¡Atenta!

Cómo reconocer que es un infarto si lo sufre una mujer

Te contamos los síntomas que deben alertarte de que una mujer sufre un infarto, porque las señales no son iguales en nosotras que en los hombres.

Actualizado a

Escrito por:

Clara Esmandia

Actualizado a

Los síntomas del infarto son distintos en la mujer que en el hombre. En nuestro caso, no son tan agudos y esto dificulta el diagnóstico, según la Fundación Española del Corazón. Además, tal y como se afirmó en el último Congreso de la Sociedad Española de Cardiología, solo un 39% de las mujeres sería capaz de reconocer que sufre un infarto, mientras que ellos nos llevan ventaja con un 57%. Te contamos cuáles son los síntomas más frecuentes que te pueden ayudar a identificarlo.

Síntomas de infarto

  • Dolor punzante en el pecho. Dura unos pocos minutos, o va y viene. Se puede sentir una presión incómoda o realmente dolor. A pesar de que los síntomas de un infarto en las mujeres son distintos que en el hombre, este continúa siendo el síntoma más típico también para nosotras.
  • Dolor en el brazo. El dolor pectoral también se puede irradiar a uno de los brazos o a los dos, pero esto suele ser más propio en los infartos que sufren los hombres.
  • Dolor agudo en la espalda y la mandíbula. Puede incluir dolor o malestar en uno o ambos brazos, la espalda, los hombros, el cuello, la mandíbula o la parte alta del estómago (por encima del ombligo, no debajo). Es un síntoma de infarto mucho más común en las mujeres que en los hombres.
  • Una fatiga inusual. Más de la mitad de las mujeres que sufren un infarto experimentan cansancio muscular o debilidad que no están relacionados con el ejercicio u otro tipo de actividad. Esta falta de energía repentina o inusual es uno de los síntomas más comunes de infarto en mujeres y uno de los que menos se tiene en cuenta. Y si no es un infarto, cuidado, podría seguir siendo algo serio...
  • Falta de aire. La falta de aire puede comenzar antes o al mismo tiempo que el dolor o malestar en el pecho, y puede incluso ser su único síntoma. ¡Ojo! Este síntoma suele aparecer de golpe. También puede experimentarse ansiedad repentina.
  • Dolor en el estómago. A la presión y el ardor en el pecho se le pueden sumar molestias en el estómago, en la parte alta del abdomen para ser más exactas. Si más que dolor, es hinchazón, ¡alerta, podría ser cáncer de ovario!
  • Sudores fríos. El sudor inexplicable o excesivo, o un repentino “sudor frío”, pueden ser señales de un infarto. Inconfundible. Este sudor frío es completamente diferente al del que produce la menopausia, que produce calor. Si lo notas, acude al médico.
  • Una fatiga inusual. Más de la mitad de las mujeres que sufren un infarto experimentan cansancio muscular o debilidad que no están relacionados con el ejercicio u otro tipo de actividad. Esta falta de energía repentina o inusual es uno de los síntomas más comunes de infarto en mujeres y uno de los que menos se tiene en cuenta.
  • Aturdimiento. Cuando empiezas a sufrir un infarto te puedes sentir aturdida, mareada y esto puede ir en aumento. Este síntoma suele ir acompañado de otras señales de alerta como el dolor en el pecho, del que ya hemos hablado. El desequilibrio y los mareos también son uno de los síntomas de un ictus, lee, lee...
  • Náuseas o vómitos. Las mujeres son dos veces más propensas que los hombres a experimentar náuseas, vómitos o, incluso, indigestión durante un infarto. A menudo, estas sensaciones son ignoradas como si se debieran a causas menos graves como una simple indigestión, algo que “ha sentado mal”.

Y si quieres saber cómo está tu corazón, haz nuestro test y descubre cómo cuidarlo para que esté más sano.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?