambas

Revuelto de espárragos y gambas

En una sartén antiadherente rehoga con un hilo de aceite un ajito tierno, unas puntas de espárragos verdes (pueden ser en conserva), y unas gambitas peladas (congeladas si quieres para ahorrar más tiempo todavía). Espolvorea un poco de cebollino picado y, cuando ya estén, añade un huevo cascado y remueve hasta que quede cuajado, pero jugoso.

34 / 50

crema de calabacin light. Crema de calabacín light

Crema de calabacín light

Las cremas y sopas encajan a la perfección como cena de dieta siempre y cuando sean ligeras, como esta crema de calabacín light. Sustituyendo la nata por leche desnatada y un quesito bajo en calorías, así como prescindiendo de los picatostes u otros tropezones calóricos, logramos que solo tenga ¡97 calorías! Ver receta. 

35 / 50

Merluza con vinagreta

Merluza con vinagreta

A menudo, asociamos el pescado hervido a un plato insípido y aburrido, pero no tiene porqué ser así. El de esta receta es tan ligero como delicioso. ¿El secreto? Cocinar la merluza y las verduritas al vapor, que permite conservar más nutrientes y todo el sabor sin aportarle nada de grasa. Y añadirle una salsa ligera, pero suculenta. Un plato de dieta ¡para chuparse los dedos! Ver receta.

 

36 / 50

lasaña de judias verdes baja en calorias. Lasaña de judías verdes baja en calorías

Lasaña de judías verdes baja en calorías

Sustituyendo la pasta por láminas de judías verdes obtienes una lasaña con la mitad de calorías que la tradicional, y apta como cena ligera. Ver receta.

37 / 50

Salmón con verduritas

Salmón con verduritas

El salmón con verduras salteadas es uno de los reyes de casi todas las dietas. Lleva los sanísimos omega 3 del salmón; la fibra, las vitaminas y los minerales de las verduritas; y, encima, no es excesivamente calórico. Resultado: un plato ligero, equilibrado, sabroso y que se hace en un suspiro. ¿Se puede pedir más? Ver receta. 

38 / 50

huevo revuelto con pimiento. Huevos revueltos con pimiento

Huevos revueltos con pimiento

Esta receta con huevo es una combinación muy nutritiva y ligera que encaja a la perfección como cena improvisada en un abrir y cerrar de fogón. Ver receta. 

39 / 50

Lomo con queso y pimiento

Lomo con queso y pimiento

Las carnes magras, como el lomo, tienen mucho menos grasa que otras. Así que puedes permitirte esta versión del clásico pepito de lomo de cerdo con pimientos de toda la vida, pero mucho más ligero al prescindir de los panecillos con los que se sirve normalmente. Y si renuncias a la salsa y pones una loncha de queso bajo en calorías y los pimientos del piquillo tal cual, solo tardarás en cocinarlo lo que tardes en calentar la plancha y freír el lomo. 

40 / 50

recetas lata sardinas con escalivada. Sardinas con escalivada

Sardinas con escalivada

También puedes hacer una ensalada con con pimientos, berenjenas, cebolla u otras hortalizas asadas, y añadirle encima anchoas, boquerones, atún, o incluso sardinas de lata, que dan mucho juego y son sanísimas. 

41 / 50

que cenar por la noche2. Espinacas con gambas y piñones

Espinacas con gambas y piñones

Es una cena completa y saciante que tiene de base la verdura, por un lado, y un aporte de proteínas y grasas sanas, por el otro. Para hacerla solo tienes que saltear unas espinacas hervidas junto con unas gambas peladas, unos piñones y, si quieres, incluso unas gulas. 

 

42 / 50

brochetas de calamar y salmon. Brochetas de calamar y salmón

Brochetas de calamar y salmón

Monta unas brochetas alternando verduras con calamar y salmón cortado en dados. Salpimienta, úntalas con una mezcla de ajo, perejil, zumo de limón, aceite y sal machacados en un mortero. Y hazlas a la plancha unos 2-3 min por cada lado. Una cena fácil, deliciosa y muy ligera.

43 / 50

Anillas de calamar al vino con alcachofas

Anillas de calamar al vino con alcachofas

Si buscas una cena ligera, súper saciante y riquísimo al mismo tiempo, tienes que probar estas anillas de calamar y alcachofas al vino 100% libres de culpa. No pasan de las 270 calorías. Y además son súper saludables por la combinación del poder saciante de los calamares con el poder diurético de la alcachofa. Ver receta.

44 / 50

Espaguetis con gambas y almejas bajos en calorías

Espaguetis con gambas y almejas bajos en calorías

La pasta no tiene porqué estar reñida con la cena y con la dieta si haces la cantidad adecuada y le buscas una buena compañía como en estos deliciosos espaguetis con gambas y almejas. Tienen casi 300 calorías menos que un típico plato de pasta con salsa y queso. Ver receta. 

