Dulce y cremoso

La tarta tradicional vasca ideal para servir en Navidad: no necesita horno y puedes prepararla con antelación

En el País Vasco tienen el postre tradicional vasco perfecto para estas Navidades: tiene un dulce sabor a manzana, es cremoso y se prepara sin horno. ¡Aquí te dejamos su receta!

Sagargala, el postre tradicional vasco que se hace sin horno y que es perfecto para la Navidad

Sagargala, el postre tradicional vasco que se hace sin horno y que es perfecto para la Navidad

RBA
SoniaDoradoOrellana
Sonia Dorado Orellana

Experta en contenidos de decoración, hogar, alimentación y bienestar

Actualizado a

Con las Navidades rozándonos los talones, es el momento perfecto para empezar a pensar en los menús navideños que vamos a preparar para estas fiestas. Sí, es cierto que todavía estamos en noviembre y que queda poco más de un mes para la cena de Nochebuena, pero, por experiencia de años pasados, ya sabes que lo dejas todo para última hora y luego no te da tiempo. Para ayudarte con el menú, vamos a empezar por el postre.

huevos rellenos

Artículo relacionado

Espectaculares

5 rellenos para huevos rellenos diferentes al atún: fáciles, sabrosos y resultones

Anna Rodríguez Hurtado

Porque sabemos que te encanta deleitar los paladares de tus invitados con platos exquisitos de estrella Michelin y terminar todos tus manjares con un delicioso postre. Pero, claro, con tanta comida por hacer, necesitas un postre que sea dulce y resultón y que, a su vez, puedas prepararlo con antelación, que solo tengas que servirlo en el plato y listo. Y si para prepararlo no necesitas horno, mejor que mejor. Pues el postre navideño perfecto existe y se trata de la sagargala, una tarta con compota de manzana típica del País Vasco.

Cómo hacer sagargala, el postre tradicional navideño de origen vasco

La sagargala es un postre típico vasco que está para chuparse los dedos. Básicamente, es una tarta compuesta por tres capas, una base de bizcocho, un cremoso relleno de queso y una capa de compota de manzana. Y lo mejor es que se prepara sin horno. Aquí tienes la receta:

Ingredientes para la compota

  • Manzanas
  • Zumo de un limón
  • Una vaina de vainilla 
  • Una ramita de canela
  • 50 gramos de azúcar

Ingredientes para el bizcocho

  • 8 sobaos pequeños

Ingredientes para el jarabe de vino tinto

  • 300 ml de vino tinto
  • 75 gramos de azúcar
  • 2 cáscaras de naranja
  • 2 cáscaras de limón

Ingredientes para la crema

  • 5 láminas de gelatina
  • 250 gramos de queso fresco
  • 100 mililitros de nata líquida
  • 350 gramos de nata montada dulce
  • Zumo de un limón

Ingredientes para la decoración

  • Un puñadito de grosellas
  • Un puñadito de frambuesas
  • Varias hojas de menta

¿Te faltan ideas para cenar? Descarga gratis nuestro eBook “Cenas ligeras y deliciosas” con un montón de recetas para que no te aburras. Clica aquí y llévatelo.

Modo de elaboración de la sagargala vasca

Para preparar la sagargala en casa fácilmente y sin horno, debes seguir los siguientes pasos:

Cómo hacer el jarabe de vino tinto

  1. En un cazo, añade dos cáscaras de naranja y dos cáscaras de limón. Añade también los 75 gramos de azúcar y los 300 ml de vino.
  2. Pon todos los ingredientes a reducir a fuego suave-medio de 15 a 20 minutos.
  3. Cuando consideres que el jarabe está listo, retíralo del fuego y resérvalo porque lo usaremos casi al final de la receta.
Sagargala, el postre tradicional vasco que se hace sin horno y que es perfecto para la Navidad
RBA

Sagargala, el postre tradicional vasco que se hace sin horno y que es perfecto para la Navidad

Cómo hacer la compota de manzana

  1. Para preparar la compota de manzana lo primero que debes hacer, obviamente, es pelar las manzanas y quitarle las pepitas que tenga. 

  2. Una vez limpias, corta las manzanas a trozos, échalas en un cazo y riégalas con el zumo de otro limón.

  3. Ahora agrega la vainilla, la canela y 50 gramos de azúcar. Tapa el cazo y cuece todo durante 30 minutos. De vez en cuando, abre la tapa y ve removiendo todo para que no se quede pegado. 

  4. Una vez lista la compota, cubre un molde para tartas con papel film para que no se nos quede pegada y vierte la mitad de la compota en la base extendiéndola muy bien. Mete la compota en el frigorífico de 2 a 3 horas para que se solidifique.

Cómo hacer la crema del relleno

  1. Lo primero es hidratar las láminas de gelatina en agua fría. Cuando ya estén hidratadas, calienta 50 ml de nata líquida y agrégale la gelatina hidratada bien escurrida. Sigue añadiendo el resto de ingredientes, los otros 50 ml de nata líquida restantes, el zumo de un limón y los 250 gramos de queso fresco.

  2. Cuando todos los ingredientes anteriores estén bien mezclados, añade la nata montada dulce, mueve muy bien y esparce esta mezcla por encima de la base de compota de manzana que has preparado y enfriado previamente.

  3. Vuelve a meter el recipiente con la compota y la nueva capa de crema dentro del frigorífico y déjalo enfriar una hora para se solidifique la crema.

Cómo hacer el bizcocho de la sagargala

  1. Echa el jarabe de vino tinto que tienes ya preparado en una fuente y ve mojando en ella los sobaos.

  2. Cuando los sobaos estén bien borrachos, ve colocándolos encima de la capa de crema de queso y, cuando tengas toda la crema cubierta con los sobaos, vuelve a meter el molde de la tarta con todos los ingredientes en el frigorífico durante 2 o 3 horas.

Cómo decorar la sagargala

  1. Cuando hayan pasado las 2 o 3 horas y todas las capas de la sagargala se hayan solidificado, es hora de desmoldar el molde y de colocar tu tarta en un plato bonito y elegante para su presentación.
  2. Puedes decorar su parte superior, que al desmoldar la tarta sería la compota de manzana, con grosellas, frambuesas y hojitas de menta.