una manzana al día...

¿Cuántas calorías tiene una manzana?

La manzana es una fruta muy poco calórica, cargada de beneficios para la salud y está disponible durante todo el año. Inclúyela en tu alimentación y aprovéchate de todas sus propiedades.

Actualizado a

Escrito por:

Esther G. Valero

Actualizado a

calorías de la manzana
Anna Stampfli vía Unsplash

¿Cuántas veces has escuchado decir a las abuelas que comer una manzana diaria era muy saludable? ¡Pues esta vez no se equivocaban! Esta fruta está cargada de fibra, de antioxidantes y vitaminas... ¡Y tenemos la suerte de tenerla a mano durante todo el año!

Calorías de la manzana

100 gramos de manzana contiene unas 99 kilocalorías. Una pieza grande, pelada y sin el corazón, viene a pesar 240 gramos, lo que equivaldría a unas 240 kilocalorías. Además, esta fruta está cargada de propiedades para la salud. Incluirla en la dieta puede aportarte infinidad de beneficios.

Propiedades de la manzana

¿Sabes todo lo que comer una manzana al día puede reportarte? Te contamos lo que dicen diferentes estudios sobre los beneficios de esta fruta.

  • Reduce el colesterol. El consumo de manzanas crudas disminuye los niveles de colesterol (del malo) en personas sanas, según un estudio llevado a cabo en 2013 en Dinamarca. Parece ser que ayudan a evitar que la grasa se acumule en los vasos sanguíneos y, por tanto, es efectiva para prevenir enfermedades cardiovasculares. Eso sí, hay que tomarlas enteras, ya que no observaron el mismo impacto con el consumo de zumo.
  • Efecto depurativo. Contribuye a eliminar los desechos del organismo debido a su alto contenido en pectina, un un tipo específico de fibra dietética que cambia la forma en que metabolizamos la grasa. No se absorbe en el intestino y forma la mayor parte de lo que denominamos fibra soluble. Retiene agua, ayuda a absorber desechos en el intestino y facilita la evacuación de toxinas con las heces.
  • Resulta muy saciante. También gracias a la pectina, esta fruta hace que te sientas llena y, por tanto, paras antes de comer. Esto sucede porque forma un gel en el estómago que ralentiza la digestión y retarda la absorción de grasas.
  • Potente quema grasa. Esta fruta está repleta de flavonoides, una sustancia química que actúa como quemagrasas natural. Un estudio de 2012 publicado por la revista médica The American Journal of Clinical Nutrition demostró que las mujeres que comen manzana y peras a menudo queman más calorías y, además, lo hacen a mayor velocidad.
  • Regula el tránsito intestinal. Su alto en contenido en fibracontribuye a un buen funcionamiento de nuestro sistema digestivo. Su consumo está indicado tanto en caso de diarrea como de estreñimiento. Si tienes problemas de regularidad, tómalas crudas y con piel (donde reside la mayor proporción de fibra). ¡Te ayudarán a funcionar mejor!
  • Es diurética. La manzana contiene cisteína, una sustancia efectiva para combatir la retención de líquidos.
  • Gran aliada de los dientes. Siempre se ha dicho que esta fruta es muy buena para la dentadura. Los expertos aseguran que comer una manzana ayuda a limpiar tus dientes y los fortalece de forma natural.
  • Previene determinados tipos de cáncer. Tomar una manzana al día puede prevenir ciertos tipos de cáncer, como el de esófago, de boca, de colon y recto o el de próstata, entre otros. Esta conclusión fue extraída de una investigación realizada por científicos del Instituto Mario Negri de Milán.

En este mismo sentido, un meta análisis de 2016 concluye que el consumo de esta fruta ayuda a reducir el riesgo de padecer cáncer de pulmón, de mama y colorrectal.

  • Podría prevenir la demencia. La manzana es rica en quercetina, una sustancia de origen natural, perteneciente al grupo de los flavoides, que tiene un efecto neuroprotector según un estudio de laboratorio realizado en 2019. Las conclusiones de esta investigación indican que puede ayudar a prevenir la pérdida de neuronas relacionada con la edad.