45 / 50

salmon pina esparragos. Salmón con piña asada y espárragos

Salmón con piña asada y espárragos

Más que fácil, ¡ultrafácil! Solo tienes que saltear unos espárragos verdes, asar en la misma sartén unos triangulitos de piña natural, y juntarlo con una suprema de salmón a la plancha o el pescado que más te guste.

46 / 50

crema de calabaza al curry. Crema de calabaza al curry

Crema de calabaza al curry

Aquí tienes una crema de calabaza ligera, vegetariana y 100% vegana, con un sabor delicioso y un look irresistible. Quien la prueba, repite sí o sí. Ver receta.

47 / 50

merluza plancha verdura. Merluza a la plancha con verdura salteada

Merluza a la plancha con verdura salteada

Es súper fácil. Solo tienes que coger verduras que tengas a mano (cebolla, zanahoria, calabacín...) y cortarlas en tiras con ayuda de una mandolina de cocina o un pelapatatas. Luego, las salteas hasta el punto que desees y lo acompañas con una rodaja de merluza a la plancha u otro pescado o carne. Se hace en un plis plas y está para chuparse los dedos.

48 / 50

pechuga pollo plancha verduras vapor. Pechuga de pollo con verduras

Pechuga de pollo con verduras

Para ir súper rápido, lo único que tienes que hacer es cocinar las verduras lavadas y cortadas con un estuche de silicona o un recipiente apto para el microondas. Para que las verduras queden al dente, basta poner un hilo de agua en el fondo, agregar por encima un hilo de aceite y especias aromáticas, y cocinar a la máxima potencia entre 5 y 10 minutos dependiendo de la textura que busques. Mientras se hacen, te da tiempo a hacer la pechuga a la plancha.

49 / 50

salmon horno brocoli verduras. Salmón al horno con bimi y verduras

Salmón al horno con bimi y verduras

Limpia 8 ramas de bimi y lávalas junto con otras verduras (zanahoria, judías tiernas, tirabeques, cebolletas) cortadas en láminas finas con una mandolina. Limpia el salmón, retirando las posibles espinas, lávalo y sécalo bien. Precalienta el horno a 200°. Reparte las verduras en 4 trozos grandes de papel para hornear, añade el pescado encima. Sazona y riega con un hilo de aceite. Cierra bien y hornéalos unos 15 min. Y ya está. Lo puedes aliñar con zumo de limón, aceite y semillas de sésamo.

50 / 50

La cena de dieta perfecta varía mucho de lo que hayas comido a lo largo del día y de tu actividad física. Pero, por norma general, debe ser ligera (que no equivale a escasa o inexistente) y completa al mismo tiempo. No te pierdas en la galería 40 ideas de cenas ligeras para adelgazar que no engordan y que podrás hacer en pocos minutos.

Qué cenar para adelgazar sin pasar hambre

Aunque no hay ningún alimento literalmente prohibido a la hora de cenar, sí que hay que tener en cuenta diversos consejos. Así evitarás caer en excesos, y lograrás unas cenas de dieta más digestivas, lo que facilita el descanso.

  • Verduras y hortalizas cocinadas. Por la noche es preferible tomar la verdura salteada, cocida, al vapor o en forma de cremas calientes o frías. La ensalada y las hortalizas crudas, en cambio, pueden provocar hinchazón, o hacer más pesada la digestión.
  • Pescados y carnes blancas. El pescado resulta mucho más digestivo que la carne. Y entre las carnes, mejor si son magras y blancas (pollo, pavo, conejo...). Pero no es cierto que la cena tenga que ser rica en proteínas. Basta, por ejemplo, con 60-80 g de pescado o pollo.
  • No a la comida precocinada. Aunque pueda parecer muy ligera suele ser rica en grasas saturadas, sal e incluso azúcar. Además, puede contener muchos aditivos, que tomados en exceso pueden ser perjudiciales para la salud.
  • Huye de los embutidos. Las carnes procesadas tienen mucha grasa, sobre todo saturada, que te hace ganar peso, y también mucha sal. Descubre cuánto engordan los embutidos: jamón, chorizo, pavo…
  • Peligros de cenar solo fruta. Parece una cena ligera, pero, en realidad, aporta fructosa, cuyo exceso acaba convirtiéndose en grasa. Y si quieres saber más, consulta nuestro consultorio sobre cómo y cuándo comer fruta.
  • Ojo con el yogur. Es un clásico de las cenas ligeras, pero un auténtico error si se convierte en lo único que cenas.
  • Sí a las infusiones. Después de cenar, nada de café o té, que son muy excitantes. Puedes tomarte una infusión de anís, hinojo, manzanilla, hierba luisa o tila. Son digestivas y combaten la pesadez.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?