Recetas

100% Libre de culpa

Entrantes y primeros platos light, súper ligeros... ¡y sin remordimientos!

Estar a dieta y comer ensaladilla rusa, espaguetis o paella es posible si sabes cómo aligerar estos platos con sencillos trucos para quitar calorías pero manteniendo todo el sabor.

Por Clara Esmandia | 23 de septiembre de 2017, 05:00

gazpacho de pepino apio albahaca. Gazpacho ultraligero de pepino, apio y albahaca

Gazpacho ultraligero de pepino, apio y albahaca

Un gazpacho a base de pepino, apio y albahaca con solo 160 calorías poniendo yogur en lugar de pan para espesarlo.

Ver receta.

1 / 10

lasaña vegetal light. Lasaña vegetal light

Lasaña vegetal light

Prescindiendo de la carne y la patata de la receta tradicional y aligerando la bechamel conseguimos rebajar hasta 200 calorías.

Ver receta.

2 / 10

Vichyssoise súper ligera

Vichyssoise súper ligera

Tiene 125 calorías menos que la tradicional y todo el sabor. Solo hemos tenido que sustituir algunos ingredientes por otros menos calóricos, pero igual o más sabrosos.

Ver receta.

3 / 10

Espaguetis con gambas y almejas bajos en calorías

Espaguetis con gambas y almejas bajos en calorías

¿Por qué siempre se dice que la pasta engorda cuando en realidad tiene poquísimas grasas? Porque solemos pasarnos con la cantidad y, sobre todo, con la salsa con la que la acompañamos. En nuestros espaguetis hemos puesto la cantidad justa y un acompañamiento perfecto, sin casi nada de grasa.

Ver receta.

 

4 / 10

Calabacines rellenos de queso bajos en calorías

Calabacines rellenos de queso bajos en calorías

Los aperitivos también pueden ser ligeros. Y si no, prueba nuestros calabacines rellenos de queso bajos en calorías con queso con 0% de materia grasa en lugar del clásico rulo de cabra o mozzarella.

Ver receta.

5 / 10

Potaje de lentejas light

Potaje de lentejas light

Cuando busques un plato contundente y nutritivo, pero ligero al mismo tiempo, no puedes dejar de probar nuestro potaje de lentejas light, una versión vegetariana y 100% vegana del clásico potaje de toda la vida con más de 200 calorías menos que el tradicional.

Ver receta.

6 / 10

Paella light

Paella light

Si como nosotras eres fan de la paella, y no quieres renunciar a ella aunque estés a dieta, toma nota de nuestra versión con 400 kcal menos por ración que la tradicional. Las tácticas son súper sencillas.

Ver receta.

7 / 10

Tortilla de patatas súper light

Tortilla de patatas súper light

Cocer las patatas en lugar de freírlas, cuajar la tortilla en una sartén antiadherente, poner menos yemas, o montar las claras al punto de nieve son trucos que ayudan a rebajar hasta 250 calorías menos por ración de la receta tradicional de tortilla de patatas.

Ver receta.

8 / 10

ensaladilla rusa light. Ensaladilla rusa light

Ensaladilla rusa light

La ensaladilla rusa es una de las tapas más deseadas y una de las más temidas por lo que puede llegar a engordar. Pero no hay nada que temer de nuestra ensaladilla rusa light. Tiene 250 calorías menos siguiendo unas sencillas claves.

Ver receta.

9 / 10

recetas libres de culpa. Y otras versiones con poquísimas calorías

Y otras versiones con poquísimas calorías

Descúbre todas nuestras recetas 100% libres de culpa.

10 / 10

Aquí tienes todos los trucos para conseguir que tus entrantes y primeros platos sean 100% libres de culpa y, por lo tanto, sin ningún remordimiento cuando quieres adelgazar. Y si no, mira cómo hemos elaborado nuestras versiones light de las pesadas recetas de toda la vida.

Gazpacho ultraligero de pepino, apio y albahaca

Aunque no lo parezca de entrada, el gazpacho puede ser una auténtico rompedietas dependiendo del acompañamiento. Unos picatostes de pan frito no son precisamente light...

Ensaladilla rusa light

La ensaladilla rusa es una de las tapas más deseadas y una de las más temidas por lo que puede llegar a engordar. Pero no hay nada que temer de nuestra ensaladilla rusa light. Tiene 250 calorías menos por ración que la tradicional.

