Ser feliz

Rafa Santandreu

Soy psicólogo por la Universidad de Barcelona y me dedico al trabajo con pacientes, a la formación de profesionales de la salud y a la divulgación de la psicología dando conferencias. Soy autor del best seller “El arte de no amargarse la vida” y de "Ser feliz en Alaska", mi último libro. Desde aquí, cada semana responderé a vuestras consultas. ¿Mi objetivo? Que podáis ser felices en cualquier situación, incluso contra viento y marea.

Cómo abordar una adicción a las apuestas online

Tengo que admitirlo, mi hijo está enganchadísimo a las apuestas online. Se enfada cuando le saco el tema y yo me desespero...

Actualizado a

Actualizado a

adiccion apuestas online

adiccion apuestas online

Tengo que admitirlo porque ya no sé qué hacer, veo que mi hijo esta muy enganchado a las apuestas de fútbol, esas que anuncian en la tele. Al principio era en partidos importantes, pero cada vez ha ido a más. Se ha gastado más dinero del que nos quiere decir y está de muy mal humor. No sé como controlarle ni qué más hacer, se enfada si le saco el tema y yo me desespero…

Haces bien en estar preocupada_ la ludopatía es una adicción cada vez mas presente. La ludopatía online supera en creces a la de juegos de azar clásicos. Es la llamada ludopatía invisible. Está muy presente en forma de anuncios televisivos y también, y es aquí donde está el mayor riesgo, en cualquier móvil. El acceso tan sencillo y fácil a estas páginas webs hace que cualquiera pueda apostar en cualquier momento y lugar. Fútbol, póker, etc…No es necesario ir al bar para jugar a la máquina tragaperras ni ir al casino. Ahora desde casa, desde el metro, desde donde estés, puedes jugar. Demasiado accesible. Los anuncios son vistosos y frecuentes: muy llamativo para nuestra atención.

Además son páginas que al principio recompensan el hecho de jugar. Se devuelve dinero con la primera apuesta y esto genera una sensación de éxito a corto plazo y de control que hace que uno quiera más. La segunda vez ya lleva a la tercera y así hasta que la adicción toma forma y se crea la actitud de estar pendiente de las apuestas.

¿Cómo se vuelve uno adicto? Hay varios factores, los mas importantes son el refuerzo inmediato, (es decir, me gusta y lo tengo ya), la accesibilidad y la gran sensación de control. Esta combinación hace que cada vez uno quiera más: es divertido, es rápido y gano dinero. Parece difícil no engancharse visto así. Sí, pero, y cuando no se gana, ¿por qué se sigue? Gran pregunta. Porque se crea la expectativa de que se ganará a la siguiente.

El refuerzo intermitente es lo que engancha. No saber cuándo ganaré pero creer que ganaré seguro hace que quiera ver qué pasa a la siguiente “una apuesta más, esta seguro que gano”. Y ya tenemos el ciclo de la adicción.

Hay también un sesgo a la hora de percibir el coste con lo ganado. Cuando se gana la sensación es de tanta satisfacción que hace que se valore como mayor la cuantía que realmente se percibe y no se considere como gasto significativo lo que se ha invertido. Es la llamada etapa dorada.

Las adicciones online han crecido de forma espeluznante en los últimos tiempos y hay una nueva legislación que intenta regularlo, sobretodo por lo que a menores se refiere. Ha aumentado drásticamente la edad de inicio a estos juegos y ya hay muchos menores ludópatas.

Hay que decir que hay intereses económicos que hacen difícil que se establezca una nueva ley y que se hagan campañas como las que hay sobre el tabaco. Todo llegará.

La forma de tratar las adicciones es sin lugar a dudas con terapia cognitivo conductual, es la que goza de mayor eficacia. La terapia iría encaminada lo primero a fomentar una toma de conciencia: tienes un problema y hay que tratarlo porque si no, va a más. Se aprende a frenar el impulso de jugar y a crear nuevos hábitos para dejar de hacerlo radicalmente. Para ello habría que ver qué esta manteniendo esta conducta y sobre todo, a revisar el diálogo interno. Entender por qué hacemos algo que nos perjudica es clave para cambiarlo. No buscamos sensación de culpa, buscamos sensación de responsabilidad y afrontamiento sano.

Supondrá un esfuerzo porque finalmente hay que revisar valores y generar cambios importantes. Eso sí, la tremenda satisfacción de sentir que uno supera una adicción no tiene parangón. Hay grupos terapéuticos y psicólogos especializados con los que sería muy buen momento para contactar.

Si crees que tu hijo no es consciente de que tiene un problema, ayúdale. Señala el tiempo que pasa jugando, sus cambios de humor, tu preocupación, si puedes habla con algún amigo suyo para que también pueda hablarle claro. Es un problema y es fundamental tratarlo.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?