Alimentación

mejor no

La razón por la que las tortitas de arroz ni ayudan a adelgazar ni son sanas

Es bastante habitual tomar tortitas de arroz como tentempié cuando queremos controlar la dieta porque, a priori, son ligeras y saciantes. ¿Es realmente así?

Por Araceli Herrero | 26 de octubre de 2019, 07:00

tortitas de arroz

Uno de los principales inconvenientes de las tortitas de arroz, maíz, cereales es que contienen una gran cantidad de sal. Cada una de estas tortitas tiene entre 0,5 y 0,9 gramos de sal; una cantidad excesiva si tenemos en cuenta que la OMS recomienda no tomar más de 5 gramos diarios. A lo que hay que añadir que en ocasiones, los aceites que se emplean son refinados o de palma.

Y si las tortitas están cubiertas por chocolate o “yogur” (en realidad, el supuesto “yogur” suele ser chocolate blanco), la cosa empeora aún más ya que su contenido de azúcar y de grasas saturadas es muy elevado.

Dan más hambre

Por otro lado, y aunque solemos usarlas como un tentempié para matar el hambre, la verdad es que son muy poco saciantes. Como nos explica Ana Amengual, dietista-nutricionista de biografiadeunplato.com, “si cogemos un par de tortitas y las machacamos en un mortero veremos que tiene un efecto "galleta": masticas mucho pero en realidad hay poca "chicha", así que el estómago casi ni se entera de que estás comiendo. En consecuencia, para llegar a sentirnos saciados tenemos que comer una gran cantidad”.

desayunos con aguacate tortitas arroz

Pero no solo no son saciantes, sino que hasta pueden darnos más hambre. Y es que uno de los problemas de estas tortitas es que la mayoría de las veces están hechas con cereales refinados. Eso significa que, a diferencia de lo que ocurre con los cereales integrales, pueden producir un pico glucémico. Es decir, el nivel de glucosa en sangre sube rápidamente, pero entonces se libera insulina que hace que la glucosa descienda bruscamente y aparezca una sensación de hambre aún mayor.

Además, como apunta la nutricionista, las cosas muy saladas y/o muy dulces (como es el caso de estas tortitas) son muy palatables y estimulantes, así que fácilmente podemos empezar a comerlas con la intención de comer solo 1 o 2 pero que prácticamente sin darnos cuenta, acabemos con el paquete entero.

Una alternativa más saludable

Ana Amengual recomienda olvidarnos de las tortitas de arroz (y de las maíz o de cualquier otro cereal) y en su lugar, optar por un snack muy parecido en sabor: las tradicionales palomitas de maíz. Pero eso sí, siempre caseras. Puedes hacerte unas palomitas de maíz en la sartén con un poco de aceite de oliva y especias en lugar de sal. Y si vas a comprar tortitas de este tipo, siempre mira el listado de ingredientes y la tabla de composición nutricional y escoge las que tengan mejores ingredientes (cereales integrales, aceite de oliva...) y menos cantidad de sal.

Y recuerda que la fruta, un yogur natural o un puñado de frutos secos siempre son las opciones más saludables. Nos aportan más fibra, nutrientes, vitaminas, minerales y en el caso de los frutos secos, ácidos grasos saludables y además, son más saciantes.

Cuidado con los niños

Las tortitas de arroz no son aconsejables para niños de menos de 6 años ya que el arroz que se utiliza para elaborarlas está hinchado y no hervido y por lo tanto, tiene un mayor contenido en arsénico. Lo mismo ocurre con la bebida vegetal de arroz.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?