Recetas de verdura y legumbres

Toma nota

Recetas con espinacas irresistibles y fáciles de hacer

¿Quién dice que las espinacas son sosas y aburridas? Con estas deliciosas ideas y los secretos para cocinarlas, no podrás vivir sin ellas.

Por Nacho Benavides | Actualizado el 25 de febrero de 2019, 12:55

espinacas con bacalao y pasas paso a paso. Espinacas con bacalao y pasas

Espinacas con bacalao y pasas

Las espinacas resultan súper ligeras porque tienen un alto contenido en agua (89%), y al mismo tiempo son muy recomendables por ser la verdura con mayor proporción de hierro y un alto contenido en calcio y potasio, además de otro minerales y vitaminas. Combinadas con bacalao y frutas desecadas dan como resultado este plato que encaja perfectamente en las cenas ligeras para adelgazar, súper deliciosas (y fáciles de hacer) y para las comidas también. Ver receta paso a paso.

1 / 15

crema espinacas huevos codorniz. Crema de espinacas con huevo cocido

Crema de espinacas con huevo cocido

Saltea un puerro y una zanahoria. Luego, incorpora 500 g de espinacas frescas y una patata cortada en daditos. Cuando las espinacas, se hayan reducido, añade caldo vegetal hasta cubrir. Cuece unos 20 minutos (hasta que la patata esté cocida) y tritura. Para acompañar y que el plato sea más completo, puedes añadirle huevo cocido (en este caso son de codorniz), almendra tostada y una hoja de espinaca fresca salteada para decorar. Más recetas de cremas y sopas fáciles aquí. 

2 / 15

recetas con espinacas muffins revuelto champinones. Muffins de espinacas y champinones

Muffins de espinacas y champinones

Para darle un aire más sofisticado a la clásica tortilla de espinacas, la hemos convertido en unos muffins. ¿Cómo? Súper fácil. Saltea cebolla con ajo y champiñones. Añade unas espinacas frescas y rehoga hasta que pierdan toda el agua. En una bandeja para magdalenas o muffins, reparte esta masa en los huecos engrasados y añade una mezcla de huevo batido y un poco de nata para cocinar hasta cubrir cada uno.  Hornea 25 minutos a 180º y listo. 

3 / 15

recetas con espinacas ensalada escarola naranja cebolla. Ensalada de espinacas y escarola con naranja y cebolla

Ensalada de espinacas y escarola con naranja y cebolla

Es una de nuestras recetas con espinacas frescas preferidas. Sobre una base de escarola y espinacas, añade gajos de naranja y cebolla morada. Adereza con una de nuestras salsas y vinagretas ligeras súper fáciles de hacer. Y decora con semillas o frutos secos picados. 

4 / 15

recetas con espinacas hojaldre jamon queso. Pastel de hojaldre con espinacas

Pastel de hojaldre con espinacas

En un molde redondo, pon una lámina de masa de hojaldre precocinada, de manera que sobresalga generosamente por los lados. Rellena con espinacas frescas salteadas, rodajas de tomate asadas, jamón cocido y queso rallado. Cubre con huevo batido. Dobla los bordes de la masa hacia dentro y únelos para cerrar el pastel. Pincha la superficie con un tenedor varias veces y hornea 40 minutos a 180°, hasta que el hojaldre esté hecho y dorado. Descubre más recetas con hojaldre fáciles y súper tentadoras.

5 / 15

garbanzos con espinacas y bacalao. Garbanzos con espinacas y bacalao

Garbanzos con espinacas y bacalao

Otra ensalada súper fácil y muuuuuuy nutritiva es esta a base de espinacas baby, garbanzos cocidos, bacalao desalado y huevos de codorniz. Solo tienes que mezclar los garbanzos escurridos con los brotes de espinacas lavados, unas tiras de bacalao desalado y un par de huevos de codorniz cocidos por persona. Fácil, delicioso, apetitoso y lleno de energía. Es una de las recetas que puedes hacer con un bote de garbanzos.

6 / 15

como hacer crepes relleno espinacas. Crepes rellenos de espinacas, jamón y queso

Crepes rellenos de espinacas, jamón y queso

También puedes hacer unos crepes y rellenarlos con unas espinacas salteadas, jamón dulce y requesón. Si no sabes como hacer la masa, te contamos cómo hacer crepes paso a paso e ideas (dulces y saladas) para rellenarlos.

