“¿He sido yooooo?”. La voz nasal acababa de completar la pregunta que más se escuchó en la televisión de tu casa en los años 90. Una época en la que solo entendías la hora de la comida con él en la pequeña pantalla. Pero Steve Urkel, o, mejor dicho, el actor que lo interpretó, Jaleel White, ha crecido y su vida actual está lejos de ser la de ese patoso adorable que traía de cabeza a su vecino.

Jaleel White bordea los 50 y acaba de casarse por primera vez. El estadounidense, que amasó una fortuna durante sus años en ‘Cosas de casa’, ha dado el ‘sí, quiero’ a su chica, Nicoletta Ruhl, a quien conoció en plena pandemia. 

Steve Urkel, el personaje que cautivó a una millonaria audiencia

Pero antes de vestirse de novio, la vida de Jaleel White ha estado repleta de éxitos y, también, de fracasos. La historia es la de siempre. Un niño con aparente desparpajo y gracia, que llama la atención de los adultos por su naturalidad, es animado para que los progenitores de la criatura le presenten a castings. ¡Este niño es de lo que no hay! ¡Caramba, qué simpatía! ¡El pequeño puede hacer carrera en Hollywood! Es así en España y es así en Estados Unidos. Los padres de Jaleel empezaron a llevarle a pruebas y las oportunidades no tardaron en salir. Un anuncio, varios episódicos en diferentes comedias y, al fin, la gran oportunidad: un papelito como el vecino desagradable de los Winslow en ‘Cosas de casa’. El personaje de Steve Urkel estaba pensado únicamente para ese episodio, en el que el desafortunado adolescente se presentaba en el hogar de Carl para llevar a Laura al baile del instituto. 

Sus andares desgarbados, su voz nasal y sus gafotas causaron sensación. La serie despegó el día que Urkel apareció en la pantalla. Hasta entonces había sido una sit-com de mediano éxito, normalita y sin muchas probabilidades de continuar en la competitiva televisión americana. Pero cuando Steve hizo sonar su carcajada, todo cambió. La audiencia quería más del vecino enamorado hasta las trancas de la hija del policía; así, Jaleel se convirtió en la gran baza de la serie. A partir de entonces, las tramas ya no girarían en torno a la familia Winslow, sino alrededor del pardillo aficionado a la polka. 
Jaleel White empezó en la serie en 1989, cuando tenía 12 años; y estuvo en la misma hasta 1998, cuando viajó al espacio. Porque sí, el del acordeón acabó convirtiéndose en toda una eminencia de la ciencia y cruzó la atmósfera terrestre. Aunque su gran éxito fue enamorar a su "guayabera", Laura. 

jaleel white
GTRES

Con 21 años, Jaleel White acabó de rodar la serie y muchos aún no tenían claro cómo era el actor que se escondía tras los tirantes, ¡y eso que hasta se inventaron su versión atractiva, Stefan, para que no hubiera dudas! Esto le garantizó un anonimato que le vino extremadamente bien en la época de mayor fama, pero, sobre todo, para desligarse del personaje y poder interpretar otros. La jugada parecía redonda, pero lo cierto es que cuando la serie finalizó, las propuestas de trabajo también lo hicieron. Los proyectos no se le amontonaban precisamente y necesitaba volver a trabajar. El joven pensó entonces en ponerse a estudiar. Además, el dinero no era un problema, puesto que había acumulado una importante suma de su época como Steve, cuando llegó a cobrar 180.000 dólares por episodio de 20 minutos. 

El declive de popularidad de Jaleel White

En 2001 se graduó en la UCLA, la Universidad de California, donde estudió cine y televisión. Compaginó su formación con pequeños papeles y doblajes. Por ejemplo, puso la voz a la versión animada de Sonic; el personaje de videojuegos. 

jaleel white
GTRES

 

Con la llegada de los 2000 y el auge de los talents y reality shows, también vimos a Jaleel White probar suerte en la telerrealidad para los famosos. Él fue una de las celebridades en participar como bailarín en ‘Dancing with the stars’; y también presentó algún que otro programa, como ‘Total Blackout’, y hasta actuó como productor ejecutivo. Ha trabajado en cine, especialmente en películas de baja categoría que pasaron directamente al mercado de vídeo, como ‘Mega Tiburón contra Crocosaurio’. Actualmente, a través de sus redes sociales, promociona su propia biografía, ‘Growing up Urkel’. Su cuenta de Instagram está abierta para mostrar decenas de memes, chistes y su día a día junto a su persona favorita: su hija adolescente.

Jaleel white, padre de una adolescente

Jaleel White es padre de una jovencita de 14 años, Samaya, nacida de su relación con Bridget Hardy, también actriz. El intérprete está volcado en la crianza de la menor, a la que está muy unido. “Siempre aconsejo a los nuevos padres que lleven a sus hijos al colegio siempre que puedan. Existe algo sobre ese paseo que marca como ninguna otra cosa”, escribía hace unos meses en sus redes, donde le dedicaba unas preciosas palabras a la adolescente.

“Mi bebé siempre será mi bebé, aunque, como podéis ver, ya no lo es. Salta a tu futuro, Samaya, sé consciente y valiente. Gracias por haberme escogido para ser tu padre”. 

nino bravo

Artículo relacionado

Qué fue...

Qué fue de María Amparo, la desconocida viuda de Nino Bravo, en el 51 aniversario de su muerte

Conchi Álvarez de Cienfuegos

La gran boda de Steve Urkel

Como no podía ser de otro modo, la jovencita tuvo un papel destacado en la boda de su padre, que se celebró hace unos días en uno de los resorts más exclusivos de California, el Riviera Country Club de Los Ángeles; donde se produjo el sí quiero entre el actor y Nicoletta Ruhl, que trabaja en el sector tecnológico, donde ocupa un alto cargo. 

Ambos se conocieron y conectaron a través de su hobby preferido, el deporte. Los dos practicaban atletismo en las pistas de la UCLA y así fue cómo conectaron. Ahora, 5 años más tarde, han dado un paso crucial en su relación. Era la primera boda para Jaleel White, quien, pese a ser padre, jamás había lucido una alianza en su dedo anular. 

La boda, cuyas fotos ha sido vendidas en exclusiva a la revista People, fue un despliegue por todo lo alto. Los novios vistieron de blanco y ella lució un exquisito collar de diamantes, que culminaba en otro en forma de lágrima. Nicoletta eligió un vestido con parte de arriba bustier y falda con una llamativa apertura; él, con una elegantísima americana cruzada y corbata a juego. Todo el jardín estaba adornado con flores blancas y los novios escogieron ‘Ain’t no mountain high enough’ para su primer baile como recién casados.  

El actor ha conseguido algo mucho mejor que a su Laura de la vida real, ha conseguido librarse de un personaje que le lastraba y le encasillaba. Ha logrado lo que parecía imposible, dejar atrás a Steve para ser, simplemente, Jaleel. O, como mucho, el padre de Samaya. El único papel del que nunca se cansa.