Las croquetas son uno de los platos más populares y versátiles de nuestra gastronomía, pero también uno de los más difíciles de conseguir. Conseguir una masa cremosa, un rebozado crujiente y una fritura perfecta no es tarea fácil, y menos si queremos evitar el exceso de aceite y calorías. Por eso, muchos optan por usar la Airfryer, que permite cocinar los alimentos con muy poco o nada de aceite, manteniendo su sabor y textura.

Con la Airfryer puedes hacer unas croquetas caseras con el relleno que prefieras y conseguir un resultado espectacular: una capa exterior dorada y crujiente, y un interior cremoso y jugoso. Además, se ahorra tiempo, dinero y energía, ya que la Airfryer es más rápida, económica y ecológica que una freidora tradicional.

Hace poco te contamos cómo hacer en la Airfryer las patatas fritas para que no te queden duras, o una receta de huevos duros si no sabes cocinar. Hoy, te treamos uno de los mejores trucos de los cocineros para elaborar croquetas caseras en la Airfryer sin que se rompan y queden igual de crujientes, cremosas y deliciosas que si las hicieras fritas en la sartén. ¿Quieres descubrirlo? ¡Sigue leyendo!

¿Cómo hacer para que no se rompan las croquetas?

Una de las cuestiones que más nos hacemos a la hora de freir croquetas en la sartén o en la Airfryer es cómo hacer para que no se rompan. Estos pasos te serán muy útiles:

  1. Lo primero es hacer una masa de bechamel cremosa y consistente, sin grumos y con el relleno que prefieras. Deja reposar la masa en el frigorífico durante unas horas o incluso toda la noche, para que coja cuerpo y se pueda moldear mejor.
  2. Luego, forma las croquetas con las manos o con dos cucharas, y pásalas por harina, huevo batido y pan rallado. Puedes usar panko o repetir el rebozado dos veces, pero no más, para evitar que se abran.
  3. Después, calienta abundante aceite de oliva virgen extra en una sartén. Si salen burbujas rápidamente alrededor del palillo, el aceite está listo. También puedes freirlas sin aceite en la Airfryer, a una temperatura de unos 200º.
  4. Fríe las croquetas por tandas, sin poner muchas a la vez, para que el aceite no baje de temperatura. Las croquetas deben quedar sumergidas en el aceite y dorarse por todos lados. No las dejes más de uno o dos minutos, según el tamaño.
  5. Escurre las croquetas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite y sírvelas.

¿Cómo hacer unas croquetas en la Airfryer sin que queden DEMASIADO blandas o secas?

Ahora que ya sabes cómo hacer para que no se rompan, llega el momento de aprender a cocinarlas sin que queden blandas. Algunos cocineros han revelado la forma de hacer croquetas en la Airfryer de manera sencilla, pero con un resultado exquisito y de lo más crujiente. Uno de los trucos que más nos ha gustado ha sido el del chef Jordi Cruz, jurado de Masterchef y poseedor de seis estrellas Michelin, que ha compartido en una receta de croquetas caseras de espinacas para chuparse los dedos (y sin apenas aceite).

El truco de Jordi Cruz consiste en dejar reposar la masa de las croquetas en el frigorífico durante 12 horas, para que coja consistencia y se pueda moldear mejor. Luego, da forma a las croquetas con las manos o con dos cucharas, y las pasa por huevo, pan rallado, huevo de nuevo y panko, un tipo de pan rallado japonés que aporta más crujiente.

Después, precalienta la Airfryer a 200ºC durante 5 minutos, e introduce las croquetas en el cestillo con un poco de aceite. Por último, cocínalas durante 8 minutos ¡y listo!

Croquetas Airfryer
CANVA

Con este método, conseguirás unas croquetas dignas de un restaurante con estrella Michelin y un plato más saludable y ligero, sin renunciar al sabor. Además, es una receta muy versátil, ya que se puede adaptar a cualquier tipo de relleno. Jordi Cruz ha elegido unas croquetas de espinacas con frutos secos, pero se pueden hacer croquetas de jamón, pollo, queso, pavo setas o lo que prefieras.

Cómo hacer croquetas congeladas en la Airfryer y cuánto tiempo se necesita

  • Precalienta la freidora de aire a 200ºC durante unos minutos para que alcance la temperatura adecuada.

  • Coloca las croquetas congeladas en la canasta de la freidora de aire, sin que se toquen entre ellas ni con el borde de la canasta.
  • Si quieres obtener una textura más crujiente, puedes rociar ligeramente las croquetas con aceite en aerosol o pincelarlas con aceite de oliva.
  • Normalmente, las croquetas congeladas tardan entre 10 y 15 minutos en cocinarse adecuadamente en una freidora de aire precalentada, aunque dependerá de la marca y el fabricante.
  • Durante la cocción, es recomendable agitar ligeramente la canasta o darle la vuelta a las croquetas con unas pinzas para asegurarte de que se cocinen de manera uniforme y se doren por igual.
  • Una vez transcurrido el tiempo de cocción, retira las croquetas de la freidora de aire con cuidado y déjalas enfriar ligeramente antes de servirlas.
Croquetas airfryer
CANVA
huevo poche con judias verdes

Artículo relacionado

¡Otra de judías verdes!

Adiós, judías verdes con patata insípidas: si las cocinas así se las comerán hasta los niños

Anna Rodríguez Hurtado