muy digestivas

Ensaladas para cenar ligeras y saciantes

Estas recetas de ensaladas son perfectas para cenar porque son rápidas de preparar, nutritivas y, encima, te dejan saciada.

Actualizado a

Escrito por:

Nacho Benavides

Actualizado a

1 / 11

¿Y qué me hago de cenar?

Pues una ensalada es una estupenda opción para cenar. Aquí encontrarás recetas completas, fáciles de preparar y que te llenarán pero no demasiado para que puedas dormir bien.

1 / 11

Ensalada de espárragos con langostinos

Una de las claves para hacer una ensalada para cenar que te siente muy bien es combinar ingredientes crudos con cocciones cortas, como saltear o vapor. En este caso, solo tienes que saltear unas puntas de espárragos silvestres junto con unos aros de puerro y unos langostinos cocidos. Y la puedes completar con unos brotes de soja germinada fresca, que también tendrás que saltear, o directamente en conserva.

2 / 11

Ensalada de brócoli y verduritas

Otra opción es cenar una ensalada de brócoli, calabacín, zanahoria y judías verdes. Para que no resulte indigesta, escalda o cuece al vapor unas láminas de calabacín y zanahoria junto con unos arbolitos de brócoli y unas tiras de judías verdes. Y lo puedes mezclar todo con unas hojas de lechuga (pero sin pasarte ya que de noche puede hacerte pesada la digestión), rodajas de rabanitos y germinados. 

3 / 11

Ensalada de judías verdes con champiñones

Las judías verdes son una de las verduras que encajan súper bien en las ensaladas para cenar porque cocidas no resultan nada indigestas y combinan muy bien tanto en recetas calientes como frías. Esta la hacemos con judías verdes cocinadas al vapor junto con láminas de zanahoria. Y la completamos con láminas de champiñón crudo, que rociamos con limón para que no se oxiden, y unos taquitos de aguacate, que no tiene por qué engordar.

4 / 11

Ensalada campera con atún y huevo cocido

También puedes cenar una ensalada de patata cocida como esta. Lleva patatata y judías verdes cocidas, tomate y cebolla crudas, tacos de atún a la plancha (también puedes usar atún al natural en conserva), y huevo cocido. Si la cebolla se te repite, quítala sin problema. Así te entrará mejor y no te dará problemas para dormir bien.

5 / 11

Escalivada con sardinas

La escalivada (pimiento, berenjena y cebolla asadas) también encaja como ensalada para cenar porque, al llevar las hortalizas cocinadas, se digiere mucho mejor y no repite (a no ser que tengas intolerancia a alguno de los ingredientes). Para que sea más completa, le puedes añadir unas sardinas, que incluso cuando son de lata son sanísimas. Los pescados son mucho más recomendables para cenar que las carnes.

6 / 11

Ensalada caprese

Otra de las ensaladas para cenar es la caprese. Solo tienes que coger tomates variados y cortarlos en láminas. Luego los mezclas con un poco de mozzarella (o requesón o queso fresco si quieres rebajar más calorías). Y la completas con unas hojitas de albahaca, olivas negras y alcaparras.

7 / 11

Ensalada de fresas con salmón ahumado

Como base de la ensalada, pon unos espárragos trigueros al vapor (si no es temporada, puedes coger unos de bote y así te ahorras tiempo también). Y les añades fresas, salmón ahumado, hierbas aromáticas y semillas. Se prepara en 15 minutos, solo tiene 240 calorías y un look irresistible. Ver receta. 

8 / 11

Ensalada de piña con langostinos

Si buscas algo un poco sofisticado, puedes hacer una ensalada de piña al natural, una fruta que asada no resulta nada pesada. Asa un poco la piña en una plancha y añádele tomatitos, aguacate, langostinos cocidos y unas tiras de cebolla morada, que es un poco más suave que las otras aunque puedes prescindir de ella sin problema si temes que te repita.

9 / 11

Carpaccio de champiñones

Corta los champiñones muy finos con ayuda de una mandolina de cocina. Rocíalos con limón para que no ennegrezcan. Y combínalos con rúcula o brotes tiernos y lascas de queso para que sea una cena más completa. También puedes sustituir la rúcula por unas judías tiernas cocidas que no son nada indigestas.

10 / 11

Ensalada de patata, zanahoria y aguacate

Esta ensalada para cenar tampoco te pesará en absoluto y, en cambio, te dejará saciada. Lleva patata y zanahoria cocida, láminas de aguacate y unas hojas de espinaca fresca. Descubre más recetas con espinacas.

11 / 11

ensaladas para cenar 1

La cena perfecta para que no te pese debe ser ligera pero completa (para que te proporcione energía y no te despierte el hambre) y digestiva (para facilitar el descanso).

Las ensaladas para cenar más socorridas

  • Ensalada de puerros y espárragos. Hazla con espárragos y puerro salteado, y añádele unos langostinos.
  • Ensalada de brócoli. Lleva brócoli, calabacín, zanahoria y judías verdes al vapor para que no sea indigesta.
  • Ensalada de judías tiernas. Hierve unas judías con zanahoria y añádeles taquitos de aguacate y champiñones laminados.
  • Ensalada campera. La clásica ensalada de patata cocida, tomate, huevo duro, atún y aceitunas.
  • Escalivada con sardinas. A base de pimiento, berenjena y cebolla asados combinados con sardinas.
  • Ensalada caprese. Tomate, mozzarella, requesón o queso frescos, hojitas de albahaca y encurtidos.
  • Ensalada de espárragos y fresones. Lleva espárragos silvestres al vapor, fresones y salmón ahumado.
  • Ensalada de piña asada. Asa un poco la piña y añádele tomatitos, aguacate y langostinos cocidos.
  • Carpaccio de champiñones. Láminas finas de champiñones aderezadas con zumo de limón y lascas de queso.
  • Ensalada de patata y aguacate. Mezcla láminas de aguacate y hojas de espinacas con patata y zanahoria cocidas.

Claves de una ensalada para cenar

  • Verduras y hortalizas digestivas. Reduce la cantidad de lechuga u otras hojas de ensalada y decántate por hortalizas y verduras cocidas o más digestivas: patata, zanahoria, judías tiernas, brócoli, tomate, aguacate...
  • Mejor pescado que carne. Sobre todo, evita las carnes rojas y opta por salmón, atún, sardinas... Los huevos también son fáciles de digerir, los mismo que las carnes blancas (pollo, pavo), así como el tofu y las legumbres.
  • Frutas cocidas o asadas. Si tienes malas digestiones, puedes utilizar en tus ensaladas para cenar manzanas, peras, plátanos, melocotones o piña asados en el horno, microondas o a la plancha.
  • Aderezos para dormir bien. Si le quieres dar más sabor, la salsa de yogur es la menos indigesta.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?