Recetas de arroz y pasta

Te encantarán

15 ensaladas de pasta fáciles e irresistibles

Ensalada de pasta fría, con pollo, con atún, con frutos del bosque... Aquí tienes recetas para todos los gustos y, a continuación, te contamos cómo sacarles todo el partido y trucos para aligerarlas.

Por Nacho Benavides Actualizado el 11 de junio de 2019, 15:03

 

Ensaladas de pasta para todos los gustos

Hay vida más allá de las ensaladas de pasta con lechuga y una lata de atún. Te damos ideas fáciles de hacer y, además, muy nutritivas.

1 / 16

Ensalada de pasta con verduras y langostinos

Ensaladas de pasta, hay infinitas, pero esta nos encanta porque es muy completa. Hierve la pasta al dente en abundante agua salada. Cuando falten 4 minutos, agrega tiras de calabacín y zanahoria pelada. Mientras cuece, en una sartén antiadherente, saltea un poco de cebolla. Incorpora unas gambas o langostinos pelados (también pueden ser congelados). Y finalmente, mezcla todo en un bol con un poco de eneldo picado.

2 / 16

Macarrones con rúcula, tomatitos y huevos codorniz

También puedes animarte a probar esta ensalada de pasta ligera de nuestra bloguera Delicious Martha, que es tan fácil de hacer como deliciosa. Solo necesitas rigatoni, huevos de codorniz, tomatitos cherry, rúcula y parmesano en polvo. Los huevos los puedes poner hervidos, o fritos como hace ella.

3 / 16

Espirales con brotes tiernos y frutos rojos

Para hacer esta ensalada de pasta fría, hemos cocido al dente unos espirales de colores y los hemos mezclado con brotes tiernos de espinacas y rúcula, y frutos rojos (fresitas, grosellas, frambuesas…). La fruta encaja a la perfección en las ensaladas de pasta, y así te resulta más fácil cumplir con la recomendación de comer cinco raciones de fruta y verdura al día. Pero ojo que no se puede hacer solo con fruta.

4 / 16

Lazos de pasta con pollo, canónigos y palmitos

Es tan simple como lo que ves. Cueces unos lazos o cualquier tipo de pasta corta (es la más indicada para ensalada porque facilita mezclar bien los ingredientes). Los escurres y enfrías con agua. Los mezclas con tiras de pollo a la plancha (o que te haya sobrado de otra comida). Y el toque de ensalada se lo das con un puñado de canónigos y palmitos cortados en rodajitas. ¡Ñam!

5 / 16

Ensalada de pasta con alcachofas, tomatitos y queso fresco

Aquí tienes una deliciosa ensalada a base de espirales, hortalizas y queso que encaja a la perfección como comida para llevar al trabajo porque aguanta bien y se puede comer tanto caliente como fría si quieres pasar de recalentar. Ver receta.

6 / 16

Macarrones con brocóli y gambas

Otra opción deliciosa si estás buscando ensaladas de pasta fáciles son estos macarrones con brócoli y gambas, una opción nutritiva y muy equilibrada que no tiene por qué ser muy pesada si utilizas la cantidad de pasta adecuada y aligeras la salsa usando un queso light. Ver receta.

7 / 16

Tortellinis con tomatitos, mozzarella y anchoas

Aunque no es lo más habitual, también puedes hacer ensaladas de pasta con tortellinis u otras pastas rellenas. Nosotros hemos cogido unos tortellinis rellenos de espinacas y requesón, y los hemos servido sobre hojas de lechuga con tomatitos cherry cortados por la mitad, bolitas de mozzarella, y anchoas picadas. Un delicioso y nutritivo plato único.

8 / 16

Lacitos con verduras

Un clásico de las ensaladas de pasta para cuando no hace tanto calor es hacerlas templadas con verduras salteadas como hemos hecho con estos lazos. Y si quieres que sea más completa, para que tenga más proteínas le puedes añadir un puñado de garbanzos cocidos, o un poco de requesón, o unos daditos de pavo a la plancha. Ver receta.

9 / 16

Ensalada de pasta con atún, canónigos y encurtidos

El beneficioso y saludable pescado azul también encaja muy bien en las ensaladas de pasta. Esta la hemos hecho con espirales, dados de atún a la plancha, un puñado de canónigos y encurtidos (alcaparras, pepinillos y aceitunas) picaditos. Pero queda igual de rica con salmón, atún en conserva o sardinas, que incluso si son de lata son sanísimas y dan mucho juego.

10 / 16

Ensalada de espirales con espinacas, pepino y manzana

Mientras cueces unos espirales de pasta, corta rodajas de pepino, tomate en dados y unas láminas de manzana. Escurre la pasta y enfríala. Mézclala con el resto de ingredientes, unas hojas de espinacas frescas y un poco de maíz dulce y pipas de calabaza. Salpimienta y adereza con un poco de aceite, vinagre y mostaza. Y decora con unas hojas de menta fresca.

