Antiedad

Rejuvenece tu mirada

Llevar las cejas así te hace más joven

Las cejas despobladas y finas envejecen, pero pintarlas con un único trazo muy grueso y oscuro tampoco te quitará años. Con estos sencillos trucos de maquillaje conseguirás unas cejas tupidas y naturales que rejuvenecerán tu rostro de inmediato.

Por Raquel González | Actualizado el 22 de marzo de 2018, 17:21

Chica maquillaje cejas

Llevar las cejas muy finas pone automáticamente años encima. De ahí que la tendencia entre celebrities, instagrammers, it girls –y toda hija de vecina– sea llevarlas gruesas pero bien definidas. Lo malo es cuando el término bien definidas se lleva al extremo o se malinterpreta maquillando las cejas con un trazo uniforme, excesivamente ancho y demasiado oscuro. El aspecto que se consigue entonces es demasiado artificial y contundente. Se trata de "rellenarlas", no de pintarlas. Ten en cuenta estas tres sencillas reglas y conseguirás las cejas ideales, esas bien marcadas, pero de forma natural y sutil, rejuveneciendo tu mirada... y tu rostro.

Regla 1: Maquilla y rellena las cejas con delicadeza

O, lo que es lo mismo, en vez de una línea muy marcada con un lápiz de color intenso, prueba a "repoblar" tus cejas usando una sombra y un pincel de la siguiente manera. En vez de saturar mucho el pincel y hacer un único trazo de principio a final de la ceja, da pequeños toques intermitentes, insistiendo un poco más allá donde haya huecos.

Otra posibilidad es hacer trazos en diagonal con el lápiz de cejas o largo de toda la ceja y después pasar suavemente un cepillito con sombra mate para que dé sensación de más vello y volumen, en vez de verse pintadas y "planas" (un efecto muy artificial).

  • Respeta la forma. Procura no hacer trazos ni por encima ni por debajo de tu ceja. Si te has pasado, basta con que pases un cepillo específico para cejas limpio por encima. Eliminarás fácilmente el exceso.
  • Gruesas, pero pulidas. Unas cejas despeinadas también ponen años y restan armonía a los rasgos. Para fijarlas, aplica sobre un cepillito un poco de cera fijadora transparente (o laca) y pásalo por las cejas. Se mantendrán peinadas todo el día. Fíjate en cómo las llevan las celebrities y los productos que usan para que les queden impecables.

Regla 2: Elige bien el color

Sea cual sea el formato (sombra, lápiz o máscara de cejas), el color debería ser el mismo que el de la raíz de tu cabello. Fíjate que estamos diciendo la raíz del cabello y no el resto del pelo, porque la mayoría de mujeres nos teñimos y en medios y puntas puede haber un sutil degradado con tonos más claros.

TrucoClara

De menos a más

Empieza aplicando poco producto (sombra o lápiz) y repasa si quieres ganar intensidad. Es más fácil "añadir" que retirar el exceso.

Regla 3: Depila las cejas con precisión quirúrgica

Lo mejor es ponerte en manos de especialistas para que te hagan un buen diseño de cejas en función de tus rasgos y acudir esporádicamente al centro para que te las repasen. Pero si quieres hacerlo tú en casa, ten en cuenta que para no dejarte "calvas" inesperadas, una buena técnica es seleccionar primero con las pinzas el pelo dudoso y retirarlo hacia un lado para ver como quedaría si lo extrajeras.

  • ¿Y si detecto una cana? Lo más aconsejable es que no te deshagas de ella y la disimules con maquillaje. Si tienes varias, te las puedes teñir en la peluquería o en un centro especializado en diseño de cejas. También puedes comprar un tinte semi-permanente, que se pueden aplicar fácilmente en casa (incorpora plantillas) y dura 3 días. Piensa que si extraes la/s cana/s debilitarás el crecimiento del vello y es posible, incluso, que no te vuelva a salir otro pelito en su lugar. Lo que nos interesa es tener el máximo de "materia prima" natural posible y disimular la escasez con maquillaje. Es más, las especialistas recomiendan que dejemos descansar la pinza en el neceser durante tres semanas. Da la oportunidad a ese pelito que está a medio crecer a que se desarrolle del todo para "engrosar" tus cejas.
  • Efecto lifting. Lo conseguirás adaptando el diseño de tus cejas a la forma de tu cara. Ante la duda, un arco muy sutil siempre ayudará a abrir tu mirada. Pero no te pases o te quedará una expresión de sorpresa permanente. Y, por supuesto, un punto de iluminador bajo el punto más alto de la ceja pondrá el toque de gracia para hacer los ojos todavía más grandes y rejuvenecer tu mirada.
  • Sin pasarse. Ante el temor al efecto "unicejo", muchas mujeres depilan en exceso el espacio entre una ceja y otra. Reprímete, porque cuanta más distancia haya entre el nacimiento de una y otra, más grande se verá la nariz y los ojos más separados. Incluso el dejar algún pelillo rebelde en esta zona –¡hablamos de un par!– puede dar un aire de rebeldía y espontaneidad, que te restará años.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?