Alimentación

el (eterno) debate

En qué quedamos: ¿La leche es buena o mala?

¿Engorda? ¿Tengo que tomarla sí o sí cada día? ¿Y si no lo hago? ¿Y si tengo intolerancia?... Tenemos las respuestas (definitivas). ¡AVISO! Cambiarán para siempre tu relación con este lácteo.

Por Clara Esmandia Actualizado el 10 de mayo de 2018, 13:32

¿POR QUÉ TOMAR LECHE?

Si eres de las que no entienden el café sin leche, no hay ningún problema, ¡al contrario! Este lácteo es uno de los alimentos más completos que hay. Junto con el huevo, es el ingrediente que aporta las proteínas de mejor calidad. También es rica en vitaminas y en minerales. A destacar el calcio, que es fundamental para la salud de los huesos. 

FOTO: Sarah Jessica Parker en Sex and the City

1 / 13

¿La leche forma parte de todas las culturas?

¿Cuántas veces te dijo tu madre eso de "si no te duermes, caliéntate un vasito de leche con miel"? Para nosotros es muy normal tomarla, pero te sorprenderá saber que en otras culturas, como la asiática o la africana, no tienen por costumbre incluirla en su dieta. 

FOTO: Shirley Temple en War Babies

 

2 / 13

¿TIENES INTOLERANCIA?

Aviso a navegantes: ¡No es lo mismo que la alergia! Este problema se debe a una intolerancia al azúcar de la leche, conocida como lactosa. Para digerir este azúcar hace falta que intervenga una enzima (la lactasa), que hay personas que producen en menor cantidad que otras. También es verdad que con el tiempo, tendemos a producir menos y, por lo tanto, podemos empezar a tener problemas con la leche a cierta edad.

FOTO: Charlize Theron en Blancanieves y la leyenda del cazador.

 

3 / 13

¿TIENES ALERGIA?

Si tienes alergia a la proteína de la leche, no es que no debas, es que está más que prohibido que sigas Tomándola. Además, se trata de una alergia que nunca desaparece. Aunque ten en cuenta que no es algo tan frecuente, de hecho, se calcula que esto afecta solo a un 1% de la población.

FOTO: ANTIdiaRY de Rihanna.

4 / 13

¿Y SI DEJAS DE TOMAR LECHE SIN TENER INTOLERANCIA?

Pues si dejas de consumir lácteos porque sí, o los sustituyes por aquellos sin lactosa, al final, te sentarán mal fijo. El cuerpo es muy sabio y si ve que llevas un tiempo sin tomar estos alimentos decide ahorrarse el trabajo de producir la enzima que digiere la lactosa y dedicar su energía a otras labores. Con lo que pasado un tiempo, si decides volver a ingerirlos, te faltará lactasa y no los podrás digerir bien.

FOTO: Marilyn Monroe para Pageant Magazine.

5 / 13

¿VA EN CONTRA DE TUS IDEAS?

Puedes no querer tomar este tipo de alimentos para evitar el coste que la industria ganadera tiene para el medio ambiente por ejemploe, ¡y es totalmente respetable!

FOTO: Lisa Kudrow en Friends

6 / 13

¿Y SI NO TE GUSTA?

No hace falta que te esfuerces y te tomes un vaso de leche con la pinza en la nariz y aguantando el repelús. Aquí te contamos por qué puedes tener unos huesos perfectamente sanos sin tomar lácteos. Vamos, que hasta puedes eliminar el queso de la pizza.

FOTO: Cary Grant y Joan Fontaine en Suspicion

7 / 13

¿PUEDO TOMAR LECHE Y SUFRIR OSTEOPOROSIS?

Sí, puedes. La salud de los huesos no depende solo del calcio, importa tanto o más hacer ejercicio regularmente, tomar el sol para sintetizar vitamina D o no tener niveles demasiado altos de vitamina A, ni abusar de alimentos ricos en proteínas. También hay que tener cuidado con los “ladrones” de calcio que se esconden en tu dieta, ¡descúbrelos aquí!

FOTO: Paul McCartney (Museum of Beatles)

8 / 13

¿ES MEJOR LA LECHE DESNATADA, LA ‘SEMI’ O LA ENTERA?

Sí, ya lo sabemos, la desnatada parece la mejor opción, pero… no es así. Aunque la grasa de la leche siempre se ha demonizado por ser saturada, actualmente hay estudios como el de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) que sostienen que puede ser beneficiosa. Además, la leche entera resulta mucho más saciante y cuenta con más vitaminas (sobre todo la A y la D, que muchas desnatadas llevan añadidas).

FOTO: Jennifer López (@jlo)

9 / 13

¿Y QUÉ HAY DE LA LECHE ECOLÓGICA?

Es cierto que no está demostrado que sea mejor, pero ya hay estudios que señalan que es más rica en ácidos omega 3. Eso sí, que no te líen con términos marketinianos como leche bio o de vacas felices. La única que cuenta con la regulación de la Unión Europea es la que se define como ecológica (¡y punto!). Este tipo de leche tiene la garantía de ser de vacas que viven en libertad, pastan en prados, no han sido tratadas hormonalmente... 

