sal de dudas

¿Cuántas calorías tiene la patata cocida?

A pesar de su mala fama, las patatas son un tubérculo lleno de propiedades que no deberías desterrar de tu dieta.

calorias patata cocida
Ikonos
esther g valero
Esther G. Valero

Periodista especializada en temas de lifestyle y belleza.

Actualizado a

La patata es el tercer alimento más consumido del mundo, después del arroz y los cereales. ¡Y está cargada de propiedades para tu organismo! Es un acierto incluirla en tus menús semanales, ya que ofrece un montón de ventajas nutricionales.

Calorías de la patata

Estamos ante otro de los alimentos que tiene una inmerecida mala fama a nivel calórico. Obviamente, su aporte energético va a variar mucho dependiendo de cómo las preparemos, pero deberías perderle el miedo a incorporarlas a tu alimentación. No solo no engordan, cocidas o asadas están prácticamente libres de grasas y tienen un poderoso efecto saciante.

Estas son las calorías que te aportan 100 gramos de patata según cómo las cocines:

  • Cocidas con piel (o al vapor): 66 kcal
  • Asadas sin piel: 77 kcal
  • Asadas con piel: 85 kcal
  • Puré de patatas con leche y mantequilla: 89 kcal
  • Patatas fritas: 280 kcal

Propiedades de la patata

No te vas a creer todo lo que un alimento tan simple como la patata puede hacer por tu salud.

  • Reduce la presión arterial. Un estudio científico llevado a cabo por la Universidad de Scranton (EE. UU. ) sostiene que, sin freír y sin mantequilla, reducen la presión arterial y apenas engordan.
  • Cocida es muy saciante. Si las cueces, las enfrías y luego las recalientas, su almidón se transforma en una fibra súper saciante.
  • Facilita las digestiones. Son una buena fuente de fibra, especialmente si las comes cocidas con piel. Pueden ayudarte a hacer la digestión y regular tu tránsito intestinal.
  • Mima tu piel. Las patatas son ricas en vitamina B que, además de proteger las arterias, propicia la renovación celular. Esta sustancia, unida a la acción de otras vitaminas y minerales presentes en este alimento, resulta muy beneficiosa para la piel, que se mantiene bonita y luminosa.
  • Combate el estrés. Como lo lees. La vitamina B6 de la patata favorece un sistema nervioso saludable y un buen estado de ánimo, convirtiendo a la patata en una aliada contra el estrés.

Recetas con patatas cocidas

  • Papas arrugadas

calorias patata papas arrugas
Ikonos

¿Te apetece comer el plato más típico de las Islas Canarias? Es súper sencillo.

Ingredientes (para 4 personas):

  • ½ k de patatas “bonitas” (o de tamaño pequeño)
  • 3 puñados generosos de sal gorda
  • Agua

Preparación:

  1. Lava bien las patatas antes de cocerlas.
  2. Échalas enteras y con piel a una cazuela con agua. Asegúrate de no cubrirlas completamente.
  3. Añade sal y remueve ligeramente, tapa la cazuela y cocina a fuego medio durante 20-25 minutos aproximadamente. Pínchalas para saber que están en su punto.
  4. Escurre el agua y deja las patatas al fuego durante un par de minutos más. Cuando veas que la piel se arruga y adquiere el aspecto propio de este plato, retíralas.
  5. Puedes preparar un mojo o aderezar con un chorrito de aceite de oliva.
  • Puré de patatas

calorias patata cocida pure de patatas
Ikonos

No hay nada más rico y más sencillo que un puré de patatas. ¿Nunca lo has preparado? Esta es la ocasión.

Ingredientes:

  • 1 kg de patatas para cocer
  • 2 l agua
  • 60 g mantequilla
  • 100 ml leche entera
  • Sal

Preparación:

  1. Pon a cocer las patatas enteras y sin pelar durante aproximadamente media hora. Procura que todas sean del mismo tamaño. Pínchalas con un cuchillo para comprobar que están en su punto (el cuchillo debe entrar sin ofrecer resistencia y salir sin romperlas).
  2. Una vez cocidas, retira la piel y tritura la patata. Puedes hacerlo con un tenedor, un triturador de patata o un pasapuré, pero no recurras a la batidora. Correrás el riesgo de que la textura del puré quede muy chiclosa.
  3. Saca la mantequilla de la nevera antes de incorporarla a la patata. Así será más fácil que se derrita con el calor de la patata y se integrará mejor.
  4. Calienta la leche y viértela sobre la mezcla. Es importante calentarla para que ligue mejor con el puré y quede más cremoso.
  5. Añade sal al gusto y… ¡listo!
  • Ensaladilla rusa ligera

ensaladilla rusa ligera
Ikonos

Si quieres que la ensaladilla rusa esté tan rica como de costumbre, pero resulte más ligera, sigue estos pasos.

Ingredientes:

  • 2 patatas
  • 2 zanahorias
  • 100 g atún al natural
  • 50 ml de mayonesa
  • 8 aceitunas
  • 30 g de guisantes
  • 2 huevos

Preparación:

  1. Cuece las patatas, la zanahoria y un huevo. Déjalos enfriar, pícalos y mézclalos bien. Prepara los guisantes y agrégalos junto con el atún (reserva algunas lascas para decorar). Viértelo todo en una fuente.
  2. Prepara una mayonesa ligera con un huevo, aceite de girasol y unas gotas de zumo de limón. Bátelo con la batidora abajo, sin levantarla. Así conseguirás que emulsione.
  3. Mezcla la ensaladilla con la mayonesa y extiéndela en una fuente.
  4. Adorna con las aceitunas (cortadas en rodajas) y el resto del atún.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?