Alimentación

Sal de dudas

Alimentos que debes guardar en la nevera si no quieres morir (o casi)

Si no quieres correr el riesgo de padecer salmonelosis u otras intoxicaciones alimentarias potencialmente peligrosas, sigue leyendo.

Por Maria Guasch | 11 de marzo de 2019, 07:00

Qué alimentos es obligatorio guardar en la nevera

¿Te enteraste de la noticia de un joven de 20 años que murió después de comer un plato de espaguetis que había sido cocinado cinco días antes y que no había guardado en la nevera? Aunque este sea un caso aislado, no está de más repasar qué alimentos hay que guardar sí o sí en la nevera para evitar posibles casos de salmonelosis u otras intoxicaciones alimentarias. Por cierto, después de la galería te explicamos cuál fue la causa de la muerte del joven.

1 / 14

Mayonesa casera

La mayonesa casera es uno de los alimentos más peligrosos que existen porque está elaborada con huevo crudo y este puede contener salmonella, una bacteria que puede provocar una intoxicación que, en casos extremos, puede provocar incluso la muerte. Según la legislación vigente, los productos que lleven huevo deben refrigerarse a menos de 8º y se conservarán un máximo de 24h desde su elaboración. Sin embargo, muchos expertos recomiendan no consumir jamás la mayonesa que ha sobrado por precaución.

2 / 14

Pescado fresco

El pescado crudo puede contener bacterias y microorganismos que, a temperatura ambiente, proliferan rápidamente. Por regla general, se considera que el pescado fresco, si está en buen estado, puede aguantar hasta dos días refrigerado. Sin embargo, si no se va a consumir el mismo día se recomienda cocinarlo o congelarlo. Y si lo vas a consumir crudo o poco hecho se considera obligatorio congelarlo al menos durante cinco días para matar el anisakis, un parásito muy resistente.

3 / 14

Carne cruda

La carne, como el pescado, también contiene bacterias y otros agentes patógenos que adoran las altas temperaturas. Por eso, es muy importante conservarla en la nevera y consumirla o cocinarla antes de que pasen entre dos y cinco días dependiendo del tipo de carne. El pavo, el pollo, las carnes picadas, las hamburguesas y las salchichas se recomienda cocinarlos como muy tarde a los dos días. Y la carne cruda de vacuno, cordero o cerdo de tres a cinco días.

4 / 14

Leche abierta

La leche fresca debe conservarse siempre en la nevera y aguanta hasta tres días en buen estado. Mientras que la de tetrabrik, aunque no haya caducado, una vez abierta tiene guardarse en la nevera y aguanta sin estropearse unos cuatro o cinco días. A partir de ese momento, ya no es recomendable consumirla por la proliferación de agentes patógenos. Cuando empieza a estropearse, se vuelve rancia. Así que solo tienes que dar un pequeño sorbo sin tragártelo para saber si aún está bien.

5 / 14

Yogures

Los yogures que se compran en la zona de refrigerados también deben conservarse en el frigorífico si no quieres sufrir algún tipo de intoxicación. Para saber cuánto duran debes guiarte por la fecha de caducidad del envase, aunque esta fecha suele ser de consumo preferente. Es decir, todavía puede durar unos días más pero ya no está en condiciones óptimas. Si lo has adquirido en envase familiar, una vez abierto no dura más de unos cuatro días.

6 / 14

Mantequilla

Aunque muchas veces se dice que la mantequilla se puede dejar fuera de la nevera, los expertos recomiendan que también se guarde en el frigorífico. Si bien es cierto que su bajo contenido en agua hace que se estropee más lentamente que otros lácteos, hay que tener en cuenta que tiene un 80% de materia grasa y, como sucede con todas las grasas, tiene mucha facilidad para ponerse rancia, motivo por el que es importante conservarla en frío. Aguanta en buenas condiciones hasta un mes después de abierta.

7 / 14

Fiambres

Como sucede con la carne, los fiambres y muchos de los embutidos elaborados a partir de carne y derivados deben conservarse en la nevera. Los embutidos frescos y cocidos como las morcillas, las butifarras blancas y negras, el jamón cocido y los fiambres de pavo aguantan unos tres o cuatro días. En cambio, los embutidos curados, como pueden ser la longaniza, el fuet, el chorizo o el jamón serrano o ibérico se recomienda tenerlos fuera del frigorífico, en un lugar fresco, ventilado y, si es posible, oscuro. 

8 / 14

Quesos

En el caso de los quesos, otro alimento lácteo, su conservación varía en función de la composición de cada tipo y de cómo se han elaborado. Los quesos de untar, los frescos y los tiernos deben conservarse en la nevera, igual que los otros lácteos. Mientras que los secos y curados pueden conservarse fuera de la nevera, pero, al igual que los embutidos curados, en un lugar seco, ventilado y oscuro para que no deterioren.

9 / 14

Comida cocinada

Cualquier comida cocinada o las sobras también debe guardarse en la nevera ya que, aunque es más estable que la cruda, también empieza a oxidarse rápidamente y las bacterias proliferan si se mantiene a temperatura ambiente. Por regla general, se considera que las salsas caseras y los caldos aguantan bien en el frigorífico unos cuatro días; las sopas, los guisos y los cocidos, entre tres o cuatro días; las carnes cocinadas, unos tres días, y el pescado no se recomiendo guardarlo más de dos.

