Descúbrelas

Las plantas aromáticas más fáciles de cuidar

Aunque son más difíciles de cuidar de lo que se suele creer, te contamos cuáles son las más fuertes y cómo conseguir que te duren más.

Actualizado a

Escrito por:

Nacho Benavides

Actualizado a

1 / 11
plantas aromaticas faciles de cuidar 1

Dificultades de las plantas aromáticas

Para serte sincero, tengo que decirte que las plantas aromáticas NO son muy fáciles de cuidar (contrariamente a lo que se suele creer). Si bien es cierto que son muy rústicas (en estado natural, la mayoría sobreviven en condiciones extremas de calor, sequedad, suelos pobres ...), también es cierto que no toleran demasiado bien la cautividad...

  • Por definición, son de plantas de exterior silvestres, (por no decir salvajes o libertarias) a las que no les gusta demasiado estar encerradas ni en macetas ni en el interior de las casas; por más bien que las cuides. Por este motivo, no suelen estar en las listas de las plantas de interior más resistentes.

Sin embargo, si quieres tenerlas en terrazas y balcones, o dentro de casa, puedes conseguirlo siguiendo los cuidados que te cuento a continuación para cada una de las plantas aromáticas más fáciles de cuidar según sus características particulares.

1 / 11

plantas aromaticas romero

Romero

El romero es la planta aromática más fácil de cuidar de todas y la que menos se espiga y afea. La puedes plantar directamente en la tierra o en maceta tanto en el balcón o la terraza como en el interior de casa, pero en un lugar muy soleado. 

  • Cuidados. Requiere poco cuidado y se adapta bien a todos los ambientes, pero los prefiere cálidos y secos. No dejes que se encharque. Riégala solo cuando la tierra esté seca. 

2 / 11

plantas aromaticas perejil

Perejil

El perejil no es tan resistente como el romero, pero también aguanta bastante dentro de casa. Lo puedes comprar ya crecido o comprar semillas y plantarlas tú misma. 

  • Cuidados. Tolera la semisombra, pero mejor si lo colocas en un lugar soleado, mantén la tierra húmeda pero sin encharchar y pulveriza agua sobre las hojas para que no se sequen. Si se afea mucho, puedes cortarlo casi hasta abajo (deja dos o tres dedos de alto) para que vuelva a brotar de nuevo con fuerza.  

3 / 11

plantas aromaticas cilantro

Cilantro

El cilantro es parecidísimo al perejil y requiere similares condiciones y cuidados. A veces solo se aprecia su diferencia porque la hoja del cilantro tiene los bordes más dentados. 

  • Cuidados. Utiliza un sustrato ligero (como por ejemplo el que venden para cactus), ponlo en un lugar muy soleado, riégalo frecuentemente pero no más de la cuenta y humedece sus hojas.

 

4 / 11

plantas aromaticas lavanda

Lavanda

Otra de las plantas aromáticas que aguanta bastante es la lavanda, muy apreciada por su aroma y sus espigas florales. Se trata de una planta muy resistente, que se adapta a cualquier terreno y tolera más o menos bien vivir en maceta.

  • Cuidados. Ponla en un lugar muy soleado, en una maceta grande y bien drenada (con agujeros y grava en la base), y no la riegues en exceso (una vez por semana o cada 10 días).

5 / 11

plantas aromaticas menta

Menta

Muy apreciada en la cocina y la repostería por su delicioso aroma, la menta es una de las plantas aromáticas que se pueden cultivar en casa, pero tiende a espigarse y afearse como el perejil y el cilantro.

  • Cuidados. Exposición muy soleada, sustrato tipo turba, y riego regular y abundante, pero sin encharcar (no dejes que se acumule agua en el plato de debajo o el cubremacetas).

6 / 11

plantas aromaticas albahaca

Albahaca

Muy utilizada para hacer salsas, guisos, ensaladas o infusiones, la albahaca es una de las plantas aromáticas más apreciadas. Aunque tolera la semisombra de los interiores, se comporta como una planta anual (como muchas flores de temporada). Es decir, no aguanta más de una estación, y pasada esta hay que sustituirla por una nueva.

  • Cuidados. Como la mayoría de aromáticas, prefiere exposición soleada, y como la menta, riego regular y abundante, pero sin encharcar.

7 / 11

plantas aromaticas tomillo

Tomillo

Muy aromático y con propiedades medicinales, el tomillo es una planta muy resistente cuando la plantas en el suelo, pero no tanto en maceta (ya sea en exterior o interior).

  • Cuidados. Crece bien en todo tipo de suelos, pero necesita mucho sol y riegos moderados. No vuelvas a regar hasta que el sustrato ya esté seco. Si la plantas en maceta, procura que esté muy bien drenada (con agujeros debajo y grava en la base del sustrato) y no dejes que se encharque nunca.

8 / 11

plantas aromaticas oregano

Orégano

Ideal para aromatizar platos de pasta, pizzas y lasañas, el orégano, como el tomillo, no vive demasiado bien en maceta. 

  • Cuidados. Es poco exigente en cuanto al sustrato, pero debe drenar bien y necesita mucha luz, por lo que debes colocarlo en un lugar muy soleado. Requiere riegos frecuentes, pero moderados, sin encharcar y dejando que se seque la tierra entre riego y riego.

9 / 11

plantas aromaticas salvia

Salvia

Muy indicada para aromatizar sopas, salsas, arroces y carnes asadas, la salvia, como otras plantas aromáticas, es muy resistente plantada en el suelo, pero no tanto en maceta. 

  • Cuidados. Requiere exposición muy soleada y ambientes secos, sustrato bien drenado (con grava en la base y agujeros en la maceta) y riegos moderados (nunca dejes que se encharque).

10 / 11

plantas aromaticas

Cuidados básicos de la plantas aromáticas en interior

  • Exposición. En el interior no viven bien a no ser que las pongas en sitios muy soleados, como el alféizar de las ventanas o pegadas a ellas. El perejil, el cilantro y la albahaca toleran la semisombra.
  • Riego. Modera los riegos para que no se encharquen. Ante la duda, mejor regar poco que mucho.
  • Sustrato. A excepción de la menta, que lo prefiere turboso, requieren sustratos porosos y ligeros, que no acumulen mucha humedad.
  • Macetas. Con agujeros debajo para que se vaya el exceso agua y una capa de grava en la base para que las raíces no toquen el agua si queda estancada.
  • Platitos o cubremacetas. Si lo pones para proteger la superficie donde están o por estética, recuerda retirar el agua sobrante tras cada riego.
  • Poda. Como son muy rústicas, tienden a espigarse y afearse. Para remediarlo, la única opción en muchas ocasiones es podarlas drásticamente para que vuelvan a brotar de nuevo desde abajo. 

Y aquí tienes todos los trucos para cuidar plantas de interior (y que no se te mueran).

11 / 11

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?