Sin piedad

5 cosas de tu casa que tienes que tirar en cuanto leas esto

Textiles que dan grimilla, especias secas o un felpudo que ya no da la bienvenida... Toma nota de los objetos que tienen que desaparecer de tu casa a la de ya.

Actualizado a

Escrito por:

Isabel Zúñiga

Actualizado a

cosas que tienes que tirar
Stocksy

Todavía no lo sabes pero a tu alrededor hay varias cosas que tienes que tirar hoy mismo. Ropa de casa, recipientes de plástico o plantas son algunas de las que vas a encontrar a continuación. Que no te dé pena, son pequeños detalles que no pasan tan desapercibidos como parece y dan muy mala impresión.

FELPUDO DESHILACHADO

Después de una jornada maratoniana de trabajo llegas a casa con muchísimas ganas y ¿qué es lo primero que ves? ¿Un felpudo bonito y limpio que te da la bienvenida o los restos de un naufragio? Si tu respuesta es la segunda, está claro que necesitas un sustituto ya.

  • Recuerda que es importante mantenerlo limpio. Puedes sacudirlo, aspirarlo, lavarlo con un poco de jabón e incluso desinfectarlo con un producto específico.
Ropa de cama
Ikonos

TEXTILES VIEJOS

Aunque no se vea a simple vista, la ropa de la casa cumple un papel muy importante tanto en temas de limpieza como en tu bienestar. Por eso, y por mucho que te cueste desprenderte de algunas de ellas, tienen que estar en buen estado. Aprovecha un rato libre para revisarlas y sé implacable con las que no pasen el examen.

  • Toallas. Vale que con el uso y los lavados se van desgastando (¿aún no conoces los errores que dañan la ropa?) pero otra cosa es si están deshilachadas, sucias o ¡rotas! En ese caso tíralas ahora mismo. Mereces una toalla o albornoz amoroso que te abrace cuando sales de la ducha.
  • Sábanas. El mismo caso que el anterior. ¿Te sorprende no dormir bien? Una bajera con pelotillas o rugosa es la antítesis de dormir a pierna suelta.
  • Trapos de cocina. Entrar en la cocina y ver un trapo medio gris cuando realmente es blanco no produce buena impresión. Guarda alguno de los más viejecitos por si lo necesitaras pero el resto fuera.
  • Estropajos usados. Las cuestiones relativas a la higiene son muy serias. En ocasiones pensamos que los estropajos duran eternamente pero nada más lejos de la realidad. Acumulan bacterias, humedad y con el uso van perdiendo eficacia. La próxima vez que vayas al súper compra varios para poder renovarlos con mayor frecuencia.
Plantas aromáticas
Ikonos

PLANTAS MUERTAS

Está claro que la naturaleza es vida así que eso de tener hojas secas por el suelo es muy mala señal. Quizá lo tuyo no sea la jardinería, y realmente no pasa nada porque así sea (pero por si acaso lo quieres intentar aquí tienes muchas plantas de interior con flor muy fáciles de cuidar). Si tu planta ha pasado a mejor vida debes tirarla asegurándote de no dejar tierra por el camino ya que podría haber bichitos.

ESPECIAS CADUCADAS

En un sentido estricto las especias no caducan pero sí tienen una fecha de consumo preferente, a partir de la cual dejarán de conservar todas sus propiedades. Su olor, su sabor y su textura ya no serán los mismos. Y, francamente, asar un pollo con romero de hace tres años no es demasiado apetecible. Crees que no pero echa un vistazo y ya verás como alguna se ha pasado.

  • Para conservar las especias en condiciones óptimas, guárdalas en un lugar seco, fresco y resguardado de la luz solar. Además, conviene dejarlas en el tarro de cristal.

TÁPERES HECHO POLVO

Y no salgas de la cocina porque toca hacer revisión de los táperes. Si notas que han perdido dureza o consistencia, las tapas no encajan, han cambiado de color o tienen roces es señal inequívoca de que hay que tirarlos.

  • Cuando vayas a comprar los nuevos asegúrate de que son aptos para uso alimentario (el símbolo de la copa y el tenedor). Evita comprarlos de mala calidad ya que se deterioran más fácilmente. Asimismo no los calientes en el microondas a no ser que venga especificado y no cortes directamente dentro de ellos.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?