Guapísima

Aprende a utilizar las planchas para tener un pelo sanísimo

La elección de una plancha de calidad supone el 50% del éxito de un cabello sano y brillante y el otro 50%, el cómo la utilices. Toma nota de estos trucos y presume de pelazo a partir de hoy.

Actualizado el 28 de noviembre de 2018, 15:46

Consejos para utilizar (bien) las planchas de pelo

A día de hoy, más de un 60% de las clientas que vienen al salón utilizan planchas de pelo, al menos una vez por semana. Si formas parte de este grupo, toma nota de los trucos de belleza que he recopilado para que puedas utilizar tu plancha y seguir presumiendo de un pelo bonito, fuerte y brillante.

1 / 8

Una buena hidratación

Es muy importante que siempre mantengas el cabello con un nivel de hidratación y nutrición perfecta. Si tu problema es la falta de tiempo, te recomiendo que utilices un tratamiento limpiador reconstructor. Mi favorito es Re.store de Kevin Murphy, un concentrado de enzimas de frutas súper nutritivo, que repara el cabello seco y dañado en cada lavado.

2 / 8

Cuidado con la temperatura

Regula la temperatura adecuándola a la calidad y el estado del cabello. Si tu cabello es frágil, la temperatura debe oscilar entre los 120º y los 150º. Para cabello fino resistente, lo ideal sería de 150º a 180º. Para un cabello normal resistente puedes usar una temperatura de 180º y el cabello grueso resistente puede trabajarse a una temperatura entre 190º y 210º. Algunas planchas llegan a los 230º, pero nunca utilices esa temperatura, ya que es para tratamientos de salón que necesitan cauterización como la queratina.

3 / 8

Utiliza siempre un protector de calor

Antes de utilizar cualquier herramienta tienes que usar un protector del calor. Así evitarás que tu cabello se resienta y se vuelva quebradizo y pierda brillo. Y recuerda que antes de utilizar tu plancha de pelo, el cabello debe estar totalmente seco. No puede estar húmedo y mucho menos mojado, lo único que conseguirías si utilizas las planchas en ese momento sería quemar el pelo.

4 / 8

No te pases de "pasadas"

No, no es redundante. Evita pasar la plancha más de 2 veces por cada mechón. El truco es no ir demasiado deprisa para que quede el mechón bien planchado en la primera pasada. Además, ten en cuenta que la plancha se tendría que pasar como mínimo a 1 centímetro de distancia del cuero cabelludo, para evitar quemaduras.

5 / 8

El truco final

Si te lo alisas, acaba pasándote el secador con aire frío para que te dure más. Si optas por unas ondas, evita tocar o deshacer el rizo antes de que esté totalmente frío para evitar que se deshagan. En ambos casos, un sérum o aceite capilar es perfecto.  Pero, jamás te pongas un aceite antes de pasar la plancha, a menos que quieras freír tu melena, claro.

6 / 8

No te olvides de las mascarillas

Además del protector de calor, sérum, aceite, etc., no olvides cuidar tu melena a la hora de lavarte el pelo. Para ello, una vez a la semana puedes hacerte una mascarilla anti-age. Son perfectas para equilibrar los cabellos que utilizan herramientas térmicas de forma habitual. También puedes acercarte a tu salón de confianza para que te hagan de vez en cuando un reset en tu melena con tratamientos mas potentes.

7 / 8

Y cuida tus puntas

Si utilizas a menudo las planchas de pelo, tenacillas o secador, te habrás dado cuenta que tus puntas aguantan "sanas" poco tiempo. Como no querrás renunciar a su uso, te recomiendo que cortes regularmente las puntas. Piensa que es la parte que siempre sale peor parada y si no las cortas se abrirán cada vez más, afectando y dañando al resto de la longitud de tu melena, por lo que al final tendrás que pegarle un buen corte a tu cabello.

8 / 8

Acabas de ver en la galería unos consejos que debes tener en cuenta a la hora de utilizar tu plancha de pelo si no quieres que tu melena se resienta y a continuación tienes unos tips para elegir (bien) tu próxima plancha.

A día de hoy, más de un 60% de las clientas que vienen al salón utilizan plancha de pelo al menos una vez por semana y es que nos ayuda a ir peinadas sin tener que invertir demasiado tiempo en ello. En la mayoría de los casos utilizan productos protectores e hidratantes para cuidar y prevenir los efectos del calo pero, con las prisas, a veces pasamos por alto estos cuidados básicos. A corto plazo, el resultado es un cabello deshidratado, apagado y con el paso del tiempo, quebradizo y mucho más frágil. Si no quieres renunciar a utilizar tu plancha del pelo, toma nota de estos consejos.

Planchas de pelo: ¿cómo elegir la mejor?

La elección de la plancha supone el 50% del éxito de un cabello sano, fuerte y brillante, y el otro 50% el cómo la utilices. Lo primero que hay que tener en cuenta es que tenga la última tecnología y materiales que cuiden y respeten al máximo nuestro cabello.

No te fijes solo en las mas económicas, vale la pena que inviertas en una plancha que te ofrezca calidad a buen precio, ya que es una herramienta de peinado que te tiene que durar mucho tiempo. Y si, además, eres de las que la utilizan a diario, la elección que hagas puede ser determinante para mantener tu pelo en perfecto estado.

El secreto está en las placas de la plancha

Las placas conviene que sean siempre basculantes, sobre todo si la vas a utilizar para hacer rizos u ondas. Si no basculan suficiente te quedarán marcas muy feas en el cabello, no se deslizarán correctamente y provocarán mucha fricción en el pelo, estropeándolo.

Ten en cuenta también el material de las placas. Las más usadas por los profesionales son las de cerámica o titanio.

  • La principal ventaja de las placas cerámicas es que se calientan más lentamente que el titanio. Esto quiere decir que en manos inexpertas o principiantes, ayudan, porque evitan quemaduras. Además, el calor se distribuye más uniformemente, lo que evita sobrecalentamientos o puntos fríos en las placas. Si optas por este material, procura no escoger las que tengan solo recubrimiento de cerámica, ya que al primer golpe se descascarilla y el pelo que toque el material de aluminio sufrirá y se estropeará.
  • Las placas de titanio se calientan más rápido que las de cerámica y trasmiten un calor más estable en las placas. Es ideal para los cabellos mas duros y rebeldes.

Te recomiendo también que a la hora de elegir una plancha esta sea ionizada y lleve turmalina. Los iones ayudan a evitar el encrespamiento y a lucir un cabello mucho mas suave y saludable, así como un brillo espectacular y duradero. Además, también tienen la capacidad de disminuir la acumulación de residuos en el cabello y conseguir un efecto purificante y desinfectante en el pelo.

TrucoClara

NO ABUSES DE LAS PLANCHAS

Nos encanta el resultado que las planchas dejan en nuestro pelo, pero te recomiendo que no la uses a diario. Si tienes que retocarte al día siguiente de alisarte el cabello, hazlo con el secador. Si quieres utilizar la plancha, evita que la temperatura sea superior a los 120 grados.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?