El arroz es uno de los alimentos más versátiles. Puedes comerlo en ensaladas, paellas o incluso en postres al cocinarlo con leche y canela. Es el mejor aliado para cuando no sabes qué comer, ya que puedes combinarlo con infinidad de ingredientes, como hortalizas, carnes, pescados… ¡Incluso puedes añadirle las sobras del día anterior y listo! Así consigues un plato completo en nutrientes, saciante y delicioso. Pero, eso sí, aunque sea un alimento comodín básico, a menudo no queda como esperamos al cocinarlo.

Sueles cocinar el arroz de la misma manera, pero hay veces que queda más duro, otras veces demasiado cocido, en ocasiones disfrutas de sus granos sueltos y otros días tienes que conformarte con una pasta sin sabor. Desde CLARA, te hemos compartido algunos trucos para que tus recetas de verano salgan perfectas, ya sean ensaladas de pasta, patatas, garbanzos o incluso te hemos hablado sobre cómo preparar los huevos rellenos perfectos. Hoy te contamos los trucos que nuestras abuelas aplican a la hora de cocinar para que el arroz te salga delicioso, ¡igual que a ellas!

Trucos para que el arroz te quede perfecto en una ensalada de verano

Una ensalada de arroz es el plato estrella durante el verano cuando quieres cocinar algo rápido, fácil y sabroso. ¿Lo mejor? Que puedes aprovechar las sobras del día anterior y crear una ensalada a tu gusto, con los ingredientes que más te gustan.

Ensalada de arroz con remolacha y pavo
Ikonos

Aprovecha las sobras de ayer y deleita a tu paladar con una ensalada de verano.

infusion jengibre limon

Artículo relacionado

¡Muy saludable!

¿Qué propiedades tiene la infusión de jengibre y limón o canela? La ciencia desvela sus ventajas

Dra. Mª Isabel Beltrán Margarit

Estos son los trucos a seguir durante la elaboración para que el arroz quede perfecto.

  1. Elige el tipo de arroz adecuado: no todos los tipos de arroz son iguales cuando se trata de preparar una ensalada. Opta por variedades de arroz de grano largo, como el basmati o el jazmín, que tienden a mantener su forma y textura después de cocinarlos. Evita el arroz de grano corto, que se usa para las paellas y risottos, y que tiende a volverse más pegajoso y menos apto para ensaladas.

  2. Calcula bien las cantidades de agua y de arroz: las medidas varían según si lo utilizamos como guarnición o como plato principal. Para una guarnición, se recomienda utilizar aproximadamente media taza de arroz sin cocer, lo que equivale a unos 50 g por persona. Por otro lado, si el arroz es el plato principal, la cantidad puede oscilar entre 80 y 100 g por persona.

    Para cocinar estas cantidades, la proporción adecuada de agua sería el doble que de arroz en crudo. Es decir, si utilizamos 50 g de arroz, necesitaremos 100 ml de agua para cocerlo. En el caso de 100 g de arroz en crudo, requeriremos 200 ml de agua. 

  3. Lava y enfría el arroz: lava el arroz antes de cocerlo para eliminar el almidón y que después quede más suelto. También lávalo después de cocinarlo. Enjuágalo bajo agua fría para detener la cocción y enfriarlo rápidamente. Esto ayudará a mantener los granos separados y evitará que se vuelva demasiado blando.

  4. Cocina el arroz al dente: evita cocinar el arroz en exceso, ya que esto puede hacer que se vuelva blando y pegajoso. Retira la olla del fuego tan pronto como el arroz esté blando, pero aún firme al morderlo, logrando así una textura al dente ideal para ensaladas.

  5. Sazónalo mientras aún está caliente: aprovecha el momento en que el arroz aún está caliente para sazonarlo con sal y, si lo deseas, con algunas hierbas o especias que realcen su sabor. De esta manera, el arroz absorberá los sabores y tendrás una ensalada más sabrosa.

  6. Utiliza ingredientes frescos y coloridos: agrega ingredientes frescos y variados, como verduras crujientes, frutas jugosas y proteínas a tu gusto. Los tomates, pepinos, aceitunas, aguacate, piña, pollo, gambas, frutos secos y otros ingredientes aportarán texturas y sabores diversos a tu ensalada de arroz.

  7. Emplea aderezos sabrosos: los aderezos son clave para realzar el sabor de la ensalada de arroz. Experimenta con vinagretas a base de aceite de oliva y limón, o utiliza salsas de soja y teriyaki para darle un toque oriental. Recuerda que menos es más, añade el aderezo en pequeñas cantidades para no empapar en exceso la ensalada.

  • Trucos extra:
  1. Puedes cocinar el arroz el día de antes u horas antes para que el arroz no esté tan húmedo en el momento de consumirlo.
  2. Si hierves el arroz en caldo de pescado, de pollo o de verduras, el sabor será más intenso y sabroso.

¿Te han entrado ganas de comer ensalada de verano? Te dejamos estas 25 ensaladas de arroz originales y muy fáciles de hacer. ¡Que aproveche!