Sin dañar tu uñas

Manicura semipermanente: cómo quitártela en casa paso a paso

Hemos recopilado el paso a paso que necesitas para que puedas retirar el esmaltado semipermanente o acrílico en casa sin dañar tu uña. ¡Toma nota!

Actualizado a

Escrito por:

Laura Esteban

Actualizado a

Manicura semipermanente

Como bien dice @lavecinarubia, todas tenemos una amiga que se hizo la manicura semipermanente antes del confinamiento y ahora tiene el drama de tener que quitarse ella misma el esmalte. Y si no la tienes, es que eres tú.

💅

Una publicación compartida de La Vecina Rubia (@lavecinarubia) el

Por eso, hemos decidido recopilar los mejores tips y trucos de manicurista para que puedas retirárte el esmalte permanente o acrílico en casa sin dañar tu uña. Hemos hablado con la experta en nail art, Jimena Bernad, conocida como @malabernad en Instagram, y nos ha recomendado seguir las siguientes pautas:

  1. El primer paso es recopilar los productos que necesitas para retirar la pintura: acetona, tijeras/cortauñas, lima, algodón y papel de plata.
  2. Una vez que lo tienes todo, corta tus uñas si es necesario. En caso de llevar acrílico, corta la extensión hasta mantener el largo de tu uña natural. Hay que tener cuidado de no aproximarse demasiado al dedo, ya que podemos dañar el hiponiquio (el tejido que conecta la uña y el dedo).
  3. A continuación, utiliza una lima para rebajar la pintura semipermanente o el acrílico todo lo posible, para facilitar el trabajo en el siguiente paso. Importante: no limes tu uña natural, solo la capa superior de producto.
  4. Corta trocitos de algodón e imprégnalos bien en acetona pura. Cubre bien tus dedos con los algodones y envuélvelos con papel de plata para dejarlo actuar unos 15/20 minutos.
  5. Quita el envoltorio dedo a dedo y retira el producto arrastrando con un palito de naranjo o similar. Es fundamental que lo hagas uno a uno, porque si los descubres todos a la vez, la acetona se secará y te será mucho más difícil eliminar la pintura. Puedes ayudarte con una lima si es necesario (con mucha precaución para no dañar la uña)
  6. Una vez terminado el proceso, hidrata bien con una buena crema de manos,insistiendo en uñas y cutículas.

Si después quieres intentar hacerte tú misma una manicura con acabado profesional, te aconsejamos esperar un par de días para que la uña descanse.

Puedes probar con un diseño sencillo como el de la foto: simplemente tienes que aplicar una capa de esmalte transparente, colocar las pegatinas para uñas a tu gusto una vez esté seca y repetir el proceso dando otra capa de esmalte para que queden bien fijadas. Para un resultado de 10, puedes sellar la manicura con una capa de esmalte efecto gel, para añadir un acabado brillante y perfecto de larga duración a tu manicura. Estamos en casa sí, pero nadie dijo que no podíamos llevar las uñas a nuestro gusto ¿no?

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?