La dolce vita

Carmela Díaz

La dolce vita

Soy un espíritu libre que espera retirarse en un destino tropical. Entretanto disfruto de la mejor gastronomía y practico el travelling compulsivo para compartir mis experiencias con vosotras. Entre bocado y bocado escribo novelas (la última es "Tú llevas su nombre) y reportajes sobre destinos, gastro, lujo y tendencias en los principales medios. Dirijo Sheridan Comunicación.

Para chuparse los dedos

¿Fan de la cocina asiática? Seis direcciones para disfrutar

Hoy te traigo una selección de restaurantes de gastronomía asiática para darte un buen capricho si te apasiona este tipo de comida. ¡Todos están deliciosos!

Carmela Díaz: gastronomía asiática
CANVA

Actualizado a

¿Eres de las que se derrite delante de un buen nigiri, un bocadito de dim sum o una selección de sashimi? Si te apasiona la gastronomía asiática, sigue leyendo, porque hemos seleccionado seis restaurantes que tienes que conocer y en los que vas a disfrutar a tope.

Una velada japonesa de altura

Ikigai Velázquez (Madrid). Yong Wu Nagahira ha inaugurado recientemente este proyecto, donde el chef ofrece una segunda dirección en la capital, con el mismo nombre que su primer restaurante (ubicado en la calle Flor Baja, a pocos metros de Gran Vía). Aquí encontramos muchos de los éxitos del primer local, pero también nuevas creaciones que le convierten en uno de los japoneses con más personalidad de Madrid. Y es que algunas de sus creaciones son tan especiales, que no has probado nada parecido.

Carmela Díaz: Ikigay 2

Entre los entrantes, elige las gyozas de gamba blanca y papada con emulsión de sus propias cabezas; el ramen seco de carrilleras, yema curada y demiglace de foie; el rollito de primavera de rabo de toro al curry japonés y yuzu; o la tempura de langostinos tigre con mayonesa de kimuchi y parmesano.  Para continuar tu festival para el paladar, prueba su selección de makis, shasimis y gunkans de corte clásico y fusionados, como el uramaki de toro, cebollino, ten katsu de tomate y salsa de callos a la madrileña o el sashimi de lubina con velouté de bullabesa.

Pero te recomendamos recrearte con sus nigiris de autor, como el de espardeña con pilpil de su jugo; el de escabeche asiático de mejillones; el de viera con foie, salsa de anguila y huevo hilado o el de toro semiflambeadocon currychocolate, una auténtica delicia. En los principales hay propuestas interesantes como el magret de pato de los Landas, gastrique agripicante y puré de limón; o el imprescindible el salmón real semicurado con salsa de pimientos rojos asados y anguila con bambú encurtido. En los postres elige el suflé de sésamo. Otro valor añadido es su extensa y acertada carta de vinos. Y atención siempre a sus fuera de carta porque merecen la pena.

Carmela Díaz: Ikigay

Una última recomendación: ponte en manos de su sumiller, Metodiyka Popova, una de las profesionales más cualificadas de en sakes de España, para descubrir la esencia de esta fabulosa bebida tradicional japonesa.

Estilo izakaya

Ikoya (Barcelona), junto al mercado de Santa Caterina, es un local al estilo de las tabernas de Tokio, donde encontrarás una barra para disfrutar y compartir de un modo informal. Aquí el buen producto, el humo y el sake son los principales protagonistas. Un lugar de encuentro que fusiona la mejor materia prima de nuestros mercados y la pureza de la técnica japonesa a través del encanto de las brasas, presentes a través de la robata, la parrilla de carbón nipona.

Carmela Díaz: Ikoya

En Ikoya hay que decantarse por los sashimis, niguiris, hosomakis y uramakis, así como diversos tipos de ramen, platillos de carne y pescado... Todo maridado con su carta de sakes artesanales. Pide el sunomono de verduras; las ostras a la brasa; el karaage de pollo, el lenguado con guisantes y trufa; la kokotxa y dos de sus mejores especialidades: el wagyu japonés con sukiyaki y el riquísimo salmonete con calçots. Una propuesta dedicada plenamente al estímulo de los sentidos, que se activan a través del umami en un ambiente alegre y distendido.

