Igual de bonitas

Estas 3 plantas de Navidad dan buena suerte según el Feng Shui y ninguna es la Flor de Pascua

Si bien la flor de Pascua siempre será la planta por excelencia de la Navidad para atraer la abundancia, también existen otras tres que cumplen esta misma función, ¡te las desvelamos!

Planta navideña
Pinterest
SoniaDoradoOrellana
Sonia Dorado Orellana

Experta en contenidos de decoración, hogar, alimentación y bienestar

Actualizado a

La flor de Pascua, también conocida como poinsettia, flor de Nochebuena o Euphorbia pulcherrima, es una planta de hojas rojas brillantes que seguro que conocerás ya que no suele faltar en la decoración de los hogares durante las fiestas navideñas. Y no suele faltar porque, según el Feng Shui, la flor de Pascua atrae la suerte y la abundancia, justo las dos cosas que más deseamos manifestar en el año nuevo.

Ya vimos dónde debíamos colocar nuestra flor de Pascuapara que atraer esa buena energía de la abundancia, en la zona sureste de la casa, por si no te acuerdas, y ahora nos toca desvelarte otro secreto: además de nuestra querida flor de Pascua, para el Feng Shui también hay otras 3 plantas de Navidad para atraer la suerte y son el muérdago, el acebo y la rosa de Navidad.

3 plantas de Navidad que también atraen la suerte

Con la Navidad pisándonos los talones, es momento de ir pensando en la decoración navideña del hogar, especialmente debemos decidir qué plantas queremos elegir para que sean nuestro imán de la abundancia en estas fechas tan señaladas y mágicas. Si bien la flor de Pascua ha sido, es y seguirá siendo la planta navideña de la suerte por excelencia, también existen otras tres con la misma buena energía y que queremos que las conozcas.

Acebo

Plantas de Navidad buena suerte: acebo
CLARA

Plantas de Navidad buena suerte: acebo

El acebo es un arbusto que destaca por el color rojo de sus pequeños frutos en forma de bolitas. Debido a su color, es muy común usarlo en la decoración navideña. Los celtas fueron los primeros en crear coronas con ramas de acebo para proteger sus casas en contra de los malos espíritus y para asegurar la prosperidad. En nuestros días, siempre suele estar en las coronas de Navidad que se cuelgan en la puerta de entrada, sitio perfecto para proteger y atraer la buena suerte.

muérdago

Plantas de Navidad buena suerte: muérdago
CLARA

Plantas de Navidad buena suerte: muérdago

El muérdago es también una planta muy usada en la decoración navideña, seguro que te suena de verlo en las coronas navideñas tradicionales que se colocan en la puerta de entrada de la casa. Alrededor del muérdago hay muchísimas leyendas, por ejemplo, era un árbol mágico para los druidas y lo utilizaban para realizar sus conjuros y recetas medicinales.

Por su parte, los escandinavos lo relacionaban con la diosa del amor Freya, de ahí la tradición de los enamorados de besarse bajo la rama del muérdago para atraer la buena suerte en la pareja. No fue hasta el siglo XVII cuando el muérdago se expandió por Europa y se corrió la tradición de ser regalado entre amigos y familiares en Navidad para desear la buena suerte.

Según el Feng Shui, si quieres usar el muérdago en casa para atraer esa buena suerte, debes colocarlo cerca de la entrada de casa, en el recibidor o en la puerta, por ejemplo. Una opción sería incorporar algunas ramitas de muérdago en una corona de Navidad.

rosa de navidad

Plantas de Navidad buena suerte: rosa de Navidad
Canva

Plantas de Navidad buena suerte: rosa de Navidad

La rosa de Navidad, también conocida como eléboro o rosa de eléboro, es una bonita planta de invierno con flores de pétalos blancos la cual, curiosamente, suele crecer en la nieve. Esta planta es considerada como un símbolo de fortaleza, pureza y superación personal gracias al color blanco de sus flores y a su capacidad de crecer en las circunstancias más duras y adversas. Por eso, si lo que quieres atraer a tu vida es fuerza y coraje, la rosa de Navidad es la que necesitas tener en tu decoración navideña.

Como curiosidad, el eléboro está muy arraigado a la tradición cristiana navideña ya que cuenta la leyenda que cuando los Reyes Magos llegaron al portal de Belén con sus ofrendas, una doncella empezó a llorar porque no tenía nada que ofrecer y fue un ángel quien le dio una rosa de eléboro para que se la regalara al niño Jesús.