El vizconde es 💖

Los Bridgerton: los 7 momentos más románticos de la segunda temporada

Repasamos los momentos en los que nuestro corazoncito se estremeció con la historia de Anthony Bridgerton y Kate Sharma. ¿Preparada para una buena dosis de amor-odio?

Segunda temporada de 'Los Bridgerton'
Netflix
Rocío Ponce autor
Rocío Ponce

Periodista especializada en actualidad, series, cine y televisión

Actualizado a

Si eres de las que se ha tomado la segunda temporada de Los Bridgertoncomo una auténtica maratón, te ha pasado como a nosotras. En en el grupo de Whatsapp de la redacción de Clara no se hablaba de otra cosa. Seguro que con tus amigas la historia ha sido parecida. Las expectativas tras una primera temporada de récord mundial estaban muy altas, pese a que todas sabíamos (y sufríamos) la salida del duque de Hastings de la historia de los nuevos episodios.

El nuevo protagonista, Anthony Bridgerton (el vizconde), prometía romance, pasión y buenas maneras. En la primera temporada le vimos ejercer de hermano mayor de Daphne, pero también dejarse llevar por sus instintos más básicos con su amante. El vizconde tiene fama de mujeriego, de alma libre, pero comienza la segunda temporada decidido a encontrar una vizcondesa que cumpla con todos los requisitos que tiene en mente. Y lo hará, pero no como él esperaba hacerlo.

El diamante de la temporada seguro que cumple con todo lo que busca el mayor de los Bridgerton. Si la Reina Charlotte elige a una chica como el mejor partido del momento, es porque sería ideal. Edwina Sharma tiene todo lo que Anthony busca excepto una cosa: él no está enamorado de ella sino de su protectora y terca hermana Kate. 

Kate y Anthony se conocen

1 / 7

Netflix

Kate y Anthony se conocen

A caballo y por el parque. Anthony cree ver a una dama en apuros (Kate Sharma) y, como vizconde gentil que es, sale galopando tras ese caballo que cree desbocado. Entonces se da cuenta de que la joven no está en peligro sino disfrutando de un momento y le pica la curiosidad. Cuando ambos paran comienzan un diálogo que les dejará con ganas de saber más el uno sobre el otro. Un encuentro muy romántico y en el que ya salta la primera chispa, pero se mantiene el misterio. Ninguno sabe quién es el otro... 

La tensión sexual crece en su primera discusión

2 / 7

La tensión sexual crece en su primera discusión

En el primer baile de la temporada (aún estamos en el episodio1), Kate Sharma descubre que el hombre del caballo es el vizconde Anthony Bridgerton. En un encuentro que ella provoca discuten por primera vez (la primera de muchas) y ella le recrimina esa lista de requisitos que debe tener la mujer que vaya a casarse con él. Una tensa y sexy conversación que no hace sino acrecentar el interés del uno por el otro, aunque es algo que negarán durante mucho tiempo. Por fin ha encontrado el vizconde una rival intelectual a su altura. La competitividad no ha hecho más que comenzar. 

Comienzan las risas en el barro

3 / 7

Netflix

Comienzan las risas en el barro

Durante el tercer episodio Anthony y Kate siguen conociéndose mientras el vizconde corteja seriamente a su hermana Edwina, convertida en el diamante de la temporada. Kate toma el papel de hermana protectora y no se fía de que este hombre pueda ser un buen marido para su querida hermana pequeña. Durante una partida de Pall Mall (parecido al críquet) ambos acaban solos en el bosque con una de sus discusiones habituales porque ninguno de ellos querrá ser el perdedor. Kate queda atrapada en el barro por culpa de los zapatos y el largo vestido y le pide que le ayude a salir. Acaban ambos tirados en el barro y riéndose de la situación y de sí mismos. Por fin un poco de aire fresco en su relación.

El momento picadura de la abeja

4 / 7

Netflix

El momento picadura de la abeja

El tercer episodio termina con una escena que marcará para siempre la historia de Anthony y Kate. En una de sus habituales discusiones el vizconde ve como una abeja se posa en el vestido de Kate. Comienza a ponerse muy nervioso al recordar que fue una picadura de este animal (ahora emblema de su familia) la que acabó con la vida de su padre. La abeja acaba picando a Kate en el escote y a Anthony le da un ataque de ansiedad. La joven no imagina otro modo de calmarlo que cogiendo su mano y poniéndola en su pecho para que note su latido. Está viva y nada va a pasarle. Se miran a los ojos y comienza su verdadero vínculo romántico

La boda imaginada

5 / 7

Netflix

La boda imaginada

Anthony y Edwina llegan al altar en el episodio 6. Las dudas del vizconde llegan a tal punto que cuando mira a su futura cuñada la imagina vestida de novia y a punto de casarse con él. Es en ese momento cuando Edwina descubre que lo que de verdad hay entre ellos no es odio (como le han hecho creer) sino una atracción realmente irresistible. ¿Quizá amor? Sale corriendo antes de dar el sí quiero y deja a Anthony y a todas las familias -incluida la Reina Charlotte- preocupadas por lo que acaba de suceder. 

