Ser feliz

Rafa Santandreu

Soy psicólogo por la Universidad de Barcelona y me dedico al trabajo con pacientes, a la formación de profesionales de la salud y a la divulgación de la psicología dando conferencias. Soy autor del best seller “El arte de no amargarse la vida” y de "Ser feliz en Alaska", mi último libro. Desde aquí, cada semana responderé a vuestras consultas. ¿Mi objetivo? Que podáis ser felices en cualquier situación, incluso contra viento y marea.

Creo que mi trabajo no sirve para nada, ¿debería cambiar?

Desde hace años trabajo en una tienda de ropa y al principio me gustaba..., pero ahora no me llena y creo que debería hacer algo más importante. ¿Cambio de trabajo?

Actualizado a

Actualizado a

cambiar de trabajo

cambiar de trabajo

Trabajo desde hace años en una tienda de ropa, al principio me gustaba mucho mi trabajo, pero cada vez lo veo más soso, más aburrido y que no sirve para nada. Creo que debería hacer algo mas importante y que ayudase a los demás. Me da hasta vergüenza decir que soy dependienta, ¡me parece tan ridículo! Pero tampoco sé por dónde empezar…

Amiga, ¡no cambies de trabajo! Creo que te pasa algo que sucede de forma muy frecuente, infravalorar el propio trabajo, pero ¿por qué? Lo importante no es lo que hagas sino cómo lo hagas. Si pones lo mejor de ti, crearás a tu alrededor buen ambiente y disfrutarás con lo que haces y eso te llevara a conectar con los demás de otra forma. Hay mucha neura de exigencia y parece que si uno no se dedica a salvar vidas no hace nada importante, y nada más lejos de la realidad. Todos formamos parte de una cadena de cooperación y sobre todo formamos parte de la humanidad. Lo más importante es tu capacidad de amar la vida y a los demás. Y esto se puede hacer en cualquier sitio y en cualquier situación. No te líes con otros valores trampa, como la belleza, el dinero o el trabajo.

Es posible que al principio te gustase más tu trabajo porque ibas con la mirada de la ilusión, de lo nuevo, del orgullo de trabajar…y esto ha cambiado en algún momento por algo muy crítico y que habla de una de las neuras estrella de estos tiempos: la exigencia. La propuesta es que te convenzas de que tu trabajo está muy bien, seguro que tiene ventajas prácticas, como tener un ingreso, un horario…y mentales: poder conocer a gente a diario, aprender a estar bien con lo cotidiano… Lo importante es fortalecer la capacidad de ser feliz en muchas situaciones.

Valora lo que haces y si después te apetece ampliarlo con algo concreto y de estilo solidario, ¡a por ello!

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?