¡Al detalle!

Lourdes Montes más allá de Fran Rivera: su exitosa faceta como empresaria

La ilusión de crear ha llevado a la mujer de Fran Rivera a vivir una época profesional verdaderamente boyante. ¿En qué consiste el negocio de Lourdes Montes?

Lourdes Montes
GTRES
Adrian Monterrubio
Adrián Monterrubio

Periodista especializado en corazón y televisión

Actualizado a

Lourdes Montes está siendo una de las grandes protagonistas del inicio del 2024. No solo acaba de celebrar su 40 cumpleaños, sino que, además, el éxito profesional y ella caminan de la mano sin previsión de soltarse en el futuro más próximo. Ya hace mucho tiempo que la sevillana se alejó del derecho y la abogacía, la profesión para la que se formó en la Universidad, con el propósito de centrarse en su verdadera pasión: el diseño de moda.

Pero no de una moda cualquiera. La esposa de Fran Rivera hace honor a sus raíces y en los últimos años se ha consolidado como toda una profesional de los trajes de flamenca que cada abril inundan la capital andaluza. Para muestra de su triunfo, la presentación de la nueva colección de su marca, que lleva por nombre Miabril, en el Salón Internacional de Moda Flamenca (SIMOF) de 2024, celebrado entre el 18 y el 21 de enero de este mismo año. Todo un éxito que remite a la ilusión de unos inicios modestos que aquí recuperamos.

Lourdes Montes presenta la nueva colección de Miabril, su marca, en SIMOF 2024

'Orígenes' es el nombre que ella y su socia Rocío Terry han puesto a la más reciente de las colecciones de su firma. Cabe destacar que no es la primera vez que la madre de los dos hijos más pequeños del torero tiene la oportunidad de presentar sus creaciones en tan importantes jornadas para el sector. En cualquier caso, la intención explícita de su presencia en la pasarela este año se desmarcaba del pasado. Lejos de buscar la innovación y ceñirse a las tendencias más actuales, Montes ha querido rememorar la historia del traje tradicional. Mantones de Manila de tonos llamativos para acompañar vestidos de cortes atemporal, líneas asimétricas y bajos de triple volante verdaderamente vistosos. Un espectáculo de colores y folklore, reflejo de una marca en auge que puede presumir de haber vestido a personalidades de la talla de Victoria Federica en el pasado. 

Lourdes Montes SIMOF 2024
GTRES

Un evento que ha servido para dar a conocer nuevas prendas, pero que marca, también, el innegable gran salto del negocio. Gran día que las personas más importantes de su círculo cercano no podían perderse. Evidentemente, la lista de allegados la encabezaron su marido, así como Carmen y Curro, sus dos hijos. También Tana Rivera, hija del primer matrimonio de Fran con Eugenia Martínez de Irujo, que también fue una de las invitadas al salón. Y es que allí había VIPS por doquier. Nombres tan célebres y variopintos como el de la infanta Elena, Jessica Bueno y Luitingo, Raquel Bollo, Antonio José, Paloma Lago y muchos más.

El apoyo inquebrantable de Fran Rivera a Lourdes Montes

Quien tampoco podía faltar a la cita era Sibi Montes, hermana de Lourdes. La joven, que asistió junto a su novio Mateo Ibáñez, es en realidad una de las partes fundamentales de este proyecto que tanto ha crecido. Fue ella, de hecho, con quien comenzó su aventura en el mundo de la moda. Juntas crearon una pequeña marca que llevaba por nombre 'Analinen'. El comercio originario y mucho menos ambicioso que sirvió, en realidad, como semilla para la gran carrera que hoy día conocemos.

Sibi Montes en SIMOF
GTRES

Porque a pesar de que llegar hasta aquí no haya sido especialmente sencillo, el esfuerzo ha dado sus frutos y siempre ha contado con el apoyo de los suyos. Sobre todo de Fran, claro está. El hijo de Paquirri y Carmina Ordóñez siempre ha confiado en su talento y deja constancia de que sigue tan enamorado de ella como cuando comenzaron su idilio allá por el 2011. Para muestra, la felicitación de cumpleaños que le ha dedicado a través de las redes sociales.

Fran Rivera y Lourdes Montes
Instagram @f.r.paquirri

Junto a una imagen de ambos con el sol desapareciendo en el horizonte, un breve pero emotivo mensaje: "Felicidades, mi amor. Solo quiero mínimo otros 40 años a tu lado".