La pasión les gana la partida

6 / 7

Netflix

La pasión les gana la partida

En el episodio 7 las familias ya se han visto llevadas al escándalo por la cancelación de la boda, los rumores, etc. Kate y Anthony se encuentran en el jardín de los Bridgerton. Comienzan una nueva discusión: 

-Nunca está de acuerdo. Ha sido así desde que nos conocimos en el bosque. Obstinada, inflexible, insensible al buen juicio y sentido común. 

-Puedo entender por qué eso sea un problema para un hombre como usted. Acostumbrado a salirse con la suya, a dar órdenes y jamás le escucharé ni a usted ni a alguien con quién esté tan en desacuerdo

(...)

-Jamás conocí a alguien como usted, me enloquece lo mucho que usted me consume. Mi familia está al borde de la ruina, estoy casi seguro de que mis hermanos me desprecian secretamente, mi madre también pese a que he vivido casi toda mi vida para ellos. Y aún así en lo único que puedo pensar y por lo que puedo respirar es usted. ¿Cree que quiero estar así? ¿Conteniendo mis pensamientos de que solo deseo estar con usted, huir con usted y desear ceder a mis más impuros deseos por mucho que tenga que recordarme a mí mismo que soy un caballero y usted una dama? Ese olor... sigue conmigo grabado en mi mente desde aquella noche del baile en aquella terraza. Lirios. ¡Debe parar! 

Están a punto de besarse y...

-¿Yo debo parar? Cuando ha sido usted todo este tiempo. Desplazando mi mundo de su eje, haciéndome reconsiderar todo lo que me he dicho en mi vida. Vine aquí decidida a salvar a mi familia, todo lo que he hecho ha sido por ellas. Es usted quien debe parar. Antes de que...

-¿Antes de que al fin hagamos algo por nosotros? Por favor, vaya dentro. ¡Kate, vaya dentro! 

-¿Qué le he dicho de usted y sus órdenes? 

La mira con pasión y se besan como nunca y esta vez sí que van mucho más allá llegando a practicar sexo en medio del jardín, de noche y con la banda sonora de How deep is your love? en una versión instrumental preciosa. La forma en la que está rodada es muy íntima, elegante y con un punto de vista feminista que no pasa desapercibido (vemos cómo él piensa en el placer de ella desde el primer momento).

El esperado final

7 / 7

Netflix

El esperado final

En los últimos minutos del episodio 8 se resuelven todos los líos que impiden que Anthony y Kate se conviertan en una pareja ideal. Reciben el apoyo de la Reina Charlotte -y con este el de la alta sociedad británica- y por fin se declaran su amor sin ningún tipo de tapujo. La escena es preciosa, un jardín lleno de flores, una noche perfecta en la que el vizconde se acerca cuando la ve sola. Se pregunta si aún piensa irse a La India y ella le dice que sí. Entonces él le explica que no la visitó porque no podría soportar imaginar su muerte (ella había tenido un accidente con el caballo que la dejó en coma varios días) y justo después afirma: 

-La amo, la he amado desde el momento de la carrera en el parque, la he amado en cada baile, en cada paseo, estando juntos, estando separados. No tiene que aceptarlo, no tiene que admitirlo, ni siquiera permitirlo y no lo hará, pero debe saberlo. En su corazón debe sentirlo porque yo lo siento. La amo

- No sé que decir. No creo que haya nada más que decir salvo que yo también le amo

- Quiero una vida que nos guste a los dos. Sé que soy imperfecto, pero voy a humillarme ante usted porque no puedo imaginar mi vida sin usted y por eso deseo que nos casemos

- Sabe que no va a haber ni un solo día que usted no me irrite

- ¿Es una promesa, Katherine Sharma? 

- Sí. Sí, es una promesa. 

-Muy bien, parece que por fin los dos estamos de acuerdo en algo

-Supongo que sí. 

Y entonces llega ese beso. Por fin el beso. Y los fuegos artificiales, ¡cómo no! 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?