11 / 16

Lazos con calabacín, pimiento y zanahoria

Cuece unos lazos de pasta hasta que estén al dente y escúrrelos. Mientras cuecen, aprovecha para hacer tiras de zanahoria, pimiento y calabacín y saltéalas en una sartén antiadherente con un hilo de aceite. Luego, mézclalo todo. Y decora con lascas de parmesano o daditos de queso fresco si quieres que tenga menos calorías. Descubre cuántas calorías tiene tu queso favorito.

12 / 16

Ensalada de espirales ultrarrápida

Cuece unos espirales de colores o de pasta de lentejas si quieres que tengan más proteínas, y mézclalos con tomatitos cherry cortados por la mitad y cosas que tenas a mano en el frigo o la despensa: mazorquitas de maíz en conserva, habitas y judías de bote o que te hayan sobrado de otra comida, una latita de atún... ¡Imaginación al poder!

13 / 16

Macarrones con champinones marinados

Para hacer esta ensalada de pasta, corta en láminas unos champiñones (uno de los alimentos más saciantes y ligeros que existen), rocíalos con zumo de limón y déjalos macerar unos 20 minutos. Luego, solo tienes que mezclarlos con macarrones hervidos y escurridos, y tomate crudo y perejil picados. Así de fácil y simplemente riquísimo.

14 / 16

Raviolis espinacas champinones

Igual que con los tortellinis, también puedes improvisar una ensalada de pasta con unos raviolis como esta. Aquí hemos combinado unos de alcachofa con tomatitos, champiñones salteados con ajito y perejil y un lecho de espinacas frescas. Descubre más recetas con espinacas irresistibles y fáciles de hacer.

 

15 / 16

Espirales con verduras asadas

Uno de los mitos más extendidos es que la pasta engorda y no tiene por qué ser así. Si usas la cantidad justa y le buscas una buena compañía (como en esta ensalada de espirales, verduritas y garbanzos que te sirve de plato único), no tienes nada que temer. Es unas de las recetas para adelgazar ¡comiendo pasta!

16 / 16

Cómo hacer ensalada de pasta y sacarle todo el partido

  • Para que sea una ensalada, además de la pasta, debe llevar una buena proporción de verduras y hortalizas frescas, e incluso frutas, para sumarle fibra y vitaminas.
  • La pasta más indicada para hacer ensalada es la corta (espirales, lazos, macarrones, conchas... ). La larga (espaguetis, tallarines...) no se mezcla tan bien con el resto de ingredientes, a no ser que la cortes.
  • Si quieres que sea un plato único, además de la pasta y la hortalizas, añádele más proteínas: legumbres, quesos, gambas, mejillones, almejas, taquitos de pollo, pavo, salmón o atún y sardinas de lata.

Ensaladas de pasta fáciles e irresistibles

  • Ensalada de pasta con verduras y langostinos
  • Macarrones con rúcula, tomatitos y huevos de codorniz
  • Espirales con brotes tiernos y frutos rojos
  • Lazos de pasta con pollo, canónigos y palmitos
  • Ensalada de pasta con alcachofas, tomatitos y queso fresco
  • Macarrones con brócoli y gambas
  • Tortellinis con tomatitos, mozzarella y anchoas
  • Lacitos con verduras templadas
  • Ensalada de pasta con atún, canónigos y encurtidos
  • Ensalada de espirales con espinacas, pepino y manzana
  • Lazos con calabacín, pimiento y zanahoria
  • Ensalada de espirales, tomates cherry, maíz y atún
  • Macarrones con champiñones marinados
  • Raviolis de espinacas con champiñones
  • Espirales con verduras asadas

¿Se puede comer pasta estando a dieta?

Sí, ya que por sí sola, la pasta no tiene apenas grasas. El problema si quieres adelgazar es la cantidad de pasta y la salsa o el acompañamiento que le añades.

Trucos para aligerarla

  • En su justa medida. Al mediodía, bastan entre 60 y 80 g de pasta por persona. Si es para cenar, reduce a 40-60 g de pasta.
  • Cuécela al dente. Para que te sacie más, debe estar al dente, es decir, suave por fuera y un poco más dura por dentro.
  • Consúmela fría. Sí, tal y como lees. Cuando la pasta se enfría, el almidón que contiene se convierte en almidón resistente, un tipo de almidón que sacia hasta tres veces más.
  • Más fibra. Elige pastas integrales para aumentar la cantidad de fibra de tu dieta. La fibra no adelgaza, pero sí contribuye a la sensación de saciedad, y facilita el tránsito intestinal.
  • Pasas de grasas. Como acompañamiento, utiliza carnes magras, quesos frescos o bajos en grasas, y decántate por salsas y vinagretas ligeras.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?