No te cortes un pelo

Olga G. San Bartolomé

Soy peluquera profesional desde hace más de 30 años. Mi experiencia me ha enseñado que cada cabello, cada piel y cada cuerpo son diferentes y reaccionan de una manera distinta en cada caso. Como los productos y trucos no funcionan en todas las mujeres igual, os iré contando casos reales con los que me encuentro día a día y las soluciones más efectivas para cada problema.

Picor en el cuero cabelludo: descubre qué lo causa y cómo solucionarlo

Cuando aparecen los picores en la cabeza o algún tipo de alteración en nuestra piel, es un indicativo de alarma, de que algo no está funcionando bien.

Actualizado a

Actualizado a

picores pelo

Un cabello saludable comienza por un cuero cabelludo sano. Los picores en la cabeza son más habituales de lo que nos pueda parecer. En la mayoría de casos solemos culpar a la caspa, o a un estado temporal de nervios, y sin embargo, existen muchos otros motivos por los cuales podemos tener picores el cuero cabelludo. Vamos a descubrirlos.

Picores y molestias en el cuero cabelludo: caspa

Las células muertas se desprenden del cuero cabelludo, formando unas pequeñas placas de color blanquecino. Los síntomas suelen ser piel irritada, tensión en cuero cabelludo y en algunos casos acompañados de picores.

Tratamiento:

  • Una vez cada quince días realiza una limpieza profunda, para equilibrar el cuero cabelludo. Con estos productos ayudas a oxigenar la piel y a mantenerla en perfecto estado. No exfoliar ni utilizar productos que irriten la piel. No es un peeling.
  • Utilizar un champú anticaspa adecuado. El diagnóstico previo es primordial para acertar en el tratamiento. Existen muchos tipos de caspa y cada uno de ellos requiere un champú diferente.
  • Aplicar un acondicionador especial para pieles sensibles y déjarlo actuar en el cuero cabelludo tres o cuatro minutos.

Picores y molestias en el cuero cabelludo: psoriasis

Afección crónica de la piel, que se caracteriza principalmente por la aparición de placas blanquecinas/grisáceas. Esa descamación brota en codos, rodillas y sobre todo en el cuero cabelludo. Empeora con el estrés, las alteraciones hormonales y el calor.

Tratamiento:

  • En estos casos es importante utilizar tratamientos específicos bajo prescripción de tu dermatólogo.
  • Evita el calor directo en las zonas afectadas.
  • Evita rascarte, ya que empeorará considerablemente.
  • Utiliza siempre que sea posible humidificadores, sobre todo en los sitios cerrados y muy secos.
  • Evita el alcohol y las comidas muy picantes.
  • Cuando mejores, puedes combinarlo con un champú que no lleve base jabonosa, para que el cuero cabelludo esté siempre muy bien hidratado y conserve su elasticidad y bienestar.

Si te pica la cabeza después de teñirte

  • Si la última vez que te teñiste notaste que justo después de aplicar el color te picaba la cabeza, la próxima vez añade un sobre de azúcar dentro del tinte una vez lo tengas preparado, justo antes de aplicarlo en la cabeza. Evitarás en gran medida las molestias.
  • Aplica un aceite en el contorno de toda la cabeza para evitar irritaciones en esa zona que siempre es mucho más sensible.
  • Antes de aclarar el tinte, emulsiona con los dedos las raíces para desprenderlo del cuero cabelludo, es un truco que funciona muy bien para evitar los picores.

Si te pica el cuero cabelludo cuando sudas

Esto suele suceder normalmente cuando hacemos ejercicio, sobre todo cardiovascular o de intensidad muy alta. El riego sanguíneo del cuero cabelludo se incrementa y se estimulan los capilares y, con ello, surgen los picores. Es algo muy normal que se soluciona en cuanto lavas el cabello. Si haces ejercicio habitualmente y lavas el pelo a diario, procura utilizar champús que no lleven jabón o en su defecto que sean específicos para uso frecuente.

Cuidado con la parafenilendamina y el amoniaco

Estos componentes habituales en las coloraciones tradicionales son los causantes de la mayoría de las irritaciones y alteraciones en el cuero cabelludo. Por eso, muchas marcas ya han tomado medidas para cambiar su formulación y cambiar dichos ingredientes. Pero si te encuentras en la situación de calmar el cuero cabelludo por este motivo, toma nota.

  • Lava muy bien el cabello el mismo día del color, tres o cuatro veces. Siempre con un champú suave e hidratante para la piel. Mejor si no llevan detergente e incorporan el acondicionador en su fórmula.
  • Si el picor es excesivo, tendrás que valorar que pueda ser una alergia y tomar medidas para utilizar otro tipo de coloración en el futuro. En este caso puedes aplicar paños de leche fría en el cuero cabelludo durante unos minutos, ya que eso calmará el ardor y el picor. Si no fuera suficiente deberás ir a tu médico inmediatamente.

Cuántas veces he de lavar el cabello si tengo picores

Cuando tienes picores, lo recomendable es lavar el cabello cada dos días. Dicho esto, si fuera necesario, podríamos lavarlo diariamente. Eso sí lo haríamos una sola vez y utilizaríamos un champú sin detergente o uno de uso frecuente para cuero cabelludo sensible y, por supuesto, sin parabenos, sin siliconas ni sales.

El acondicionador ha de ser para cuero cabelludo sensible, pues eso ayudará a mantenerlo confortable y muy hidratado, y evitarás eliminar de manera agresiva el manto lipídico que protege nuestra piel. Lavarse el cabello muy poco en estos casos no es nada recomendable, ya que los picores y molestias aumentarían por falta de higiene.

Mucho cuidado con los productos que utilizas

Sin duda, debes de tener mucho cuidado con los productos que utilizas si tienes tendencia a tener un cuero cabelludo muy sensible. Apuesta por marcas que no lleven alcohol, siliconas, ni por supuesto derivados del petróleo en su composición. Evita utilizar lacas, ceras, espumas y cualquier producto que deje muchos residuos en el cuero cabelludo. Apuesta por marcas más naturales. Además de evitar los picores, lucirás un cabello mucho más saludable.

Aclara el cabello súper bien

Seguro que estarás pensando que eso es algo obvio, sin embargo, de 10 clientas que entran, la mitad no se aclara bien el cabello. Aunque la mayoría no son consciente de ello. En muchas ocasiones, eso produce picores acompañado en algunos casos de descamación e irritación en el cuero cabelludo. Cuando creas que ya está aclarado, insiste un poquito más, tu cuero cabelludo lo agradecerá.

Un último consejo

Aclara con agua fresca siempre que puedas, no hace falta que esté congelada. Si además tienes un sistema de ósmosis para el agua, notarás una diferencia abismal en la piel. Si no tienes esa opción siempre puedes echar un par de vasos de agua de botella para acabar.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?