Llega el calor

Cómo limpiar el aire acondicionado por dentro y por fuera

Si aún no sabes cómo limpiar el acondicionado esto te interesa. Expertos en instalaciones detallan los pasos a seguir para ponerlo a punto tanto por dentro como por fuera.

Cómo limpiar el aire acondicionado
Canva
isabel zuñiga web clara
Isabel Zúñiga

Especializada en temas de decoración, hogar, alimentación y bienestar.

Actualizado a

La primavera es una estación de transición en la que conviene ir preparándose para el calor que está por llegar. Si tienes la suerte de contar con aire acondicionado no sucumbas a la tentación de encenderlo sin más. Después de todo el invierno apagado lo normal es que esté sucio, así que toca descubrir cómo limpiar el aire acondicionado para evitar que huela mal cuando lo enciendas.

Además, si te acostumbras a realizar ese mantenimiento, el aire que expulse estará más limpio y libre de bacterias, reducirás la posibilidad de averías y, atención con esto, mejorará la eficiencia energética lo que significa que al gastar menos energía pagarás menos (aquí tienes otro truco para ahorrar en la factura de la luz).

Cómo limpiar por dentro el aire acondicionado

Antes de comenzar con la tarea, desde Caloryfrio.com explican que si el equipo no funciona como debe es mejor acudir a un profesional quien supervisará la instalación y verificará el rendimiento del aparato comprobando que nada obstruye las salidas.

  • Para que dure lo máximo posible en buen estado, el aire acondicionado necesita un sencillo mantenimiento que no llevará más de 30 minutos y que puedes hacer tú misma (aunque también puedes pagar por este servicio).
  • Consta de dos pasos que detallaremos a continuación. Por un lado, la limpieza de los filtros y por otro la del desagüe. Así evitarás que la suciedad se acumule dentro de él pudiendo provocando un mal rendimiento o incluso averías.
  • En cualquier caso, al tratarse de un equipo eléctrico tienes que asegurarte que está apagado. Y si es posible, desconectarlo de la red.

Cómo limpiar la unidad interna de un split

El split es el dispositivo de una instalación de aire acondicionado que va situado dentro de la casa y que completa a la unidad exterior que suele instalarse en la fachada o balcón. Para limpiarlo tienes que centrarte en dos aspectos:

  • Limpieza de filtros. Se sitúan detrás de la rejilla y tendrás que sacarlos para su limpieza. Para eliminar el polvo y restos de suciedad puedes utilizar una aspiradora. Para una limpieza total utiliza agua fría y sécalos a la sombra (el calor los podría deformar). Vuélvelos a colocar y listo.
  • Limpieza de desagüe. Si no se limpia de forma regular el agua acumulada podría causar malos olores, facilitar la aparición de bacterias o incluso producir avería en el funcionamiento. Si está atascado, soplar con fuerza por el tubo puede ser una solución sencilla. En instalaciones más centralizadas suele costar acceder a él así que quizá compense cambiarlo.

Cómo limpiar la unidad exterior del aire acondicionado

Ahora que ya sabes cómo limpiar la parte del aire acondicionado que está dentro de casa, toca hacerlo con la exterior. Si están instalada en un lugar poco accesible, es mejor que contactes directamente con un técnico. En el caso de que cuelgue de la fachada, lo primero que hará será comprobar que los soportes del equipo están en buen estado.

La unidad exterior contiene alguno de los principales componentes técnicos del aire acondicionado. Aunque las partes más delicadas están bien protegidas, al estar en la intemperie el aparato está más expuesto. En el mercado existen fundas protectoras especiales.

  • Paso 1. Desconecta el aparato. Para eliminar la suciedad acumulada puedes usar un trapo con un producto de limpieza no abrasivo.
  • Paso 2. La aspiradora es práctica para limpiar las aletas de entrada del aire.
  • Paso 3. A la hora de quitar la rejilla de protección ten cuidado de no arrancar las conexiones eléctricas. Te será más fácil limpiar las palas con un trapo humedecido. Hay aceites especiales para el ventilador pero si no lo tienes claro mejor no poner nada.
  • Paso 4. Cuando termines coloca de nuevo la rejilla, y la carcasa en su caso. Es aconsejable que esperes 24 horas antes de conectar el aparato y comprobar que funciona.

¿Qué líquido se usa para limpiar el aire acondicionado?

Además de para asegurar su buen funcionamiento y evitar la proliferación de bacterias, la limpieza regular del aire acondicionado es necesaria también para evitar que se vea sucio y feo. Encontrarás toda la información que necesitas en el manual de instrucciones del fabricante. Aunque te dé pereza, es importante que lo leas para evitar cualquier percance.

  • En cuanto al líquido que se usa para limpiar el aire acondicionado, puedes disolver una parte de lejía en diez de agua y pulverizarlo sobre la superficie con un trapo de fibra. Sea como sea, nunca utilices productos abrasivos que puedan estropear el aparato o cualquiera de sus componentes.

¿Cuándo limpiar el aire acondicionado?

Por lo general, se recomienda limpiar el aire acondicionado antes y después de su uso prolongado, así que lo ideal sería hacerlo al principio y final del verano. Los filtros absorben las partículas de polvo y polen para evitar que estos lleguen a tu casa y poder mantener el aire limpio, por eso debes limpiarlos al menos una vez al año, coincidiendo con el comienzo de temporada.

  • ¿Tu instalación de aire acondicionado tiene más de 5 kW de potencia? En ese caso el mantenimiento tiene que realizarlo un profesional autorizado según indica el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios.

¿Cómo quitar el color amarillo del plástico del aire acondicionado?

Con el paso del tiempo, los plásticos van perdiendo su color blanco y adoptan un color amarillo poco estético que, además, transmite sensación de suciedad. Quitar el color amarillo de tu aire acondicionado es uno de los 15 usos del bicarbonato de sodio que viene bien conocer. Para ello tan solo tienes que seguir estos pasos:

  • Paso 1. Limpia el aparato con un paño limpio para quitar restos de polvo y suciedad.
  • Paso 2. Mezcla en un recipiente 4 tazas de agua tibia, ¼ de taza de bicarbonato de sodio y ½ taza de lejía. Utiliza guantes para protegerte de posibles salpicaduras.
  • Paso 3. Humedece una esponja con la solución y aplica por la superficiea del aire acondicionado. Deja que actúe 15 minutos.
  • Paso 4. Aclara con un trapo húmedo y limpio.
  • Paso 5. Seca bien con un paño suave.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?