La dolce vita

Carmela Díaz

La dolce vita

Soy un espíritu libre que espera retirarse en un destino tropical. Entretanto disfruto de la mejor gastronomía y practico el travelling compulsivo para compartir mis experiencias con vosotras. Entre bocado y bocado escribo novelas (la última es "Tú llevas su nombre) y reportajes sobre destinos, gastro, lujo y tendencias en los principales medios. Dirijo Sheridan Comunicación.

lo mejor de la capital

Restaurantes de moda si te quedas en Madrid o nos visitas este verano

Si vives en Madrid o estás de paso, tienes que apuntarte sí o sí en tu agenda estos restaurantes. ¡Échales un vistazo!

Villa capri

Actualizado a

La capital siempre tiene algo que ofrecer en cualquier época del año. ¿Te quedas este verano? ¿Nos visitas durante estas semanas estivales desde cualquier otro rincón de España? En cualquiera de los dos casos, te recomendamos cinco opciones gastronómicas de moda -para todos los gustos y de diversos estilos- con las que vas a disfrutar mucho. ¿Con cuál te quedas tú?

Para los fans de lo asiático

Os presento uno de mis últimos descubrimientos; es ideal para pasarlo bien, comer platos ricos en un ambiente muy cuidado y… ¡sin que se resienta tu bolsillo! Le Macao es un punto de encuentro entre Oriente y Occidente, al igual que la ciudad de la que adopta el nombre. Una experiencia para viajar a la Indochina francesa y al Japón de los años 40, con esencia colonial de países como Vietnam, Camboya o Japón. Su interiorismo, de vivos colores, está muy logrado y gira alrededor de una planta circular con dos alturas que crear un juego de niveles mediante formas orgánicas; en cierta manera, nos recuerda a los campos de arroz asiáticos. Su terraza cubierta es otro espacio muy apetecible. Pero lo mejor es su cocina, con una carta que se fundamenta en los sabores del sudeste asiático, pero con guiños a España. ¿Un plus? Se puede comer más que bien por unos 25 euros por comensal. Además, se sitúa en una de las esquinas de la Castellana, en los bajos de Torre Europa. ¿Qué hay que comer? Comienza por unos mejillones gallegos al curry o unos langostinos tigre en salsa; las gyozas de crema de chistorra a la sidra o el bao de pollo frito con mayonesa de jengibre, cebolla y mix de encurtidos son un acierto; y atención a los tacos de pulled pork con pico de gallo y guacamole, a los crepés de pato asado pekinés o al bao de aguja con caldo de anís, mayonesa de remolacha y huevo de codorniz. También ofrecen una variedad interesante de sushi de autor y nigiris. Y hay que dejar hueco para el postre: su tarta cremosa de queso está riquísima. Le Macao nace después del éxito de los otros tres restaurantes del grupo de restauración Macao (en la capital, los podéis disfrutar también en la calle Príncipe, en pleno barrio de las Letras). Al frente, dos jóvenes brillantes, audaces y con mucho talento: Carmen Chen Song y Javier Chen Yin.

  • Perfecto después de visitar el Bernabéu o el nuevo Gourmet de El Corte Inglés de Castellana.
Le macao

Oda al buen comer

Esta casa de comidas de aire andaluz se ha convertido en poco más de un año en un clásico de la capital. Hablamos de Don Dimas, cuya propuesta se centra en el producto y la estacionalidad y que ahora estrena numerosos platos para el verano. Entre ellos, destaca el tomataso sobre pipirrana y encurtidos, para saborear el mejor tomate acompañado de una versión propia de la pipirrana, la clásica ensalada andaluza a base de pimiento asado a la leña. Si os apasionan las verduras tenéis que pedir el aguacate a la brasa con manzana verde y nueces. También muy rica su ensaladilla sevillana con centolla, que se caracteriza porque la patata se aplasta y se sublima con este delicioso marisco de alma gallega. Si prefieres el atún, en esta casa bordan el tarantelo, pieza noble situada al final del tronco, debajo del lomo. Es un bocado de delicado sabor, más magro que otros como la ventresca, y que lo cocinan lacado al carbón y acompañado de pimientos de piquillo al pil-pil. También es temporada de la gamba roja alistada que traen desde la Costa de la Luz y preparan de dos maneras: a la sanluqueña (con ajo, guindilla y manzanilla) o a la sal, para realzar el potente sabor de este crustáceo. Y ojo a su marinera propuesta de arroz con ortiguillas. Respecto a los vinos, la sumiller del restaurante, Mónica Morales, nos recomienda los champanes y los vinos andaluces para armonizar los platos veraniegos.