Planazo asiático con amigos

El Escondite de Villanueva (Madrid). Ubicado en el corazón del barrio de Salamanca, es uno de los primeros locales que implantó en la capital el modelo de cocina non-stop. Desde entonces es uno de los clásicos de la capital. Ahora El Escondite también cuenta con los miércoles asiáticos en los cuales el espacio se convierte en una puerta a Asia a mitad de semana.

La carta, creada especialmente para la ocasión, incluye platos que van desde los rollitos vietnamitas crujientes de ternera y verduras; baos de pato pad thai y ali alioli de tamarindo; las gyozas de pollo y verduras; o el pad thai de langostinos y verduras. El toque dulce llega con los mochis helados con vainilla y coco, y un cóctel que está muy bueno, el Roku Gin Escondite, elaborado con la ginebra japonesa artesanal Roku y angostura.

Carmela Díaz: El escondite

Sabores tailandeses

Little Thai (Valencia). Hablar de cocina tailandesa en la capital del Turia es decir Little Thai. Cuenta con varias locales en la ciudad y se definen como “un pedacito de Tailandia en las calles de Valencia”. Tienen cocineros nativos y ofrecen la posibilidad de que el comensal seleccione los ingredientes para elaborar los platos de arroz y de pasta a su gusto, hasta el punto de que la carta ofrece más de cuatro mil combinaciones diferentes.

Una de sus especialidades es el pad thai que cocinan con pollo, ternera, gambas, cacahuete y salsa de pimiento rojo dulce. También hacen muy ricos los fideos de arroz con pollo, ternera, tofu, sésamo blanco y salsa de carne picante, y la sopa de coco. Y atención a sus salsas caseras porque son adictivas. 

Carmela Díaz: Little Thai

El pionero

Shangai 1968 (Rota). ¿Sabéis que el restaurante chino más antiguo de España se inauguró en 1968 y sigue abierto? Ese año aterrizó en la localidad gaditana una pareja procedente de China que quería dar a conocer la cocina china en nuestro país. Eligieron Rota porque los estadounidenses que venían a trabajar a la base naval buscaban ese tipo de comida. Medio siglo después, en Shangai 1968 siguen dando de comer, y muy bien, a todos sus clientes y amigos que se cuentan por miles. Y lo mejor: a unos precios estupendos. No os perdáis los langostinos en tempura o en salsa china; el pollo frito auténtico estilo whut-ghai; el pato crujiente; el arroz frito o el hop tow har, unas gambas mezcladas con cogollos de bambú, guisantes y champiñones salpicadas de anacardos tostados que están deliciosas.

Un templo de alta cocina

Kiro Sushi (Logroño). Para muchos entendidos nos encontramos ante la mejor barra de sushi de España. Es un restaurante que respeta el formato tradicional japonés y solamente da de comer a diez personas por servicio. Se elabora el sushi frente al comensal en una barra de madera de roble en la que trabaja el maestro Félix Jiménez, en un ambiente de silencio y solemnidad. A su alrededor, los afortunados que han podido acceder ese día a Kiro Sushi, porque hay varios meses de espera (en ocasiones hasta medio año) para reservar. El chef riojano formado en Japón prepara un menú degustación protagonizado por los nigiri elaborados con arroz koshihikari, una variedad aromática y apreciada, y ejecuta los cortes más adecuados de cada pescado.

Carmela Díaz: Kiro Sushi

Se cuida cada detalle para que la experiencia se disfrute con los cinco sentidos. El menú varía según los productos del mercado; pero el atún en varios cortes, el calamar, mero madurado, la caballa marinada, jurel, salmonete, anguila, sardinas o carabineros, no suelen faltar. La velada se marida con sakes premium.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?