FOTO: Salma Hayek en la campaña Got Milk. 

10 / 13

¿PERO LA LECHE NO ENGORDA MUCHO?

Si tenemos en cuenta todo lo que nos aporta (recapitulemos: calcio, vitamina D, proteínas de alto valor biológico, fósforo, potasio y antioxidantes como el zinc y el selenio), merece la pena incorporarla en nuestra dieta pese a la mala fama que tiene su grasa. Y es que si nos fijamos en las cifras de la leche entera, estamos hablando de un aporte de 3,6% de grasa frente al 30% de grasa que puede suponer un queso curado, por ejemplo.

FOTO: Renée Zellweger en El diario de Bridget Jones.

 

11 / 13

SI NO TOMO LÁCTEOS, ¿TENDRÉ PROBLEMAS DE SALUD?

Hay que reconocer que es más fácil conseguir el calcio de los lácteos, porque el cuerpo lo asimila mejor. Mientras absorbemos un 32% del calcio de la leche, en el caso de la bebida de soja solo asimilamos entre el 5 y el 13%. Por eso, todas las campañas a favor del consumo de leche hacen tanto hincapié en este aspecto. 

FOTO: Kate Moss en la campaña Got Milk. 

12 / 13

¿QUÉ SON LAS BEBIDAS VEGETALES?

Si eres alérgica, intolerante, vegana o, directamente, no te gusta la leche, las bebidas vegetales se han convertido en el sustituto ideal. Hay distintos tipos, ¡pero no son todas iguales! Escoge la que más te guste, pero fíjate en los azúcares (la de arroz y la de almendras suelen tener muchos) y en la cantidad de proteínas y de grasas (la de soja es la que tiene unos niveles similares a los de la leche). 

FOTO: Gigi Hadid 

13 / 13

Hemos leído mil y una veces lo beneficioso que es este lácteo para nuestra salud, sobre todo para la de nuestros huesos. Sin embargo, recientemente ha aparecido una especie de movimiento antileche que subraya que el hombre es el único animal que sigue tomándola una vez acabada la lactancia materna y asegura que arderemos en el infierno si no cambiamos la leche de nuestro cafe latte por cualquier bebida vegetal.

Y ante está situación, en la que tu madre te dice que si no la bebes vas a tener problemas de artrosis mientras que la pija de tu vecina presume de darle a sus hijos bebida vegetal ecológica de almendras, ¡nos hemos plantado y hemos dicho “basta”! ¿En qué quedamos, la leche es buena- buenísima o mala- malísima? Tenemos la respuesta a ésta y muchas más preguntas que siempre has querido hacer.

LO BUENO DE LA LECHE

La leche es rica en minerales, de los cuales siempre se destaca el calcio, y en vitaminas, sobre todo de la D. Pero su buena fama va más allá del calcio y la vitamina D, así es su composición:

  • Calcio y vitamina D. Este tándem es clave para la salud de los huesos.
  • Proteínas de alto valor biológico. La leche tiene gran cantidad de aminoácidos esenciales, que son fundamentales para nuestra musculatura.
  • Fósforo. Su principal función se centra en la formación de huesos y dientes, además, es necesario para que el cuerpo produzca proteínas para el crecimiento y la reparación de células y tejidos. También aportará energía y mejorará tu humor. Suena bien, ¿verdad?
  • Potasio. Es importante para el desarrollo muscular y la descomposición de los carbohidratos. Además, elimina la retención de líquidos.
  • Antioxidantes. Como el zinc y el selenio, que te ayudarán a plantar cara al paso del tiempo.

ALERGIA VS. INTOLERANCIA

Seguro que has escuchado eso de “es que la leche no me sienta bien”. Pues bien, esto puede deberse a una alergia a la proteína de la leche o a una intolerancia al azúcar de la leche -lactosa–. Eso sí, si crees que no digieres correctamente este lácteo, no hagas experimentos raros y consúltalo con tu médico antes de pasarte a la leche sin lactosa o a las bebidas vegetales.

LA CAMPAÑA "SÍ A 3 LACTEOS AL DÍA"

Los mitos que envuelven a este lácteo han hecho que haya disminuido su consumo. Por ello, ahora el sector lácteo español, el Ministerio de Agricultura y la Unión Europea ponen en marcha una iniciativa para lanzar un mensaje claro a los ciudadanos: "Sí a 3 lácteos al día".

ENTONCES, ¿LA LECHE ES BUENA O MALA?

Pues la respuesta es… ¡blanco y en botella! Si te gusta su sabor, tu dieta te lo permite y no tienes problemas de intolerancia o de alergia, ¡brinda con nosotras con un refrescante vaso de leche! Sí, tenemos las 13 reason why vas a querer ayudar a tu salud a sorbos y con un 'bigotillo' blanco de lo más favorecedor, sobre todo para tus huesos.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?