¡Irresistibles!

Deliciosas recetas con calabaza y trucos para aprovechar la comida

Te propongo recetas y otras propuestas para sacar todo el partido a la calabaza, y las claves para engancharte a la "save food", la cocina de aprovechamiento.

Actualizado el 25 de octubre de 2018, 14:45

¿Cómo resistirse a una hortaliza tan agradecida como la calabbaza? Es dulce, sabrosa, vistosa y da muchísimo juego. Solo es cuestión de ponerle un poco de imaginación y lanzarte a inventar tus propias recetas.

Dos propuestas con calabaza

delicious martha calabaza arroz

1. Calabaza salteada con verduras y arroz

Un sabroso plato único. Rehoga unas verduras y unas setas, incorpora unos dados de calabaza asada, y completa con arroz integral cocido.

  • El toque final. Añade unas uvas pasas y hojitas de hierbas aromáticas frescas.
delicious martha crema calabaza

2. En crema, con quinoa y granada

Un entrante súper nutritivo. Haz una crema con cebolla, zanahoria y calabaza. Añádele un poco de aguacate, para espesar más, y especias al gusto.

  • Para decorar. Quinoa, granada, hojas de espinaca, sésamo y ralladura de piel de naranja.
calabaza

Saca más partido a la calabaza

Una excelente compañía:

  • Puedes asarla y añadirla como espesante en cremas y salsas.
  • Es ideal como guarnición más ligera de carnes y pescados.

Aprovéchala toda:

  • Vacía la cáscara y úsala como recipiente para servir tus cremas, salteados o ensaladas.
  • No tires las semillas. Límpialas y hiérvelas 10 min. Escúrrelas y sécalas bien con papel de cocina. Y hornéalas unos 15 min a 180º.
pipas de calabaza

Pasión por la "save food"

Todos los que me conocen saben que soy una apasionada de la ''save food", que consiste en no desperdiciar la comida, como hacían nuestras abuelas cuando aprovechaban las sobras y los restos de alimentos para elaborar otros deliciosos platos. Como puedes comprobar tú misma, la receta resultante puede ser igual de sabrosa o más que la original.

lasana verduras
  • Lasañas y canelones. Para hacer una lasaña tipo esta, solo necesitas la pasta y, para el relleno, unas sobras de verduras y carne asada desmenuzada.
  • Croquetas y burgers. Mezcla con un poco de besamel unos restos de carne, pescado, ¡o incluso paella!, y fríe o reboza.
  • Revueltos y tortillas. Cualquier legumbre o verdura puede tener una segunda oportunidad mezclada con huevo batido.
  • Purés y cremas. Son un clásico para reutilizar restos de verdura. Añádeles nata o queso para dar más cremosidad. Y si quieres más ideas, aquí tienes recetas fáciles para hacer cremas y sopas.
  • Picadillos y macedonias. Trocea frutas poco sabrosas o que se estén pasando y añádelas a tus ensaladas o postres con zumo.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?