¿Buscas un destino que te sorprenda?

12 razones por las que te atrapará Dubái

Impresionantes rascacielos, desierto, playa, el centro comercial más grande del mundo, parques temáticos, museos, espectáculos… Dubái, ciudad de más de 140 récords mundiales, tiene más atractivos de los que puedas imaginar. ¡Te los cuento!

Por Encarna Aguado | Actualizado el 04 de abril de 2019, 10:41

Dubái, un destino que no deja indiferente

Si estás pensando en una escapada para esta Semana Santa o estás dándole vueltas a un viaje diferente, ¿por qué no visitar uno de los emiratos árabes de moda, Dubái? Su capital, que también recibe el mismo nombre, es una ciudad que se ha expandido en poquísimo tiempo y  cuenta ya con más de 950 rascacielos de más de 200 metros de altura. Ver su fantástico skyline sería una buena razón, pero te ofrecemos hasta 12 buenos motivos para visitar la ciudad de los récords mundiales.

1 / 13

En un emirato lejano... o no tanto

Si vuelas con Emirates desde Barcelona a Dubái tardarás unas 6 horas y media. Y si lo haces desde Madrid, media hora más. En ambos casos el vuelo es directo, sin escalas. Con la oferta de cientos de películas que ofrece la compañía aérea (español incluido), te garantizamos que el viaje no se hace nada pesado. Puedes encontrar vuelos desde 270€.

2 / 13

Moverse por la ciudad es fácil

Tiene transporte público que funciona muy bien. De hecho, el metro de Dubái, con unas bonitas estaciones de diseño futurista que salpican el paisaje urbano, es el metro automatizado más largo del mundo con 47 paradas y 75 kilómetros de largo. Y no es el único récord que ostenta Dubái, como podrás comprobar más adelante. Un billete cuesta 4 dírhams, menos de 1€. Y si prefieres desplazarte en coche alquilado o taxi, tranquila, el precio no se disparará: la gasolina está un tercio más barata que en España.

3 / 13

Habitaciones con vistas

Un hotel de 4 estrellas cerca de la playa, como el Wyndham Dubai Marina, con vistas al mar o a los rascacielos de la zona Marina Dubai –uno de los barrios más de moda de la ciudad–, puede salir por unos 150-200€ la noche. Estarías a menos de 20 minutos del centro comercial más grande del mundo, Dubai Mall, y del edificio más alto del planeta, Burj Khalifa. Es cuestión de bucear un poquito en internet, porque te puedes encontrar ofertas de hasta un 35% de descuento sobre el precio original de la habitación.

4 / 13

Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo

Si piensas que es Nueva York la ciudad con los edificios más altos del mundo, te equivocas. Burj Khalifa, en Dubái, se lleva la palma: mide 828 metros y tiene 163 pisos.  Se puede acceder a dos puntos de observatorio que están situados en la planta 124 (a 442 metros del suelo) y en el piso 148, a 555 metros. Las vistas son espectaculares.

5 / 13

Dubai Mall, mucho más que compras

Si eres aficionada al shopping o simplemente a mirar escaparates, el centro comercial Dubai Mall –sí, lo has adivinado, el más grande del mundo– será para ti un auténtico paraíso. Aparte de albergar las tiendas más exclusivas, tiene numerosas atracciones, como un enorme acuario con más de 33.000 peces o una pista de patinaje. 

6 / 13

El zoco, ¡a regatear!

¿Eres de las que te gusta regatear en los mercados tradicionales? No puedes perderte entonces el zoco de Dubái, que se encuentra al oeste de Deira, en la localidad de Al Dhagaya. En él encontrarás más de 300 tiendas, de las cuales la gran mayoría son joyerías, aunque también hay una buena parte de comercio textil y, por supuesto, no faltan el rincón de las especias y de la repostería árabe. 

7 / 13

Un placer para el paladar

La comida dubaití es, en general, una mezcla de comida libanesa, india y mediterránea. Entre sus platos más típicos está el machboos deyay (arroz con pollo y especias), ghuzi (cordero asado) o el  hummus (crema de garbanzos). Por supuesto, no puede faltar el gahwa, café árabe con cardamomo, azafrán y agua de rosas (sin azúcar), que se suele acompañar de los famosos dátiles o de las deliciosas pastitas árabes.

8 / 13

Safari en el desierto

Esta es una de las actividades con las que puede disfrutar toda la familia, ya que se trata de contratar una excursión de medio día (disponible en todos los hoteles) en la que, después de subir y bajar por las dunas en 4x4 (nada que envidiar a la montaña rusa), se visita un campamento en el que se pueden ver volar halcones amaestrados, montar en camello o practicar el sand boarding.

9 / 13

Burj Al Arab, el hotel más exclusivo

El Burj Al Arab es uno de los edificios más icónicos de Dubái –con permiso del Burj Khalifa–. Su forma recuerda a la de una vela hinchada por el viento y es el único hotel del mundo de 7 estrellas. Desde la playa pública que está justo al lado, Kite Beach, puedes hacer unas fotos fantásticas, a la vez que disfrutas del espectáculo del kitesurf, un deporte acuático muy de moda que llena el cielo de coloridas cometas.

