No te cortes un pelo

Olga G. San Bartolomé

Soy peluquera profesional desde hace más de 30 años. Mi experiencia me ha enseñado que cada cabello, cada piel y cada cuerpo son diferentes y reaccionan de una manera distinta en cada caso. Como los productos y trucos no funcionan en todas las mujeres igual, os iré contando casos reales con los que me encuentro día a día y las soluciones más efectivas para cada problema.

Pelo liso

¿Qué diferencia hay entre un desrizado y un alisado de keratina?

Si te has cansado de usar las planchas a diario y quieres un liso más duradero atenta a estas recomendaciones.

Actualizado a

Actualizado a

desrizado o queratina

¿Quieres alisarte el pelo de forma duradera? Es verdad que abusar de las planchas puede entrañar sus peligros así que si no tenemos demasiado tiempo, recurrir a un tratamiento que nos deje el pelo bien liso puede ser una buenísima opción. Pero, ¿qué es mejor? ¿El alisado con keratina o el desrizado? Vamos a hablar de cada uno y de las ventajas e inconvenientes de cada tratamiento.

Alisado permanente o desrizado

El alisado definitivo o desrizado, es un proceso químico que modifica permanentemente el cabello, de rizado a liso, ¿qué significa? Que una vez lo realicemos ya no hay marcha atrás, ya no volveremos a tener nuestro cabello como antes, bueno al menos hasta que no crezca de nuevo.

  • Rompe la cutícula del pelo

Este tipo de alisado, rompe, literalmente, el cabello, o sea las fibras capilares internas. En este proceso, en la fase que llamamos neutralizado, volveremos a unir los enlaces de las fibras capilares rotas en esta nueva forma, por eso el cabello que ha sido desrizado no volverá a recuperar en ningún momento su forma anterior. Hay que tener en cuenta que una de las cosas que hace este tipo de alisado es afinar notablemente el cabello. Así que en cabellos finos, nunca deberemos realizar este tipo de trabajo.

  • ¿Cuándo se recomienda repetir el alisado permanente?

La frecuencia dependerá del crecimiento del pelo de cada persona, siendo lo normal cada cinco o seis meses, cuando se considera que la raíz es suficientemente larga para volver a realizar este proceso.

En este caso, las segundas partes no son buenas. Con este tipo de proceso químico, no siempre la segunda vez se obtienen buenos resultados. El motivo es muy sencillo, cuando aplicamos el desrizado de nuevo en raíces que han crecido, no podemos evitar tocar la parte en la que ya se ha realizado el desrizado. Y ahí comienzan nuestros problemas. Para evitar situaciones incómodas, los desrizados de este tipo han caído en picado en los últimos tiempos, dando paso a nuevas fórmulas de alisado donde el cabello no se rompe.

  • Ventajas e inconvenientes

La mejor parte de este tipo de alisado permanente, es la durabilidad y el liso plancha que puedes conseguir.Por contra, lo peor es que el cabello acabe estropeado, sobre todo en las repeticiones futuras.

No podemos olvidarnos de hacer especial hincapié en que este tipo de alisado no se pueden realizar en cabellos decolorados. Si en alguna ocasión te dicen que es posible, sal corriendo y no mires atrás.

Alisado de keratina

Se nos abre un abanico de posibilidades ya que han sacado numerosos tratamientos de keratina que además de alisar nuestra melena ayudan a recuperar el brillo, la hidratación y devolverle a la melena todo su esplendor. Estos tratamientos están compuestos por colágeno, keratina y aminoácidos, especialmente tratados para penetrar en el córtex del cabello y modificar su estructura para embellecerla y alisarla.

Hay muchos tipos de keratinas, y el poder de alisado puede variar según la marca y la forma de trabajarla.

  • La keratina ablanda la cutícula del pelo

Efectivamente, a diferencia de los desrizados, la keratina penetra en el córtex del cabello, ablandando las fibras capilares. Así es como se modifica temporalmente la forma y se puede conseguir un liso muy natural y, sobre todo, un pelo muy saludable.

  • Cuándo se recomienda repetir la keratina

Hablamos de una duración de entre 4 y 6 meses, pudiendo repetir el proceso cada tres meses para conseguir un alisado más duradero. Y es que además tiene efecto memoria. Cuanto más repitas el tratamiento, mejor.

  • Ventajas e inconvenientes

Sin duda, consigues una mayor calidad del cabello, una mejora de la hidratación y del brillo. En pocas horas rejuveneces el cabello dándole un aspecto mucho más sano y brillante. Lo bueno es que recuperas poco a poco tu ondulación.

Peor claro, tienes que utilizar champús específicos si quieres alargar la duración de tu tratamiento de keratina. También hay que tener en cuenta que corremos el riesgo de no recuperar el 100% nuestro rizo, sobre todo en las puntas. Esto ocurre porque es una zona más fina y endeble y eso hace que siempre acabe quedando más lisa.

La plancha a una temperatura de 230º en un cabello en buen estado no es un problema, sin embargo si se pasa en un cabello excesivamente castigado puede acabar arruinando nuestra melena. De ahí que sea tan importante que un profesional te vea el cabello y te ayude a decidir cual te puede ir bien.

  • Con mechas también se puede hacer

Otra de las ventajas es que muchas de las keratinas se pueden hacer en cabello con mechas, pero hay que preguntar siempre al estilista, ya que en algunos casos puede variar el tono y dejarlo algo más dorado o amarillento. Aunque tiene solución, el cabello se puede matizar, pero no el mismo día.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?