Alimentación

Verdades y mentiras

Zumo de apio: ¿bebida milagrosa o simple moda?

Radiografiamos el elixir más popular de instagram para saber hasta qué punto es saludable y si es tan milagroso como dicen.

Por Maria Guasch | 1 de marzo de 2019, 07:00

zumo de apio 1

Últimamente es abrir instagram y encontrarse día sí día también alguna foto con el hashtag #celeryjuice, #zumodeapio, #jugodeapio o similares. Y es que el zumo de apio se ha colocado, contra todo pronóstico, en el top ten de las principales tendencias de alimentación de este año. ¿Pero hasta qué punto es tan milagroso como nos quieren vender?

Zumo de apio: verdades y mentiras

  • ¿Cómo se originó esta tendencia de alimentación? El principal precursor del moda de beber zumo de apio es Anthony William, un gurú de la alimentación sana que se autoproclama médium médico (a pesar de no tener ningún título que lo acredite como médico o nutricionista), y que es seguido en las redes por celebridades como Gwyneth Paltrow o Robert de Niro. William publicó un artículo en el que defendía los hipotéticos beneficios milagrosos de beber este zumo verde y empezó a viralizarse.
  • ¿Cuáles son las propiedades del zumo de apio, supuestamente? Según William, beber zumo de apio adelgaza, puede curar problemas cutáneos, como los eccemas, la psoriasis o el acné, mejora la salud intestinal, combate el cáncer y erradica las bacterias y los virus, entre otros supuestos poderes. Los expertos, sin embargo, sostienen que, aunque no tiene nada de malo tomar zumo de apio, tampoco resulta milagroso ni es mucho más saludable que otras frutas o verduras (es más, en referencia a algunos minerales, vitaminas y nutrientes concretos, incluso es más pobre que otras).
  • ¿Es recomendable tomar zumo de apio? Depende. Como señala el dietista-nutricionista Aitor Sánchez en nuestro post sobre si los smoothies, batidos y zumos verdes son relamente tan sanos y depurativos, "podemos tomar zumos verdes de manera habitual, pero nunca en sustitución de comidas importantes". Es decir, si la dieta se basa exclusivamente en estos zumos (en este caso el de apio), será deficitaria en muchos de los nutrientes que necesitamos. Así que solo es recomendable si se combina con una alimentación sana y equilibrada.
  • ¿Tiene alguna contraindicación? A pesar de sus virtudes, el apio no siempre es conveniente. No debe consumirse en caso de afecciones renales agudas, durante el embarazo o si se padecen trastornos como cistitis. Algunas personas pueden sufrir también reacciones alérgicas en forma de escozor en el paladar, lengua y labios, rinoconjuntivitis o tos.
propiedades del apio

Beneficios y propiedades del apio

  • Poder diurético. Posee un aceite esencial que, además de ser el responsable de su sabor amargo, produce un efecto vasodilatador del riñón, que ayuda a evitar la retención de líquidos. Por esa razón, es beneficioso en casos de reuma, gota, hipertensión y problemas de retención.
  • Rico en potasio. Su contenido en vitaminas es insignificante si se le compara con otras hortalizas. Y en cuanto a minerales, el más abundante es el potasio, aunque también aporta magnesio y pequeñas cantidades de sodio, calcio, hierro, y fósforo.
  • Muy ligero y saciante. Debido a su insignificante valor calórico y su alto contenido en agua es aconsejable en dietas de adelgazamiento. Además, la textura firme y crujiente hace que se tengan que masticar bien, lo que produce un efecto saciante.Suele decirse que las calorías que aporta no bastan ni para llevar a cabo su metabolismo. Es decir, requiere más energía digerirlo de la que suministra.
zumo de apio 2

Cómo hacer zumo de apio paso a paso

Para hacerlo, necesitarás seis tallos. Cuando vayas a comprar las ramas de apio, asegúrate de que estén en buen estado: que tengan un verde reluciente, que el tallo sea firme y crujiente, y que las hojas no estén marchitas ni amarillentas.

  1. Lavar el apio. Limpia y quita las hojas del tallo. Si lo deseas, puedes guardarlas para hacer una sopa o un caldo.
  2. Corta el tallo. Hazlo en trozos medianos, ni muy grandes ni muy pequeños. Aprovecha para eliminar cualquier golpe o mancha que encuentres.
  3. Triturar y añadir agua. Con ayuda de una licuadora o un robot de cocina, tritúralos, añade un litro de agua, mezcla y guarda el zumo resultantes en la nevera hasta que lo vayas a tomar.
  4. Endulzar o dar más sabor. Puedes endulzarlo con azúcar, sacarina o algún sirope. O bien mezclarlo con zumo de manzana natural, zanahoria u otras frutas y verduras.

Si quieres que te quede más fino, antes de cortar el tallo en trozos, quita las hebras con ayuda de un cuchillo como en la imagen que tienes bajo estas líneas.

como quitar las hebras del apio

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?