signos del horoscopo

Cómo calcular tu signo ascendente y las características de cada uno

Para conocer mejor tu personalidad necesitas conocer tu signo ascendente, que es el que determina como te perciben los demás.

celia perez leon
Celia Pérez León

Redactora de contenido especializada en lifestyle, literatura y cultura.

Actualizado a

La astrología es mucho más compleja de lo que podemos imaginar. Tu personalidad, tu futuro y las predicciones que recibes del horóscopo no solo dependen de tu signo solar. Este es el que conocemos normalmente, y se determina por la posición del Sol dentro del mapa astrológico en el día de tu nacimiento.

Pero ahí no acaba la cosa, entre otras muchas posiciones es importante que conozcas tu signo ascendente y tu signo lunar. Hoy vamos a centrarnos en este primero. ¿Quieres saber qué significa tu signo ascendente? ¡Vamos allá!

¿Qué significado tiene el signo ascendente?

Seguro que te estás preguntando, ¿qué es esto de signo ascendente? El signo ascendente es aquel signo que se encuentra en el horizonte más al este (oriente) dentro del mapa astrológico cuando naces.

En cuanto a su significado, se considera que tu signo ascendente es el que marca las partes más externas de tu personalidad. Es decir, es lo que determina tanto tu aspecto físico como la forma en la que los demás te perciben. Por tanto, para entender cómo somos debemos saber tanto el signo Solar, que es el que marca nuestro yo interno, como el ascendente, que marca el yo que damos a conocer a los demás.

Para calcular este signo necesitas conocer la fecha, la hora y el lugar de tu nacimiento. La forma más sencilla de obtener esta información, así como la del resto de posiciones de tu carta astral, es accediendo a una calculadora astral.

¿Ya sabes cuál es tu signo ascendente? A continuación te contamos qué significa cada signo del zodiaco en esta posición de la carta natal.

Ascendente en Aries

Quienes tienen su signo ascendente en Ariesson personas con una gran necesidad de satisfacción. Tienen una ambición poderosa y una gran energía que les ayudará a alcanzar cualquier objetivo que se propongan. Entre sus mejores cualidades está su capacidad de adaptarse a cualquier circunstancia, así como su capacidad de analizarse a sí mismos y conocerse mediante la reflexión. Su lado más negativo es que cuando tienen en mente un objetivo pueden llegar a ser muy competitivos y algo crueles.

Ascendente en Tauro

Las personas con signo ascendente en Taurose expresan ante los demás como personas más seguras y tranquilas, aunque también con un toque materialista. Y es que el instinto primario de las personas con Tauro en esta posición es comprar. Necesitan reflejar su confianza en sí mismos con bienes materiales. Esto puede hacer que si no obtienen estas pruebas físicas de su bienestar se sientan deprimidos y psicológicamente incompletos. Las personas con este signo ascendente dan mucho valor a la rutina y la estabilidad, por lo que suelen ser tranquilos. En su lado más positivo, se convierten en personas con mucha energía emocional que cuidan y protegen de sus amistades.

Ascendente en Géminis

En contra de lo que sucede con quienes tienen signo solar en Géminis, quienes tienen en este signo su ascendente son personas con los pies en la tierra. También son comunicativos y muy curiosos, por lo que se cuestionan continuamente sus actitudes intentando entenderse mejor a sí mismos. No obstante, esta búsqueda resulta infructuosa, porque cuando más se esfuerzan por entenderse, más se pierden en esa comprensión. En su lado positivo, la persona con ascendente en Géminis es alguien optimista, pasional y entusiasta.

Ascendente en Cáncer

El signo de Cáncer en el ascendente de una persona marca una personalidad maternal y con dotes naturales para el cuidado. Tienen un gran sentido de la dedicación y la entrega hacia los demás que puede llegar a ser tan fuerte que quienes no pertenecen a su círculo pueden llegar a percibir al individuo como una amenaza. Las personas nacidas bajo este signo ascendente tienen a entregarse a sus relaciones sociales y amorosas, aunque pueden encontrar problemas al no ser capaces de identificar que la distancia y la frialdad pueden romper hasta la relación más consolidada.