7 / 15

 espinacas salteadas con garbanzos. Potaje de garbanzos con espinacas

Potaje de garbanzos con espinacas

O bien puedes hacer la clásica receta de garbanzos con espinacas en versión fácil y ultrarrápida. Solo tienes que saltear unos ajitos en una sartén grande, añadir una bolsa de espinacas lavadas y saltearlas también. Finalmente incorporar medio bote de garbanzos cocidos y mezclarlo todo bien. Sí, sí. Ya está. Descubre más recetas con legumbres,  un alimento esencial que sacia, aporta fibra, reduce el colesterol... ¿Se puede pedir más? 

8 / 15

lasaña espinacas. Lasaña de espinacas

Lasaña de espinacas

En una fuente refrectaria, pon un dedo de bechamel. Coloca encima una capa de placas de lasaña cocidas. Cubre con una mezcla de espinacas cocidas y requesón desmenuzado. Pon otra capa de placas de placas de lasaña y de espinacas con requesón. Remata con una capa más de placas de lasaña, cubre con bechamel, espolvorea queso por encima y hornea de 18 a 20 minutos en el horno precalentado a 200°. Es una de las ideas para cenar fáciles e irresistibles.

9 / 15

recetas con espinacas pizza salmon . Pizza de espinacas y salmón ahumado

Pizza de espinacas y salmón ahumado

Es súper sencilla. Coge una lámina de masa de pizza precocinada. Extiéndela sobre una bandeja de horno, cubre con la mozzarella troceada y las espinacas frescas, lavadas y troceadas. Hornea a la máxima temperatura durante 10 minutos o hasta que veas que ya está hecha. Retira la pizza del horno y pon por encima lonchas de salmón ahumado y unas alcaparras. Y si buscas una pizza baja en calorías, ¡tenemos la receta!

10 / 15

ensalada espinacas manzana champiñones. Ensalada de espinacas, manzana y champiñones

Ensalada de espinacas, manzana y champiñones

Tiene un aspecto irresistible y, en cambio, solo 180 calorías. Lleva hojas de espinaca frescas, zanahoria, cebolleta, manzana, champiñones y un puñadito de frutos secos picados. Mézclalo todo y adereza con una vinagreta hecha con aceite de oliva, vinagre y una pizca de mermelada de higo o de la que tengas a mano. Para que los champiñones y la manzana no se ennegrezcan, rocíalos con limón después de lavarlos y cortarlos. Descubre más ensaladas fáciles, rápidas y... ¡deliciosas!

11 / 15

recetas con espinacas pasas pinones . Espinacas con pasas y piñones

Espinacas con pasas y piñones

Para hacer estas espinacas a la catalana, solo tienes que hervir unas espinacas congeladas o frescas, escurrirlas bien y saltearlas junto con pasas y piñones. Te sirve como entrante, tanto para la comida como para la cena, o también como base de un relleno de unos canelones vegetarianos, por ejemplo, o de unas empanadillas o unas croquetas. Descubre cómo hacer croquetas iguales y evitar que se rompan paso a paso. 

12 / 15

recetas con espinacas canelones de calabacin champinones. Canelones de calabacín rellenos de espinacas y champiñones

Canelones de calabacín rellenos de espinacas y champiñones

Si buscas recetas con espinacas congeladas, prueba esta. Hierve unas espinacas congeladas y saltea unos champiñones. Cuando ya estén, añade las espinacas bien escurridas a las setas. Saltéalo todo junto, añade una bechamel y tritura hasta obtener una masa homogénea. Con ayuda de una mandolina de cocina, haz láminas finas de calabacín, enróllalas y rellénalas con la masa. Y si no te gusta el calabacín crudo, lo puedes hornear unos minutos con el horno a 180º.

13 / 15

recetas con espinacas boquerones huevos codorniz. Ensalada de espinacas frescas con boquerones

Ensalada de espinacas frescas con boquerones

Es otra de las recetas con espinacas frescas fáciles y deliciosas que te proponemos. Sobre una base de espinacas frescas lavadas, pon cachitos de tomates secos en aceite, boquerones en vinagre y unos huevos de codorniz escalfados o unas bolitas de mozzarella. Y para darle un toque "crunchi" y original, puedes añadirle por encima unos pistachos picados. 

