100% eficaz

Cómo limpiar el acero inoxidable para que quede brillante y reluciente

Limpiar el acero inoxidable se puede convertir en una ardua tarea si no lo hacemos correctamente. Pulverizar con una mezcla de agua y vinagre de limpieza es uno de los trucos que te mostramos a continuación para limpiar electrodomésticos y otras superficies fabricadas con este material.

Como limpiar acero inoxidable
Alexander Zvir vía Pexels
isabel zuñiga web clara
Isabel Zúñiga

Especializada en temas de decoración, hogar, alimentación y bienestar.

paula seiton un sitio para cada cosa orden y limpieza
Paula Seiton

Organizadora Profesional experta en orden y limpieza

Actualizado a

¿Te has fijado cuántos objetos de la cocina son de acero inoxidable? Debido a su resistencia, durabilidad y sencillo mantenimiento se utiliza mucho en la fabricación de cubiertos, utensilios de cocina, fregaderos y electrodomésticos. Eso sí, aunque es muy fácil de limpiar hay que hacerlo a menudo, por un lado para que no se vean las marcas de manos y dedos que tan mal efecto producen, y por otro porque en cuestiones de limpieza es mejor llevar las tareas al día.

Pero no te preocupes porque con el siguiente método a base de vinagre de limpieza lo tendrás listo en un pispás. Además te contamos varios trucos más para que tengas dónde elegir.

CÓMO LIMPIAR EL ACERO INOXIDABLE PASO A PASO

Si estás cansada de ver marcas de dedos en la nevera o en el exterior de la campana, este es un truco para limpiar el acero inoxidable que vale su peso en oro. Es muy sencillo pero, por si te surgieran dudas, aquí tienes un video muy ilustrativo.

  • Paso 1. En un pulverizador mezcla agua y vinagre de limpieza a partes iguales.
  • Paso 2. Aplica en el exterior de la nevera, la campana y cualquier otra superficie que desees limpiar.
  • Paso 3. Limpia y seca bien con un trapo de microfibra. ¡Verás qué diferencia!

¿QUÉ PRODUCTO USAR PARA LIMPIAR ACERO INOXIDABLE?

Además del vinagre de limpieza como acabamos de ver, también puedes limpiar acero inoxidable con otros productos. Te resultará muy útil conocerlos porque se encuentran en todas las casas.

  • Jabón. Si justo en este momento te has quedado sin vinagre de limpieza, puedes utilizar jabón del que usas para fregar. Combinado con agua caliente es de lo más eficaz.
  • Multiusos. Tanto el limpiacristales como el típico producto multiusos que viene en pulverizador también pueden resultarte de utilidad en un momento dado. Después seca con papel absorbente para que no quede ninguna marca.
  • Aceite. Sí, tal cual estás leyendo. Un truco casero, eficaz también frente a pequeños arañazos como consecuencia del uso, es aplicar unas gotitas de aceite en un algodón y pasarlo bien por la superficie en cuestión. Deja reposar un máximo de media hora y aclara con una bayeta de microfibra limpia humedecida en agua.

¿CÓMO LIMPIAR LAS MANCHAS EN EL ACERO INOXIDABLE?

Trastear en la cocina hace que en ocasiones vayas dejando huellas difíciles de quitar. Un ejemplo muy típico es cuando estás amasando algo y necesitas abrir la nevera. Si no las limpias enseguida estas manchas se secan, siendo más difícil su eliminación.

  • Para limpiar las manchas secas puedes utilizar una esponja ligeramente humedecida con jabón para ablandar los restos.
  • NUNCA apliques productos muy agresivos o lejía ya que podrían estropear la superficie.

¿CÓMO LIMPIAR EL ACERO INOXIDABLE CON VINAGRE?

Si se te ha pasado comprar vinagre de limpieza, o todavía no utilizas este producto, puedes probar a hacerlo con vinagre blanco. Es realmente sencillo, lo único que debes tener en cuenta es la proporción de agua con respecto al vinagre, que siempre ha de ser una parte de vinagre por tres de agua.

  • Humedece una bayeta de microfibra limpia con esta mezcla y pásala bien por la superficie de la que se trate, insistiendo en las zonas más sucias.
  • Para que quede realmente brillante, sécalo bien con otra bayeta limpia y seca.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?