TE LO CONTAMOS TODO

Manicura rusa: la técnica para conseguir uñas perfectas durante 4 semanas

Hemos hablado con una experta en manicura y nos cuenta en qué consiste la manicura rusa y cuáles son las ventajas de esta técnica que arrasa en Instagram. ¡Sigue leyendo!

Actualizado a

Escrito por:

Laura Esteban

Actualizado a

Manicura rusa
@siberia_salon

La manicura rusa se conoce desde hace años, pero en España es ahora cuando ha empezado a ganar más adeptos. Hablamos con Sofya Khasanova, directora de Siberia Salón y nos cuenta en qué consiste este tipo de manicura y por qué debes optar por ella si quieres lucir uñas perfectas durante más tiempo.

¿Qué es la manicura rusa?

"Desde el punto de vista técnico, la manicura rusa se realiza con torno y consigue una limpieza profunda de la uña quitando totalmente la cutícula. Utilizando diferentes brocas, se retira la cutícula suavemente y se aplica el esmalte lo más cerca posible de esta. Al hacerlo en el modo seco –sin usar agua–, y aplicando de esta manera el esmalte, la manicura dura más tiempo y se pueden llevar las uñas perfectas más de 3 o 4 semanas", explica Sofya.

Comenta la experta que "es la técnica más complicada, por lo que solo la pueden realizar las manicuristas más profesionales. Requiere un trabajo muy meticuloso, tanto por el uso del torno como por la precisión que requiere la limpieza de la superficie de la uña".

La diferencia entre manicura rusa y manicura normal

En la técnica de la manicura rusa se retira la cutícula por completo. De este modo se puede esmaltar mucho más cerca de la piel y se aprecia menos el crecimiento de la uña, por lo que la mayor ventaja respecto a la manicura tradicional es que puedes tener una manicura perfecta durante 4 semanas (en lugar de 10 o 15 días).

Si buscas un resultado duradero es aconsejable optar por el esmaltado semipermanente, aunque también puedes elegir esmaltado normal o uñas de gel.

¿La manicura rusa daña las uñas?

La manicura rusa no provoca ningún tipo de deterioro ni en las uñas ni en las cutículas. "Si se daña la superficie de la uña es porque el trabajo no está realizado por un profesional. Algunos personas se quitan el esmalte permanente en casa sin tener conocimiento o lo hacen en salones que no retiran adecuadamente el esmaltado, por lo que se pierde parte de la capa de la misma uña", aclara.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?