#yomequedoencasa

10 alimentos que deberías evitar durante la cuarentena

¿Tienes la sensación de que si la cuarentena se alarga vas a salir rodando?, ¿te has comido esa compra masiva que hiciste y solo han pasado 3 días? Tranquila, estamos todos igual. Sigue leyendo y descubre qué es mejor evitar estos días.

Actualizado a

Escrito por:

Clara Esmandia

Actualizado a

antojos comida

Ayer oí un audio de whatsApp muy gracioso de una mujer riendo porque había oído a una cajera de un supermercado decir "pero vamos a ver, qué os pasa, si os va matar antes la diabetes y el colesterol que el coronavirus de todo lo que estáis comprando".

Estamos todos igual, viviendo esta situación con ansiedad, comprando demasiado y comiendo en exceso. Y es muy normal y comprensible sufrir esa ansiedad en estos momentos y calmarla comiendo. Nuestro cerebro está intranquilo con tanto cambio y también con las noticias que nos bombardean las 24 horas.

Vence la ansiedad por comer

Podemos frenar esa ansiedad a través de la alimentación. ¿Cómo? evitando aquellos alimentos que te van a poner más de los nervios. Te contamos cuáles son para que en tu próxima salida a hacer la compra los evites:

  1. Queso. El queso, sobre todo el curado, es uno de los alimentos que contiene más sal. Y la sal hace aumentar tu ansiedad, porque contiene sodio que, consumido en exceso, disminuye las reservas de potasio, un mineral muy importante para el buen funcionamiento del sistema nervioso. Y además, es muy fácil hacer "pop" con el queso y que no haya stop. Compra queso fresco y tierno y limita las cantidades.
  2. Chuches. Solo te aportan azúcar y lo hacen de golpe. El sistema reacciona segregando insulina para controlar la oleada de azúcar. Lo cual hace que esta oleada baje y vuelvas a tener esa hambre que no es hambre pero que te empuja a seguir comiendo más azúcar. Si este ciclo continúa (chuches, bajón, más chuches) se puede producir un estado de ansiedad constante conocido como depresión del azúcar. Hazte un favor y evita los pasillos de chuches en el supermercado.
  3. Vino. El alcohol tiene una acción depresora del sistema nervioso que podríamos creer que combate el estrés... pero si te excedes provoca más fatiga, cambios de humor y dependencia (y resaca, claro). Por no hablar de las calorías escondidas del alcohol...
  4. El café. Un básico imprescindible para empezar el día con energía, pero durante esta época de cuarentena no te excedas. Puede disparar tu ansiedad y no te conviene. Limítalo como máximo a dos tazas al día. Por cierto, para endulzarlo hazlo así.
  5. Patatas chips. Las patatas chip de bolsa pueden estar hechas con grasas saturadas, un tipo de grasa que inhibe la secreción de serotonina, la hormona de la felicidad. Además, es un alimento muy salado, lo que también afecta al sistema nervioso. Si te apetecen patatas, que sean caseras y al horno. ¡Deliciosas!
  6. Bollería. Un bollo contiene azúcar, harinas refinadas, grasas y más sal de la que crees, vamos la combinación perfecta para aumentar tu nerviosismo y tu ansiedad por comer.
  7. Ultraprocesados en general. En estos días de encierro la mejor recomendación es apostar por la comida real y los buenos procesados. Son tus mejores aliados para hacer frente a la ansiedad provocada por el encierro. No solo te aportan los nutrientes que tu cuerpo necesita si no que te ayudan a pasar algo más de rato en la cocina, lo cual puede ser relajante y terapéutico.
  8. Embutidos picantes. Las personas que se estresan con facilidad pueden tener problemas digestivos. La comida picante puede afectarte si sufres acidez. Por lo tanto, si sueles tener gastritis, digestiones difíciles debido al estrés o siempre te sientes hinchada, evita el picante en estos días de confinamiento.
  9. ¿Te da por los cacahuetes? Frititos, con miel y salados, la mezcla perfecta para llevarte al cielo de los sabores, pero también para convertirse en algo tremendamente adictivo y estresante para tu sistema nervioso central. Opta mejor por los frutos secos al natural que te ayudarán a estar más tranquila ya que contienen triptófano.
  10. Caramelos sin azúcar. No contienen azúcar pero sí edulcorantes, que pueden afectar a tus nervios. Como el aspartamo, un edulcorante del que si se abusa se cree que podría estimular en exceso las glándulas suprarrenales y provocar estrés.

Y tranqui, nada de culpabilidad. Con la que está cayendo no pasa nada por tomarse un vino y un queso bien rico (pero no cada día). Solo queremos ayudarte a que te cuides un poquito más pero sin amargarte la vida. Ánimo que #tambienestopasará y #todosaldrábien.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?