Lo que debes saber antes de hacerte una permanente o moldeado

¿En qué se diferencian? ¿Estropean el pelo? ¿Es fácil de mantener? Te cuento todo lo que deberías saber si estás pensando en pasarte al rizado.

Por Daniela Puertas | 23 de enero de 2018, 05:00

pelo rizado permanente moldeado

La que lo tiene liso, lo quiere rizado y la que lo tiene rizado lo quiere liso. Para mí, eso es así desde que tengo uso de razón. Lo vi en mi abuela, después en mi madre y después, claro, en mí misma. En el salón de peluquería es lo mismo, casi todas deseamos el cabello que no tenemos.

El cabello rizado u ondulado sigue en alza

En los años 80 fue el boom de los rizos y ahora, los rizos vuelven reinventados. Y es que el cabello rizado, ondulado o con algo de gesto nos favorece a la mayoría. Sin embargo, ahora las ondas son más abiertas y mucho más naturales.

Lo importante es que el cabello se vea sano y brillante. Es aquí donde comienza el auténtico reto de realizar un moldeado.

¿Qué diferencia hay entre un moldeado y una permanente?

En la permanente se utilizan unos rulos o bigudíes de un diámetro mucho más pequeño. El producto que se utiliza dependerá de si el cabello es:

  1. Muy grueso y fuerte
  2. Normal
  3. Coloreado
  4. Muy sensibilizado

El moldeado es el nombre que se le da a la técnica de conseguir un rizo de aspecto más natural. La formulación de los productos –por suerte–, ha mejorado notablemente.

Mitos y falsas creencias

Vamos a desvelar algunas creencias erróneas basadas en malas experiencias.

Falso

  • El moldeado o permanente quema el cabello.
  • Después de un moldeado mejor no volverlo a estirar con secador porque se va el rizo.
  • No puedes repetirte el moldeado hasta que en tu cabello no se vaya del todo el rizo.
  • El moldeado no necesita prácticamente ningún cuidado.

Verdadero

  • Un moldeado puede ser mucho menos perjudicial que rizarse el cabello cada día con herramientas térmicas.
  • Puedes alisarte el cabello siempre que lo desees, pero se sobreentiemde que, si te has hecho un moldeado, lo alisarás puntualmente.
  • Puedes repetir un moldeado encima de otro siempre que mantengas los cuidados necesarios. Tu peluquero te dirá cuando puedes volver a repetirlo. Te recomiendo que lo escuches y no te precipites porque, de lo contrario, es cuando el cabello acaba estropeado.
  • Como cualquier cabello, cuando alteramos su forma o color de forma artificial con productos químicos necesitaremos mantener unos cuidados específicos para su restauración.

Qué hacer antes de un moldeado

Una vez hayas decidido dar el paso, te recomiendo que una o dos semanas antes te realices en tu salón uno o dos tratamientos para regular la porosidad de tu cabello y evitar que se castigue el cabello.

Cuidados después del moldeado

  1. En el lavado diario, utiliza siempre un champú y acondicionador específico para el cabello rizado o uno reparador.
  2. Utiliza un champú reparador en crema que no hace espuma. Tiene el poder de tratar y lavar al mismo tiempo. En Estados Unidos se conocen como Co-Wash.
  3. A la hora de desenredarlo, utiliza tus dedos como peine cuando estés con el acondicionador en la ducha.
  4. Envuélvelo en una toalla turbante de microfibra para que absorba el exceso de agua y lo acabas de desenredar.
  5. Utiliza un peine de púas ancho de fibra de carbono. Así evitarás que el cabello se encrespe o se electrice.
  6. Escoge un producto que te defina el rizo y evite su deshidratación. Olvídate de las espumas con alcohol.
  7. Para acabar, utiliza un sérum para potenciar el brillo y la hidratación. Llévalo siempre contigo y abusa de él todo lo que quieras. Pero evita los que llevan siliconas, ya que dan muchísimo brillo en el momento, pero después pueden dar problemas. Por ejemplo, al volver a realizar un moldeado, es posible que no te coja bien el rizo.

Lo que debes saber…

Los productos para rizar el cabello funcionan de la misma forma que un desrizado o alisador. Rompen los puentes de disulfuro del cabello para después, en una segunda fase, volverlos a unir y fijar de forma permanente y duradera. De ahí que, para obtener un resultado excelente, mi consejo es que te pongas en manos de un experto.

Un último consejo

Si puedes permitírtelo ves a tu salón una vez al mes para un tratamiento reconstructor. Otra opción es hacerte una mascarilla reparadora cada 15 días en casa. Agrega unas gotas de sérum y mézclalas bien con la mascarilla antes de ponértela. Déjala un mínimo de 15 minutos, pero no la dejes toda la noche, a no ser que en las especificaciones del producto lo recomiende.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?