  • Las claves son utilizar atún al natural en lugar de en aceite. Y sobre todo, sustituir la clásica mayonesa por una salsa de yogur desnatado con cebollino, que es deliciosa y muy ligera.
  • Puedes completar la ensaladilla con encurtidos variados: pepinillos, cebolletas, alcaparras… O también anchoas, que son mucho más ligeros que las olivas.

Calabacines rellenos de queso bajos en calorías

Los aperitivos también pueden ser ligeros. Y si no, prueba nuestros calabacines rellenos de queso bajos en calorías.

  • Para conseguirlo, hemos optado por un queso con 0% de materia grasa en lugar del clásico rulo de cabra o mozzarella.
  • Para aligerarlo más todavía se puede usar yogur desnatado en lugar de nata para hacer la masa del relleno

Vichyssoise súper ligera

Si eres aficionada a esta tradicional crema, alucinarás con nuestra vichyssoise súper ligera. Tiene 125 calorías menos que la tradicional y todo el sabor. Solo hemos tenido que sustituir algunos ingredientes por otros menos calóricos, pero igual o incluso más sabrosos.

  • La patata la hemos cambiado por manzana; la nata o la crema de leche, por leche desnatada; y el caldo de pollo, por uno de verdura, que resulta muchísimo menos grasiento.
  • Si, además de vegetariana, quieres una versión vegana, solo tienes que prescindir de la leche y, en su lugar, poner un cuarto de calabacín, que le dará cuerpo y consistencia.

Lasaña vegetal light

Al contrario que la tradicional, nuestra versión ligera de la lasaña no es nada pesada. Prescindiendo de la carne y la patata de la receta tradicional, conseguimos rebajar hasta 200 calorías.

  • Solo hemos puesto verduras y champiñones, que resultan muy saciantes. Y para la bechamel, nos hemos decantado por leche desnatada aparte de rebajar la cantidad de harina y aceite. Fácil, ¿no?
  • Si buscas una fórmula aún más ligera, puedes cambiar la pasta por láminas de calabacín o de berenjena. Y la bechamel por salsa de tomate. Con el cambiazo, reducirás las calorías a la mínima expresión.

Espaguetis con gambas y almejas bajos en calorías

La pasta es un alimento rico en hidratos de carbono y con poquísimas grasas. ¿Por qué siempre se dice que engorda, entonces? Porque solemos pasarnos con la cantidad y, sobre todo, con la salsa con la que la acompañamos.

  • En nuestros espaguetis con gambas y almejas bajos en calorías hemos puesto 60 gramos de pasta por persona, que ya es suficiente.
  • A la hora de cocerlos, los hemos dejado al dente, con lo cual resultan más saciantes.
  • Para el acompañamiento hemos puesto gambas y almejas, dos alimentos ricos en proteínas magras, sin casi nada de grasa.



Paella light

Si como nosotras eres fan de la paella, y no quieres renunciar a ella aunque estés a dieta, toma nota de nuestra versión con 400 kcal menos por ración que la tradicional. Las tácticas son súper sencillas.

  • Hemos puesto la cantidad justa de arroz: una media de 60 gramos por persona. Por regla general, se recomiendan 50 gramos cuando se está a dieta y 70 cuando no.
  • Como tropezón, solo lleva marisco, gambas y mejillones. Ni rastro de las clásicas costillitas de cerdo u otras carnes grasientas.
  • También puedes incorporar 50 gramos por persona de calamares, que aportan muchas proteínas, pocas calorías, y son muy saciantes.


Potaje de lentejas light

Cuando busques un plato contundente y nutritivo, pero ligero al mismo tiempo, te puede encajar a la perfección nuestro potaje delentejas light, una versión vegetariana y 100% vegana del clásico potaje de toda la vida. Tiene más de 200 calorías menos que el tradicional.

  • Para aligerar el potaje de lentejas, hemos prescindido del tocino y otros embutidos, hemos reducido al mínimo imprescindible la cantidad de lentejas y de aceite, y hemos sustituido la patata por calabacín.


Tortilla de patatas súper light

Aligerar la tortilla española también es posible. Nuestra tortilla de patatas súper light tiene la friolera de 250 calorías menos por ración gracias a unos sencillísimos trucos.

  • Cocer las patatas en lugar de freírlas, que es lo que hace que las patatas sean tan calóricas.
  • Cuajar la tortilla en una sartén antiadherente. Parece una tontería, pero te permite reducir la cantidad de aceite al mínimo.
  • De los huevos especificados para la receta, solo hemos usado la mitad de las yemas, que es donde se concentra más grasa.
  • Para darle más cuerpo sin añadirles calorías hemos montado las claras a punto de nieve.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?