Ascendente en Leo

Tener el ascendente en Leo aporta a quien nace bajo este signo una gran capacidad organizativa. También potencia la convicción de ser mejor que nadie en nada, algo que puedes ser negativo en cuanto a la percepción exterior. Los nacidos con este ascendente desean tener éxito y pueden reprimir su instinto creativo a favor del éxito profesional. Con una mente fuerte y pensamientos independientes, quienes tienen este signo Ascendente pueden verse inmiscuidos en discusiones vivaces con facilidad.

Ascendente en Virgo

Las personas con ascendente en Virgo suelen tener también a Géminis en Medio Cielo, por lo que Mercurio toma una gran importancia en su carta astral. De esa forma, las personas con este ascendente combinan la capacidad de análisis con la comunicación, consiguiendo una personalidad que no encuentra problemas para integrarse con los demás. En su lado más negativo, quienes tienen este ascendente pueden llegar a denigrarse a sí mismos por falta de confianza.

Ascendente en Libra

El signo de Libra no es el más fuerte del zodiaco, razón por la cual su influencia se diluye, en especial cuando está en ascendente. Pero, aun así, puede aportar algunas características a quienes nacen con este signo en esta posición, como la necesidad de relacionarse con los demás, que puede convertirse en el objetivo vital de la persona. También puede llevar a precipitarse en relaciones consolidadas. Quienes tienen ascendente en Libra tienen un encanto natural, que solo se ve opacado por su dificultad para reconocer los defectos personales.

Ascendente en Escorpio

Al contrario que en el caso anterior, Escorpio es un signo fuerte que afectará de forma importante a la carta natal de quien lo tenga en ascendente. Además de potenciar las características del signo solar, esta posición determina a personas con una gran necesidad de cuestionar las acciones, y con un gran potencial para la introspección y el autoconocimiento. Son capaces de ver sus propios defectos de manera honesta y sincera. En su lado más negativo, pueden llegar a obsesionarse con el poder.

Ascendente en Sagitario

Sagitario se potencia cuando está en ascenso, por lo que la volatilidad del signo toma fuerza en quien lo tiene en posición ascendente. Las personas con Sagitario en esta posición tienen a intentar explotar siempre su máximo potencial. Si se les anima, son capaces de superarse con optimismo. Además, están decididos a conocerse a sí mismos y se esfuerzan por hacerlo. Su lado más negativo sale a la luz cuando creen que lo saben todo, sin tomarse el tiempo de escuchar o investigar más. Son personas muy intelectuales.

Ascendente en Capricornio

Quienes tienen su ascendente en Capricornioheredan de este signo la tendencia depresiva y el pesimismo. La confianza en sí mismos es fluctuante debido a que no son capaces de percibirse con claridad. Es por eso que se recomienda que confíen en las percepciones de los demás, haciendo hincapié en aceptar cumplidos. En su lado más positivo, la persona con ascendente en Capricornio es una pareja excelente, que se vuelva en cuidar sus relaciones y tratar las emociones del otro con mucha sensibilidad.

Ascendente en Acuario

Entre las cualidades más positivas del ascendente en Acuario se encuentra su gran generosidad, aunque esta se puede ver opacada por su necesidad de controlarlo todo y su falta de flexibilidad. Quienes tienen su ascendente en este signo tienen una gran tendencia al autoconocimiento, que puede llevarlos a ser tercos en ocasiones cuando tienen que hacer cambios en su personalidad. Además, los que tienen este signo en ascendente pueden parecer distantes, pero es solo por su gran necesidad de independencia y su carácter enigmático.

Ascendente en Piscis

Las personas con ascendente en Piscis tienden a darlo todo por los demás, y su ayuda se convierte en un eje de cualquier proceso que haya a su alrededor. Sin embargo, su colaboración tiende a quedar en un segundo plano y no suele recibir agradecimientos por su esfuerzo. En otro punto de su personalidad, estas personas tienen dificultades para percibirse a sí mismos, y pueden crear un yo imaginario sobre el que vuelcan sus pensamientos. Pero cuando al fin consiguen encontrarse, esto les da seguridad y poner para enfrentar su día a día.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?