La dolce vita

Carmela Díaz

Soy un espíritu libre que espera retirarse en un destino tropical. Entretanto disfruto de la mejor gastronomía y practico el travelling compulsivo para compartir mis experiencias con vosotras. Entre bocado y bocado escribo novelas (la última es "Tú llevas su nombre) y reportajes sobre destinos, gastro, lujo y tendencias en los principales medios. Dirijo Sheridan Comunicación.

Ruta gastronómica

Ruta gastronómica por Sevilla: 14 restaurantes imprescindibles

Si tienes pensado ir a Sevilla o vives cerca, estos locales gastronómicos te van a encantar. Te he preparado una lista con todos los lugares más imprescindibles durante tu visita, ¡apúntalos!

Actualizado a

Escrito por:

Carmela Díaz

Actualizado a

Sevilla comer
Reinhard Bruckner vía Pexels

Una de las ciudades que más me gusta para perderme en primavera es Sevilla. La intensidad de sus colores, los naranjos en flor, el aroma a azahar… La capital andaluza está repleta de rincones con encanto. ¿Queréis conocer algunas de mis paradas favoritas? No os perdáis detalle de este recorrido.

Sobre el mismo puente de Triana

Con el Guadalquivir a sus pies y ofreciendo una de las mejores panorámicas de la ciudad, siempre visito el restaurante Mariatrifulca. Destaca por su buen ambiente y gente guapa a cualquier hora. Puedes tapear en la barra (un buen jamón, ensaladilla de langostinos, unos estupendos nigiris de buey con foie) o comer a la carta: pescados del día a las brasas, variedades de arroz, marisco fresco…

  • Mi consejo: reserva en la terraza para cenar. Las vistas son impresionantes con Sevilla iluminada y la catedral frente a ti.

Matriafurca
Matriafurca

Para las gastrónomas

Si te gusta la buena cocina, Cañabota es sitio obligado. Sobre todo, para degustar un pescado exquisito: compran lo mejor de cada lonja de Andalucía. Algunos de los platos imperdibles son las ortiguillas aderezadas, el calamar relleno, el atún mechado, la sardina marinada o los tartares. En la barra, las croquetas de berza son de aplaudir. Lo recomendable es dejarse aconsejar por las especialidades del día.

  • Un aviso: en Cañabota hay que reservar con tiempo porque suele haber lista de espera.
cañabota
Cañabota

Una cena con vistas

Este restaurante es ideal para los visitantes que quieren disfrutar de unas esplendorosas panorámicas: se cena con el Guadalquivir a tus pies. El Abades Triana se encuentra en la famosa calle Betis. Lo mejor son sus inmensos ventanales que lo convierten en el enclave perfecto para contemplar la Torre del Oro, la Giralda y la Maestranza. Muy rico el atún de almadraba y en general todos los frutos del mar.

  • Un clásico de su carta: echa un ojo a sus propuestas de caviar si te quieres dar un capricho.
Abades Triana
Abades Triana

Como una reina

Dejarse caer por el Alfonso XIII, bien sea para alojarse, tomar un café o cenar, es obligatorio. Su exquisito ambiente es inolvidable. Si no quieres que tu bolsillo se resienta, la terraza Ena es una buena opción. La cocina ofrece una carta que mezcla los platos y el tapeo. Os aconsejo pedir varios platos al centro como ibéricos, croquetas, huevos rotos con jamón… Perfecto para tomarte unos cócteles, vinos o cavas en una localización fabulosa.

  • Puedes elegir entre la terraza, un comedor interior y la sala de chimenea.
Ena
Ena

Un tentempié a cualquier hora

Por su decoración Seis siempre me ha recordado al Amazónico capitalino. Situado en el hotel Inglaterra, junto al Ayuntamiento, es un espacio luminoso con amplias cristaleras, llamativa vegetación, jardines verticales y distintos espacios en los que predominan los tonos verdes y la madera que recrean un ambiente selvático. Puedes venir a desayunar, merendar, tomar un cóctel y, por supuesto, comer y cenar. Su carta se aleja del tapeo típico sevillano.

  • Deja hueco para el postre. Si os gustan las torrijas tenéis que probar la que elaboran en esta casa.
Seis
Seis

Dos rooftop que no pasan de moda

Si estás planeando disfrutar de una copa o de un cóctel al caer el sol, apunta estas dos terrazas:

  • Doña María. Hay que subir alguna vez a su azotea para tener la sensación de brindar con la mismísima Giralda. Las panorámicas sobre la catedral son únicas.
  • Hotel EME es una visita obligada para los amantes de los rooftops con ambientazo.
Hotel eme
Eme

¡Hora de tapear!

Para mí es uno de los mejores planes de Sevilla. Hay cientos de bares y tabernas con mucho encanto y con un tapeo rico, rico -solomillitos al whisky, tomates y papas aliñados, ensaladilla rusa…- a precios excelentes. Lo mejor es ir probando en todos los que te provoquen. Algunas de las tabernas que más frecuento:

  • Bodeguita Reyes Antonio Romero. Aquí se viene a disfrutar de su famoso montadito Piripi de beicon con lomo, queso, tomate, mayonesa y su ingrediente secreto.
  • Eslava. Un rincón gastro que hay que conocer, pero que siempre está lleno. Las tapas están deliciosas. Eslava fusiona la cocina tradicional con la creativa, pero no fallan las croquetas, las costillas a la miel, ortiguillas, salmonetes, coquinas, mejillones…
  • Bodegas Morales. Azulejos, jamones y grandes tinajas. Un espacio tradicional con tapas típicas y cervezas bien tiradas.
  • La flor de Toranzo. Taberna muy popular con buenos montaditos, aunque su bocado estrella es un pan caliente con anchoas y leche condensada. Pese a que parece una fusión extravagante os gustará.
  • Freiduría Puerta de la Carne. Para deleitarte con sus famosos pescaítos fritos. Presumen de elaborar el mejor adobo de la ciudad.
Eslava
Eslava

Un paseo por el mercado

Me gusta visitar los mercados tradicionales de cuantos destinos piso. En Sevilla merece la pena el Mercado de Triana. En sus bajos se encuentran los restos del Castillo de San Jorge, sede del antiguo tribunal inquisitorial. Entre sus pasillos descubrirás frutas y verduras frescas, encurtidos, chacinas, pescados, mariscos, especias, panes, dulces… También hay muchos puestos de restauración en los que probar los mejores bocados de la gastronomía típica andaluza.

  • ¿Una sugerencia? Yo acompaño las tapas del mercado con un vino de Jerez.
Mercado de Triana
Mercado de Triana

Especial golosas

Suelo dejarme caer por la Confitería La Campana. Fundada en 1885, su fachada en plena calle Sierpes y sus escaparates ya merecen la visita. Yo compro siempre sus tortas de aceite (me encantan) y en Semana Santa torrijas y pestiños. Pero ojo también a sus pasteles artesanos.

La Campana
La Campana

Y mi próxima parada obligatoria en Sevilla será…

La que promete ser la sensación de la temporada es Casa Ozama. Más de 800 metros de jardín, fachada palaciega, imponentes palmeras centenarias y un trasfondo de sabor andaluz. Este enclave recién inaugurado cuenta con varios espacios en los que vas a encontrar desde zonas de barras a bares canallas, salones elegantes, comedores informales y rincones más privados para tomarse una copa. Os advierto que a pesar de ser un recién llegado ya es complicado conseguir reserva.

Casa Ozama
Casa Ozama

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?