  • Ideal para comer o cenar después de una jornada de shopping por el barrio de Salamanca.
Don dimas

El recién llegado que dará que hablar

Este nuevo establecimiento, situado en la esquina de Zurbarán con Almagro, destaca por una decoración acogedora y refinada. La cocina de Virrey se centra -con acierto- en los sabores y productos del norte. Lo mejor es comenzar con sus propuestas para compartir, como la gamba roja o la blanca de Huelva; las zamburiñas; las almejas de carril; el matrimonio de anchoas y boquerones; su versión XXL de la gilda; la ensaladilla rusa clásica con ventresca de bonito o lubina en aceite; o la imperdible ensalada de pimientos de cristal asados con ventresca de bonito de costera. Entre los principales hay que decantarse por el arroz de gamba roja de Garrucha o por los pescados salvajes según mercado, como el virrey al horno con patatas y una salsa increíble al Pedro Ximénez, técnica que emplean para otros pescados salvajes como la urta o el besugo. No hay que perderse su pastel de tres leches. Si el tiempo lo permite, no lo dudes: pide mesa en su elegante terraza.

  • Perfecto para darte un buen homenaje gastro después de pasear por el castizo barrio de Chamberí.
Virrey

Especial instagramers… y más

Es irresistible y hay que reconocerlo: Villa Capri es un paraíso para los sentidos situado en pleno corazón capitalino, en Hortaleza 1, junto a la plaza de Santa Bárbara. Su espectacular decoración te hará viajar a mansiones italianas de ensueño y te incita a tomarte unos cócteles entre las sirenas mitológicas que gobiernan la barra principal. Cada rincón de sus más de 250 metros es fotografiable. ¡El interiorismo está cuidado al detalle, así como las vajillas y el menaje! Dan ganas de llevarse a casa los platos, las fuentes y las bandejas… Respecto a la parte gastronómica, los productos son traídos directamente desde Italia: como los jugosos tomates San Marzano o la mozzarella di buffala. El chef romano Nicholas Amici se basa en recetas clásicas italianas a las que aporta toques originales, pero sin perder la esencia mediterránea. Todas las elaboraciones son cocinadas a diario en el restaurante. Pero, ¿qué pedir? La burrata caprese, acompañada de rúcula, albahaca, parmesano y nueces es un imperdible entre los entrantes; también los mejillones con salsa de tomate y un toque picante de chile; y sus croquetas, súper cremosas y con un sabor especial debido a la trufa. Entre los principales hay que decantarse por las pizzas, como la de cuatro quesos con higos frescos o la de ricota, setas y un toque de trufa fresca; o las distintas especialidades de pasta fresca hechas cada día con semilla de trigo duro. También destaca su risotto con marisco y cigalas (para dos). Para finalizar pide sus postres caseros o cremosos helados. ¿Lo mejor? Sus precios son imbatibles. Y los viernes y sábados la cocina funciona non stop.

  • Una opción excelente para comer después de pasear por el animado barrio de Chueca.
Villa Capri

¡Brunchs todos los días!

En el centenario Café Comercial se puede disfrutar del brunch, durante el verano, de lunes a domingo. Comienza con una selección de bollería francesa; luego llegan los platos protagonizados por huevos de granja, como el revuelto de champiñón y queso pecorino; los benedictinos con beicon y patatas risoladas, o con salmón ahumado y aguacate a la parrilla. En el plato principal destacan la burrata con tomate ibérico, rúcula y pesto de albahaca; o la cheeseburger con cheddar y pan brioche. Para los que prefieren el dulce, los pancakes con fresas y sirope de arce están muy ricos. Todos se acompaña de café, té y zumos naturales. Lo mejor es pedir mesa en la terraza, ubicada en plena glorieta de Bilbao. En El Escondite de Villanueva también ofrecen brunchs diarios durante agosto. Para empezar o terminar, elige los pancakes con banana, fresa, sirope de arce y nata; y el gofre artesano con nutella y frutas de temporada. Como plato principal, el sándwich Milán de pollo, mozzarella, huevo a la plancha y tomate seco; o la quesadilla Jalisco con jamón ibérico, tres quesos, guacamole, pico de gallo y crema agria; los huevos benedictinos con beicon, huevo poché o con salmón ahumado, ambos con salsa holandesa y bagel. Los más carnívoros disfrutarán con la contundente hamburguesa de ternera Arizona; y los veggies con el bagel Ámsterdam de aguacate, huevo, espinacas y salsa holandesa.

  • ¡La mejor manera para comenzar con energía las jornadas estivales!
Café comercial

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?