10 / 13

¡Viva el contraste!: de lo más antiguo a lo más moderno

Dubai Creek es la zona que alberga la historia del emirato, donde te contarán cómo al principio se conocía a Dubái por sus pescadores de perlas. Alberga museos y centros culturales y es muy recomendable un paseo en abra (barco tradicional), mientras escuchas al atardecer la llamada a oración de las mezquitas. Como contraste, no puedes dejar pasar por alto una de las zonas más modernas de Dubái: la Avenida Alserkal, una especie de polígono industrial que reúne en sus diferentes naves galerías de arte, tiendas de diseño o locales tan sugerentes como la Chocolat Factory  Mirzam, donde podrás ver cómo elaboran sus deliciosas tabletas con cacao procedente de los rincones más exóticos del mundo.

11 / 13

The Frame, un marco impresionante

Es una gigantesca estructura dorada que enmarca, literalmente, vistas de la antigua y la nueva Dubái. En el interior del edificio, un metafórico puente une una exposición que descubre los orígenes de la cultura dubaití (pasado) con una sala donde se proyecta en un envolvente audiovisual sus ambiciosos planes de desarrollo en un futuro próximo.

12 / 13

Y mucho más

A todas estas buena razones para visitar Dubái, se le une su variada oferta de ocio: IMG Worlds of Adventure (el mayor parque temático cubierto del mundo con atracciones para toda la familia); el Dubai Miracle Garden, un jardín botánico con más de 50 millones de flores; el maravilloso espectáculo de teatro Le Perle, un show acuático con impresionantes acrobacias y efectos especiales o el Dubai Food Festival, el festival gastronómico más importante de Oriente Medio, donde se implican más de 2.000 restaurantes y 100 eventos por toda la ciudad.

13 / 13

Si estás pensando en una escapada para esta Semana Santa o estás dándole vueltas a un viaje diferente sea cual sea la fecha, ¿por qué no visitar uno de los emiratos árabes de moda, Dubái? Su capital, que también recibe el mismo nombre, es una ciudad que se ha expandido de forma increíble en las dos últimas décadas y cuenta ya con más de 950 rascacielos de más de 200 metros de altura. Y no paran… porque se están preparando a fondo para deslumbrar a propios y extraños en la Expo Mundial de 2020.

A este impresionante skyline hay que sumarle el aliciente de tener muy cerca el desierto o islas artificiales, como la famosa Palm Jumeirah, donde tienen casa celebrities como Kylie Minogue, David y Victoria Beckham o Angelina Jolie. ¿Estás pensando que es un lujo inalcanzable? Te vamos a demostrar que no es así y que es un destino del que puedes disfrutar con amigos o en familia.

1. Más cerca de lo que crees

Si vuelas con Emirates desde Barcelona a Dubái tardaras unas 6 horas y media; y si lo haces desde Madrid, media hora más. En ambos casos el vuelo es directo, sin escalas. Con la oferta de cientos de películas que ofrece la compañía aérea (español incluido), te garantizamos que el viaje no se hace nada pesado. Puedes encontrar vuelos desde 270€.

2. Moverse por la ciudad es fácil

Tiene transporte público que funciona muy bien. De hecho, el metro de Dubái, con unas bonitas estaciones de diseño futurista que salpican el paisaje urbano, es el metro automatizado más largo del mundo con 47 paradas y 75 kilómetros de largo. Y no es el único récord que ostenta Dubái, como podrás comprobar más adelante. Un billete cuesta 4 dírhams, menos de 1€. Y si prefieres desplazarte en coche alquilado o taxi, tranquila, el precio no se disparará, porque piensa que la gasolina está un tercio más barata que en España.

3. Habitaciones con vistas

Un hotel de 4 estrellas cerca de la playa, como el Wyndham Dubai Marina, con vistas al mar o a los rascacielos de la zona Marina Dubai –uno de los barrios más de moda de la ciudad–, puede salir por unos 150-200€ la noche. Estarías a menos de 20 minutos del centro comercial más grande del mundo, Dubai Mall, y del edificio más alto del planeta, Burj Khalifa. Es cuestión de bucear un poquito en internet, porque te puedes encontrar ofertas de hasta un 35% de descuento sobre el precio original de la habitación.

4. Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo

Si piensas que es Nueva York la ciudad con los edificios más altos del mundo, te equivocas. Burj Khalifa mide 828 metros y en él hay más de 900 apartamentos, además de oficinas y un hotel. Participaron más de 12.00 personas de 30 países en su construcción y se inauguró en 2010. Aunque tiene 163 pisos, solo se puede acceder a dos puntos de observatorio que están situados en la planta 124 (a 442 metros del suelo) y en el piso 148, a 555 metros. La subida en ascensor es rapidísima y os garantizamos que las vistas de la ciudad no dejan indiferente.

