menú descargable

Dieta de la sopa quema grasa para perder 4 kilos en 7 días

Si buscas una dieta saciante y muy fácil de seguir, la dieta de la sopa saciante te va a venir muy bien para perder unos kilos sin pasar nada de hambre.

dieta sopa quema grasa
iStock
maria isabel beltran nutricionista clara dieta
Dra. Mª Isabel Beltrán Margarit

Médico nutricionista, experta en el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso. Miembro de la SEEDO (Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad).

Actualizado a

¿Qué es la dieta de la sopa quemagrasa?

Dicho así, te puede sonar a una dieta milagro más, pero, aunque existan versiones poco equilibradas de la dieta de la sopa quemagrasa, la que te ofrecemos en CLARA está avalada por nuestra nutricionista Mª Isabel Beltrán, por lo que se incluye en el contexto de una alimentación saludable. La sopa se incluye dentro de una dieta semanal hipocalórica basada en la dieta mediterránea y se toma como entrante o primero de comidas y cenas.

La sopa es el alimento principal de esta dieta. Se trata de un caldo a base de verduras y hortalizas frescas. Incluye alimentos ligeros y saciantes (como la col o el repollo) diuréticos y depurativos (como el apio) y también se le añaden especias picantes (pimienta negra, jengibre…) que ayuda a mejorar el metabolismo y facilitan la pérdida de peso y grasa.

Se trata de una dieta que está pensada para bajar peso rápidamente, ya que como es muy saciante, puedes hacer 3 comidas en lugar de 5. Además, no tienes antojos ni picoteas, por lo que realmente hay una reducción de las calorías que tomas. También es muy diurética, ayuda al cuerpo a eliminar las toxinas.

¿Cuántos kilos se pueden perder con la dieta de la sopa quema grasa?

Tomar sopa de forma habitual es un hábito saludable que te ayudará a perder peso. Según un trabajo publicado en la revista científica plos one existe una relación inversa entre el consumo de sopa y el peso corporal. Hay estudios que revelan que las personas que toman sopa de forma regular suelen presentar un índice de masa corporal (IMC) más bajo y tienen menos riesgo de ser obesos que las que no comen sopa.

La dieta de la sopa quemagrasa es un plan de alimentación a corto plazo, en el que en siete días se pueden llegar a perder unos 4 kilos. Si pasado este tiempo consideras que tienes que perder más peso, te aconsejamos que consultes a un nutricionista.

Para consolidar esta pérdida de peso, y no volver a recuperarlo, es importante seguir una dieta equilibrada, como la dieta mediterránea, y realizar ejercicio físico de forma habitual.

Menú semanal de la dieta de la sopa quema grasa

¿Cómo es la sopa quema grasa?

La sopa se prepara con vegetales de bajo contenido calórico:

  • Tomates. Son diuréticos y tienen un alto contenido en vitaminas, minerales y antioxidantes como el licopeno.
  • Cebollas. De propiedades depurativas y ricas en vitaminas minerales y antioxidantes.
  • Repollo o col. Rico en potasio, azufre, calcio y ácido fólico y vitamina C, combate los problemas de estreñimiento.
  • Pimientos. Tanto verdes como rojos. Poseen importantes propiedades antioxidantes y mucha vitamina C, además, son saciantes.
  • Apio. Con un alto poder diurético y depurativo. Rico en antioxidantes.
  • Especias picantes como el chili, cayena, jengibre o la pimienta que favorecen la quema de grasa.

También puedes añadirle una pizca de sal o diferentes especias como orégano, cúrcuma o albahaca para darle un toque de sabor distinto.

¿Cómo funciona la dieta de la sopa?

Esta dieta de la sopa quema grasa no es una dieta en la que solo beberás sopa. Eso no es saludable ni sostenible a largo plazo. En esta dieta, la sopa es la protagonista porque será tu entrante o primer plato en tus comidas y cenas. Los demás platos de esta dieta son hipocalóricos y es por eso que al combinarlos con el poder saciante y diurético de la sopa, conseguirás adelgazar de manera saludable y sin pasar hambre.

  1. Poder depurativo. Su composición en ingredientes vegetales diuréticos (apio, cebolla, pimientos, tomate…) y su gran proporción de líquido hacen de la sopa un alimento depurativo, que favorece la hidratación y resulta ideal para eliminar toxinas y “limpiar” el organismo. Además, al favorecer la eliminación de líquidos, también hace que te sientas más deshinchada.
  2. Súper saciante. Al llenar el estómago de líquido éste se expande más y la comida permanece más tiempo en él. Por ello, es mejor tomar las sopas con los vegetales cortados a trocitos, ya que al ser sólidos retardan el vaciado del estómago y llenan más. Si tomas la sopa calentita, además de ser reconfortante, favorece todavía más la saciedad.
  3. Fácil de digerir. Las sopas que contienen alimentos sometidos a una cocción prolongada se digieren con facilidad, por lo que aumenta la biodisponibilidad de sus nutrientes. Al mejorar la digestibilidad se evita que se produzcan problemas como hinchazón, pesadez o gases.

El poder del picante

Si además incluyes en la sopa especias picantes como el chili, cayena, jengibre o la pimienta negra, añades propiedades que facilitan la pérdida de peso. Se ha visto que al tomar picante se produce una aceleración del metabolismo, y eso implica un aumento del gasto energético y de las calorías que quemas.

Varios estudios como el publicado en Critical Reviews in Food Science and Nutrition muestran como algunas especias picantes como el jengibre, etc. ayudan a facilitar la quema de grasa. No obstante, si sufres problemas gástricos, como acidez, reflujo y en general problemas digestivos, en hígado o vías urinarias, mejor que las evites.

Receta de la sopa quemagrasa

sopa quema grasas
Ikonos

Ingredientes:

  • 6 cebollas grandes
  • 2 pimientos verdes
  • 3 tallos de apio
  • 6 tomates medianos
  • 1 repollo o col pequeños
  • 1 pizca de sal, pimienta en grano y jengibre fresco

Preparación:

  1. Lava y corta las hortalizas. Empieza pelando las cebollas, y tras lavarlas, córtalas en trocitos o pícalas. Luego, pica los pimientos y la col, previamente lavados, y trocea los tomates también lavados.
  2. Prepara las ramas de apio. Una vez lavado quita las hebras del apio y corta el tronco en rodajas reservando las hojas enteras.
  3. Hervir el caldo. En un recipiente grande para sopa, añade todas las verduras y llénala con agua sin sal hasta cubrirlas totalmente. Tapa el recipiente y déjalo hervir durante unos 25 minutos hasta que las verduras estén tiernas.
  4. Incorpora el picante. Cuando falten un par de minutos para el final, incorpora el picante (pimienta negra recién molida ) y un trocito de jengibre fresco y una pizca de sal.
  5. Lo mejor es servirla calentita. Y si te sobra, puedes congelarla en raciones e ir descongelando solo la necesaria.

Aquí tienes otra receta de la sopa quema grasa por si quieres ir variando.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?