14 / 15

ensalada de patatas espinacas jamon. Ensalada de patatas, espinacas y jamón

Ensalada de patatas, espinacas y jamón

Si estás cansada de la típica ensalada de patata, tomate y atún, prueba una de las recetas con espinacas frescas más deliciosas y fáciles de hacer.  Un delicioso plato único que no podía faltar en las mejores comidas para llevar al trabajo porque es muy completa, se puede comer fría y es muy fácil de hacer. Ver receta paso a paso.

 

15 / 15

Estas recetas con espinacas son ideales para toda la familia porque, además de ser muy fáciles de cocinar, son nutritivas, se digieren bien, aportan mucha energía sin demasiadas calorías, y son ricas en vitaminas y minerales.

Cómo cocinar espinacas y sacarles partido

Como has visto en las recetas con espinacas, pueden consumirse de muchas formas, tanto crudas como cocinadas (ya sean salteadas, hervidas al vapor, en crema, en tortilla…).

  • Crudas. Si vas a comer espinacas frescas sin cocinar, asegúrate de que estén bien limpias. Lávalas varias veces para que suelten toda la tierra, pero sin dejarlas en remojo porque ya llevan mucha agua. Y se recomienda hacerlo sin desprenderlas de la raíz, ya que así son más fáciles de manipular. Y luego se eliminan estas, las hojas estropeadas y los tallos muy grandes.
  • Hervidas en agua. Bastan unos 5-7 minutos. Luego se colocan en un escurridor, se mojan brevemente con agua fría para detener la cocción y se aplastan bien con la mano para eliminar el agua. Para conservar su color verde es importante emplear agua abundante con un puñado de sal y sumergirlas cuando alcance la plena ebullición. El agua de cocción no la guardes porque tiene muchos oxalatos.
  • Cocidas al vapor. Se cuecen en 3 minutos. Se pierden menos nutrientes, pero algunos nutricionistas no lo recomiendan porque, así, conservan los oxalatos.
  • Salteadas. También se pueden saltear directamente en un sartén o dejar que se cuezan en su propia agua en una cazuela. Como en el caso de las cocidas al vapor y las espinacas frescas, así conservan más nutrientes pero conservan los oxalatos.
  • Congeladas. Las espinacas congeladas se cocinan sin descongelar, tirándolas directamente al agua o al guiso al cual se incorporarán.

Ten en cuenta que el volumen de las espinacas frescas se reduce en unas tres cuartas partes al cocerlas. Para un primer plato se necesitan unos 500 gramos por ración. Para guarnición, basta con la mitad.

recetas con espinacas 2

Consejos a la hora de comprarlas y conservarlas

Según el calendario de las verduras de temporada, la mejor época de las espinacas frescas es el invierno, que es cuando se dan de forma natural.

  • Variedades. Las hay de hoja rizada, que se consumen frescas entre otoño y primavera, y de hoja lisa, que suelen adquirirse congeladas durante todo el año.
  • Espinacas frescas a granel. Comprueba que los tallos sean verdes y las hojas están sanas y enteras, con un color verde intenso y brillante, y sin manchas rojizas.
  • Espinacas frescas cortadas y envasadas. Conviene fijarse en el color de las hojas y cerciorarse de que no hay un exceso de humedad u hojas marchitas o amarillentas en el interior.
  • Cómo guardarlas. Las espinacas se estropean enseguida por lo que deben consumirse lo antes posible. Para conservarlas, lo más indicado es introducirlas en el frigorífico en una bolsa de plástico perforada o envolverlas en papel film. Y si las envuelves antes con papel de cocina absorbente, las protegerás más de la humedad.
  • Cuánto aguantan. Cocinadas no aguantan bien más de un día. Las espinacas congeladas que venden se conservan bien hasta un año. Y si las has congelado tú misma (solo tienes que escaldarlas previamente y escurrirlas bien) aguantan unos tres meses.

Las espinacas y el hierro

Aunque no poseen tanto hierro como se creía, su cantidad no es nada despreciable (4,1 mg/100 g). Pero también contienen oxalatos, que reducen su absorción. ¿La solución? Si estás anémica, no las consumas crudas ni al vapor ni salteadas. Cuece las espinacas por separado y elimina el agua, donde se habrá disuelto gran parte de sus oxalatos. Descubre los alimentos más ricos en hierro para la anemia (algunos te van a sorprender).

Sabías que...

No tanto hierro

Un error de transcripción en el cálculo de sus nutrientes llevó a pensar durante muchos años que contenía diez veces más hierro del que contiene en realidad. Aun así, es bastante rica en este mineral y su fama de saludable es totalmente merecida.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?