ACTUALIDAD

Así es la casa espectacular de Sonsoles Ónega: un oasis cultural con ventanales infinitos y mucho encanto

Nos adentramos en el chalet de Sonsoles Ónega, un refugio de paz y desconexión en Madrid, donde vive con su familia.

sonsoles onega
@sonsolesonega
Ainhoa Seijas Velasco
Ainhoa Seijas Velasco

Periodista especializada en moda, belleza y actualidad

Actualizado a

Sonsoles Ónega es una de nuestras celebrities preferidas y como nosotras tenemos que estar atentas de todos sus movimientos, ahora hemos investigado y hemos encontrado algunas imágenes de su casa, que ya se han convertido en pura inspiración para decorar nuestro hogar. Adéntrate con nosotras en el espectacular oasis de paz, desconexión y lectura que Sonsoles Ónega comparte con su familia en Majadahonda.

Sonsoles Ónega no deja de sorprendernos. Está a la última en tendencias de moda y nos lo demostraba estrenando los jeans rotos más causales, también en belleza, con las uñas milky nails más fresquitas para el otoño, pero ¿Estará a la última en la decoración de su casa? Estamos seguras que, sea como sea, su casa será la versión más fiel de su estilo. Nos colamos en ella para averiguarlo.

Sonsoles Ónega
@sonsolesonega

La periodista, que vivía en un piso de 37m2 en Parla, se ha mudado en los últimos años a un chalet en una de las mejores urbanizaciones de Majadahonda, valorado en 1,5 millones de euros. Hemos buscado, a través de su Instagram, algunas fotografías de rincones de su casa para captar su mejor esencia ¡Te las mostramos!

¿CÓMO ES LA ESPECTACULAR CASA DE SONSOLES ÓNEGA?

Ventanales inmensos, decoración vintage, velas y objetos espirituales, muebles blancos, naturaleza y libros por doquier (entre otras maravillas que, seguro, nos han pasado desapercibidas). Te invitamos que te adentres con nosotras en la espectacular casa de Sonsoles Ónega, donde vive con su familia y sus mascotas, un lugar que invita a la desconexión y que nosotras, como no podía ser de otra forma, ya queremos para nosotras.

EL JARDIN, un espacio de naturaleza y positividad

La casa de Sonsoles Ónega es el refugio perfecto de paz y tranquilidad. Cuenta con piscina, un gran porche de madera completamente aclimatado con sofás y una mesa con sillas y un precioso jardín repleto de mensajes motivadores.

Sonsoles Ónega
Sonsoles Ónega

LA COCINA: un rincón de tranquilidad

Fiel a su estilo clásico en el mundo de la decoración, la cocina es una de las estancias en las que vemos más elementos modernos. No obstante toda la decoración está llena de guiños vintage. La mesa de la cocina es de madera y podemos ver que prima el color blanco en puertas, muebles y paredes. Además, cuenta con un rincón muy acogedor: un sofá al lado de su gran ventanal con vistas al jardín.

Sonsoles Ónega
@sonsolesonega

EL SALÓN: el lugar perfecto para el descanso y la lectura

Como buena periodista, Sonsoles Ónega es una gran amante de los libros y eso es algo que podemos ver en su salón, que cuenta con una gran biblioteca. Un espacio ideal para la desconexión y la lectura, lleno de luz natural gracias a los grandes ventanales que hay por toda la casa.

Sonsoles Ónega
@sonsolesonega

En este espacio también podemos ver piezas espirituales y gran cantidad de velas y de lámparas, que lo convierten en un oasis del descanso. Los sofás están elegidos en marrón y en color gris, a juego con la gran alfombra en la que destaca una moderna mesilla transparente de cristal.

Sonsoles Ónega
@sonsolesonega

EL DESPACHO: DONDE FLUYE LA INSPIRACIÓN

Dicen que lo bueno se hace esperar y por eso nosotras hemos dejado el despacho de Sonsoles Ónega para lo último. La periodista cuenta con el despacho de todos nuestros sueños: con grandes ventanales y vistas al jardín y un escritorio inmenso en el que caben todos los papeles que nos podamos imaginar, y su gran ordenador de sobremesa, por supuesto.

Sonsoles Ónega
@sonsolesonega

El despacho también cuenta con otras mesas y armarios y con dos grandes estanterías, en las que la periodista almacena más libros de su inmensa colección, decorados con pequeños souvenirs de viajes.