10 / 14

Verduras y frutas perecederas

Aunque muchas hortalizas no deben meterse en el frigorífico (patatas, cebollas secas, ajos...), las que sí deben guardarse son las cocidas, las que vienen ya cortadas y las de hojas tiernas, como lechugas, espinacas y acelgas frescas. En el caso de las frutas, sucede lo mismo: las más tiernas, como las fresas y los frutos del bosque, y las cortadas deben ir directamente al frigorífico. Ante la duda, mira dónde están en el lugar donde las has comprado (si estaban en la zona de verduras refrigeradas o fuera de ella).

11 / 14

Conservas abiertas

La mayoría de conservas que guardas en la alacena, deben guardarse en el frigorífico una vez abiertas. Tanto esta recomendación como cuántos días durará una vez abierta tiene que estar indicada en la etiqueta del productor. Pero, por regla general, se considera que aguantan en buen estado unos cuatro o cinco días. Y se recomienda pasarlas a un tarro de cristal o un tupper hermético en el caso de que vengan en lata.

12 / 14

Huevos frescos

Aunque pueden estar fuera de nevera y en las superficies comerciales suelen estar en lugares no refrigerados, los expertos recomiendan guardarlos en el frigorífico una vez en casa porque, así, se garantiza que se mantengan en un ambiente protegido y a una temperatura constante. Pero, eso sí, no deben lavarse como, a veces se ha dicho, porque la cáscara es porosa y facilita la entrada de gérmenes. Los huevos en buen estado aguantan de tres a cuatro semanas. Y los cocidos, una semana.

13 / 14

Cómo organizar la nevera

Y si no sabes dónde colocar cada cosa, sigue leyendo. Bajo estas líneas, te recordamos qué alimentos es obligatorio guardar en la nevera, así como todas las claves para colocarlos en el lugar más adecuado, y también cómo limpiar la nevera con un método súper fácil y nada peligroso para la salud.

14 / 14

¿Te enteraste de la noticia de un joven de 20 años que murió después de comer un plato de espaguetis recalentado que había sido cocinado cinco días antes y que no había guardado en la nevera? El Journal of Clinical Microbiology ha publicado recientemente un estudio sobre el caso en el que explica que la muerte se produjo por un fallo del hígado causado por la Bacillus Cereus, . Esta bacteria proliferó en la salsa de tomate de los espaguetis que había estado a temperatura ambiente durante cinco días.

Aunque este sea un caso extremo, para evitar riesgos innecesarios, vamos a repasar los alimentos que SIEMPRE deben guardarse en la nevera y cuántos días duran.

Alimentos que hay que guardar en el nevera

  • Mayonesa casera. Solo aguanta 24h en la nevera.
  • Carnes y pescados frescos. Y, aunque estén en la nevera, si no vas a consumirlos en dos o tres días, congélalos.
  • Leche, yogures, mantequilla y productos lácteos. Los alimentos con mucha grasa se ponen rancios rápido si no están en la nevera.
  • Fiambres y embutidos de carne tiernos y cortados. Hay que tener cuidado con los fiambres cocidos.
  • Quesos de untar, frescos, tiernos y en lonchas. Los tiernos tienen que estar en la nevera; los curados, no.
  • Comida cocinada. Siempre debe guardarse en la nevera y no dura más de 3-4 días.
  • Verduras tiernas y cortadas. Las verduras cocidas y de hoja blanda hay que conservarlas en el frigorífico.
  • Conservas y salsas abiertas. Una vez abiertas, siempre en la nevera.
  • Huevos. Aunque en el súper no estén refrigerados, en casa mejor que los guardes en la nevera.

Cómo organizar la nevera correctamente

El frigorífico debe tener espacios diferenciados para los distintos tipos de alimentos para que no entren en contacto entre ellos (y evitar así la contaminación cruzada) y porque requieren distintas temperaturas o condiciones de conservación.

  • Frutas y verduras frescas en los cajones, pero no patatas, cebollas, ajos o tomates.
  • Carnes y pescados son los alimentos que requieren la temperatura más baja, que en los frigoríficos de hoy en día (en los que el congelador queda abajo) suele darse en la zona que está justo encima del cajón de las verduras.
  • Lácteos, embutidos, cocina cocinada o cualquier producto que requiera conservación en frío una vez abierto, se colocan en los estantes de encima de los de la carne y el pescado, y en los más altos, procurando agruparlos por tipos de alimentos.
  • Leche, huevos, mantequillas, mermeladas, salsas y bebidas, que son productos que no se estropean tan fácilmente, se colocan en la puerta, que es la zona menos fría.

Truco Clara

organiza los alimentos así

Coloca los productos más recientes hacia atrás y los más antiguos delante, en primera fila, para que te acuerdes de consumirlos antes.

Cómo limpiar la nevera de forma fácil y segura

Para que los alimentos se conserven en buen estado, se recomienda limpiar la nevera por lo menos una vez al mes. Para hacerlo de forma fácil y sin utilizar productos tóxicos de limpieza, puedes limpiar la nevera por dentro con una mezcla de agua y bicarbonato sódico o vinagre blanco, dos de los productos de limpieza caseros más eficaces y no perjudiciales para la salud o el medio ambiente.

Foto de portada de @hellonutritarian

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?