5. Dubai Mall, compras y ocio

Si eres aficionada al shopping o simplemente a mirar escaparates, el centro comercial Dubai Mall –sí, lo has adivinado, el más grande del mundo– será para ti un auténtico paraíso. Aparte de albergar el Burj Khalifa, cuenta con 1280 locales, entre ellos la mayor zapatería –cómo no– del mundo con los zapatos más caros de las firmas más exclusivas. La gente pasa un promedio de 3 horas en él, pero no solo viendo tiendas, sino disfrutando del enorme acuario que hay en su interior, con más de 33.000 peces, de sus restaurantes, patinando en su pista de patinaje o viendo el espectáculo de las fuentes “danzantes” de colores en el lago artificial que hay junto a una de sus entradas.

6. El zoco de oro, especias y telas

Si eres de las que te gusta regatear en los mercados tradicionales, no puedes perderte el zoco de Dubái, que se encuentra al oeste de Deira, en la localidad de Al Dhagaya. En él encontrarás más de 300 tiendas, de las cuales la gran mayoría son joyerías, aunque también hay una buena parte de comercio textil y, por supuesto, no faltan el rincón de las especias y de la repostería árabe. La única recomendación es tener un poquito de paciencia, porque los vendedores son bastante insistentes y te invitan, a veces demasiado fervorosamente, a que entres en su local.

7. Un placer para el paladar

La comida dubaití es, en general, una mezcla de comida libanesa, india y mediterránea. Entre sus platos más típicos está el machboos deyay (arroz con pollo y especias), ghuzi (cordero asado), hummus (crema de garbanzos) o moutabal (crema de berenjenas), que se acompañan del típico pan plano libanés. Por supuesto, no puede faltar el gahwa, café árabe con cardamomo, azafrán y agua de rosas (sin azúcar), que suelen acompañar de los famosos dátiles, legemat (unos buñuelos dulces) o baklavas (las famosas pastas árabes de hojaldre y frutos secos).

8. Safari por el desierto

Esta es una de las actividades con las que puede disfrutar toda la familia, ya que se trata de contratar una excursión de medio día (disponible en todos los hoteles) en la que después de subir y bajar por las dunas en 4x4 (nada que envidiar a la montaña rusa), se visita un campamento en el que se pueden ver volar halcones amaestrados, montar en camello, hacerse un tatoo temporal con henna, practicar el sand boarding y conducir quads… todo ello hasta después de contemplar la maravillosa puesta de sol, momento en el que puedes disfrutar de una cena típica en jaimas, mientras ves un show con bailes típicos.

9. La playa con Burj Al Arab de fondo

El Burj Al Arab es uno de los edificios más icónicos de Dubái –con permiso del Burj Khalifa–. Su forma recuerda a la de una vela hinchada por el viento y es el único hotel del mundo de 7 estrellas. En Dubai, si se puede, es ¡todo a lo grande! Desde la playa pública que está justo al lado, Kite Beach, puedes hacer unas fotos fantásticas, a la vez que disfrutas de un baño o del espectáculo del kitesurf, un deporte muy de moda que llena el cielo de coloridas cometas.

10. Del casco histórico a la zona más trendy

Dubai Creek es la zona que alberga la historia del emirato, donde te contarán cómo al principio se conocía a Dubái por sus pescadores de perlas, antes de convertirse en una zona estratégica mercantil en el Golfo Pérsico. Alberga museos y centros culturales como el SMCUU, Centro para el Entendimiento Cultural Jeque Mohammed. Es muy recomendable un paseo en abra (barco tradicional), mientras escuchas al atardecer la llamada a oración de las mezquitas que hay en la orilla de la ría. Como contraste, no puedes dejar pasar por alto una de las zonas más modernas de Dubái, la Avenida Alserkal, una especie de polígono industrial que reúne en sus diferentes naves galerías de arte, tiendas de diseño de moda, espacios para proyectos culturales o locales que enamorarán a los amantes de las delicatessen. No te puedes perder la visita a la Chocolat Factory Mirzam, donde te explicarán in situ cómo elaboran sus preciadas tabletas, con cacao procedente de los rincones más exóticos del mundo.

11. The Frame, un marco impresionante

Es una gigantesca estructura dorada que enmarca, literalmente, vistas de la antigua y la nueva Dubái. En el interior del edificio, un metafórico puente une una exposición que descubre los orígenes de la cultura dubaití (pasado) con una sala donde se proyecta en un envolvente audiovisual sus ambiciosos planes de desarrollo en un futuro próximo.

12. Para todos los gustos

A todas estas buena razones para visitar Dubái, se le une su variada oferta de ocio: IMG Worlds of Adventure (el mayor parque temático cubierto del mundo con atracciones para toda la familia); el Dubai Miracle Garden, un jardín botánico con más de 50 millones de flores; el maravilloso espectáculo de teatro Le Perle, un show acuático con impresionantes acrobacias y efectos especiales o el Dubai Food Festival, el festival gastronómico más importante de Oriente Medio, donde se implican más de 2.000 restaurantes y 100 eventos por toda la ciudad.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?