Tres recetas sencilllas y ligeras con manzana

Lo ideal es consumir la fruta entera, a ser posible con piel, pero a veces resulta más fácil comerlas cocinadas. Las manzanas son tan versátiles que permiten preparar un montón de platos apetecibles. Estos son tres de los más ligeros, ricos y saludables… ¡Además son muy fáciles de preparar!

  • Tarta de manzana

Tarta de manzana
David Fedulov vía Unsplash

¿Te vuelve loca la tarta de manzana y nunca te has atrevido a prepararla? No esperes más… ¡Es súper fácil!

Ingredientes:

  • 6 manzanas grandes
  • Zumo de ½ limón
  • 1 taza de leche
  • 1 taza de azúcar (moreno o blanca, la que más te guste)
  • 1 huevo
  • 1 taza de harina

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 180ºC.
  2. Forra con papel vegetal un molde redondo de horno de 22 cm de diámetro.
  3. Tritura 4 manzanas con la batidora. Añade la leche, el azúcar, el huevo y la harina (en este orden) y ve batiendo conforme vas agregando cada ingrediente.
  4. Corta las 2 manzanas restantes en gajos muy finitos, ponlas en un bol y échales el zumo de medio limón para evitar que se oxiden.
  5. Vierte la mezcla en un molde y coloca por encima las láminas de manzana, de forma que queden bonitas.
  6. Hornea durante 50 minutos aproximadamente. Después, apaga el horno, abre ligeramente la puerta y deja la tarta reposar durante una hora.
  • Bizcocho de manzana

Bizcocho de manzana
Julia Peretiatko vía Unsplash

No hace faltas que seas una experta en la cocina para conseguir que te quede esponjoso y delicioso. Sigue estos pasos y prepararás un bizcocho de manzana para chuparte los dedos.

Ingredientes:

  • 4 manzanas
  • 250 g de harina con levadura (especial bizcochos)
  • 250 g de azúcar blanco
  • 250 g de mantequilla
  • 4 huevos
  • Azúcar moreno

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 180ªC.
  2. Unta el molde con un poco de mantequilla o fórralo con papel vegetal.
  3. Echa en un bol la mantequilla, el azúcar blanco y los huevos y empieza a batir hasta conseguir una mezcla uniforme.
  4. Añade la harina, removiendo bien para que quede completamente integrada.
  5. Pela las manzanas, retírales el corazón y córtalas en gajos finos. Añade dos manzanas a la masa.
  6. Vierte la preparación en el molde y distribuye por la superficie las dos manzanas que quedan, colocándolas a tu gusto.
  7. Espolvorea un poco de azúcar moreno por encima y mete en el horno durante aproximadamente 30 minutos.
  8. Retira el bizcocho y deja enfriar sobre la rejilla del horno.
  • Compota de manzana

Compota de manzana
Rachel Joughman vía Pexels

La compota de manzana es un estupendo recurso saludable para merendar o tomar de postre, aunque también es ideal para acompañar algunas carnes o guisos.

Ingredientes:

  • 1 kg de manzanas
  • Zumo de ½ limón
  • ½ taza de agua
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla

Preparación:

  1. Pela las manzanas, retírales el corazón y córtalas en cuartos.
  2. Colócalas en una olla junto al zumo del ½ limón y el ½ vaso de agua. Tapa y cocina a fuego lento durante aproximadamente 20-30 minutos.
  3. Ve removiendo cada cierto tiempo, hasta que las manzanas queden blanditas (que se puedan aplastar con un tenedor fácilmente).
  4. Añade agua si lo consideras necesario y machaca las manzanas hasta conseguir la textura deseada.
  5. Añade la vainilla y ya la tienes lista para tomar. Es perfecta para merendar, pero también para acompañar carnes y otros platos salados.
  • Consejo para golosos. Añade una cucharadita de pasta de dátiles si te gusta la compota muy dulce. Un poco de canela también intensificará el dulzor.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?