La cantidad de vídeos de Youtube, Instagram o TikTok sobre cocina y recetas es tan amplia que nos llegan ideas de forma constante. Por eso, hay trucos de cocina que aplicamos a diario que ya no recordamos muy bien dónde lo vimos, cómo lo aprendimos o quién nos lo enseñó (el boca a boca y el momento con la abuela o la madre también sigue siendo fuente de inspiración y aprendizaje).

Si en la cocina hay algo que me apasione, sin duda son las salsas. Las utilizo mucho más de lo que debería y en todo tipo de carnes, pescados, ensaladas, patatas o verduras.

Hace poco conocí la salsa ideal para marinar salmón de Tamara Falcó y ya la he probado. Por eso y como compartir es de guapas, tal y como dice La vecina rubia, he decidido contaros uno de mis secretos culinarios mejor guardados. 

Es una salsa para dipear (o para lo que quieras) que se hace en solo un par de segundos y para la que necesitarás dos ingredientes. Es probablemente la más fácil de hacer del mundo y te aseguro que tiene éxito garantizado. Siempre que la hago en casa cuando vienen amigos o familia acabo revelando su mágica receta. 

Receta de salsa de yogur con sabor cebolla

La salsa secreta de la que os hablo tiene un sabor que recuerda un poco al de las Pringles de color verde, pero con un toque de cebolla irresistible. Lo mejor de todo es que solo necesitas dos ingredientes para hacerla y muy poca mañana en la cocina.

Verás que se convierte en una de las más habituales cuando tienes visita porque no necesitas nada de tiempo para realizarla y queda resultona. El que la prueba, siempre repite. 

Ingredientes 

  • 2 yogures griegos. Si solo la vas a hacer para una o dos personas con un yogur tendrás suficiente. El que suelo utilizar es el yogur griego natural azucarado, pero prueba cuál puede ser tu preferido para conseguir el sabor deseado. 
  • 1 paquete de sopa de cebolla en polvo. La encontrarás de varias marcas como Knorr y la de Hacendado en Mercadona. No usarás el sobre por completo, puedes cerrarlo bien y usar el resto en otras ocasiones. 

Elaboración 

Vierte los yogures en un recipiente hondo y espolvorea la sopa de cebolla poco a poco y ve removiendo y mezclando pero tranquila que no queda 100% homogénea por los trocitos de cebolla de la sopa.

Puedes hacer que sea una salsa suave o más intensa según la cantidad de sopa de cebolla que le añadas al yogur, ve probándola mientras la haces para conseguir el sabor adecuado a tu gusto. 

Salsa de cebolla
Canva

Después solo tendrás que tener a mano un paquete de nachos para comenzar a dipear o mojar en tu deliciosa salsa. Combina genial también con otros ingredientes de los nachos completos como el guacamole, el tomate, el queso y los jalapeños.

Esta salsa también queda fenomenal en canapés variados y con las carnes blancas como el pollo o el pavo y también con bastones de zanahoria, pepino, etc. Seguro que le descubres nuevas posibilidades en tu propia cocina. 

salsas para ensaladas 2

Artículo relacionado

Un plus de sabor

Salsas y vinagretas para ensaladas, fáciles y sabrosas

Nacho Benavides