No te cortes un pelo

Olga G. San Bartolomé

Soy peluquera profesional desde hace más de 30 años. Mi experiencia me ha enseñado que cada cabello, cada piel y cada cuerpo son diferentes y reaccionan de una manera distinta en cada caso. Como los productos y trucos no funcionan en todas las mujeres igual, os iré contando casos reales con los que me encuentro día a día y las soluciones más efectivas para cada problema.

Antes de ir a la pelu

Cómo cuidar las mechas para que el color aguante más y el pelo no se estropee

Antes de iniciar cualquier tratamiento de decoloración como son las mechas, hay que tener varios aspectos en cuenta si queremos mantener nuestro pelo sano y fuerte. ¡Atenta!

Los peligros de la decoloración
@hairbyrochelleshope
olga g san bartolome revista clara
Olga G. San Bartolomé

Peluquera experta en cuidado del cabello con más de 35 años de experiencia.

Actualizado a

Has decidido hacerte mechas ya que has visto alguna técnica que te ha llamado la atención. Mechas babylight, balayage, californianas, shatush o tal vez la última tendencia, las mechas melting. Has encontrado una fotografía en Instagram o en Pinterest de una melena rubia espectacular y te la guardas para enseñársela a tu salon de belleza y que sepa qué es exactamente lo que quieres.

Hasta aquí todo bien pero, ¿te has preguntado alguna vez cuáles son los peligros que lleva un trabajo como este?

¿Qué es la decoloración?

Lo primero que tenemos que saber es que las mechas se hacen con decoloración. Este proceso consiste en degradar el color natural del cabello, es decir, el pigmento melánico, hasta que se va eliminando y consiguiendo así tonalidades más claras que el tono natural del pelo. En algunos casos, sirve también para aplicar después un tinte y lograr tonos fantasía o muy claros.

¿Qué hay que tener en cuenta antes de hacerse las mechas por primera vez?

Es primordial algo tan básico como tener el cabello en buenas condiciones, ya que la decoloración suele deshidratar y dañar la fibra capilar. Si ya está previamente dañada, es más que probable que acabes con un cabello roto, seco y sin brillo.

Cuidado con qué te lavas el pelo

En los últimos años nos hemos encontrado con muchos casos de cabellos quemados por la decoloración por diferentes motivos. Uno de los más desconocidos para la mayoría es el tipo de champú que se usa.

  • Ve ahora mismo al baño y comprueba que ninguno de tus productos lleva sosa cáustica. La decoloración, cuando se combina con este ingrediente, es una bomba de relojería.

Encontrarás la sosa cáustica ya mencionada con esta nomenclatura: "SODIUM HIDROXIDE O SODIUM OXIDANIDE". Al mezclarse con una sustancia activa puede generar tanto calor como para encender materiales combustibles.

Decoloración + sosa cáustica = pelo quemado

Este ingrediente se suele utilizar para fabricar detergentes y desatascadores pero también para champús, lacas, fijadores o cremas faciales entre otras muchas cosas. La suma del peróxido, la decoloración y la sosa cáustica (además de algún otro componente del champú) es lo que produce este nefasto resultado.

Ingredientes que pueden alterar el resultado final de las mechas

Es importante que siempre leamos las etiquetas de los productos que vayamos aplicar en el cabello, ya que algunos de ellos pueden acabar alterando tanto el color como el estado de nuestro pelo. Estos son algunos de los ingredientes con los que tenemos que ir con cuidado:

  1. Sulfatos. Es una sustancia que se utiliza para hacer espuma y eliminar la grasa. Los champús con sulfatos suelen abrir la cutícula mucho más, provocando que los matices que llevamos en nuestras mechas desaparezcan más deprisa. Sus nombres son: "sodium lauryl sulfate", "amoninium laureth", "laurryl sulfate" o "myreth".
  2. Siliconas. Químico compuesto de silicio y oxígeno que suele aportar mucha suavidad y brillo al instante. Lo encontrarás en las etiquetas como "dimethicone" o con su sufijo “cone” o “cona”. El principal problema que te puede causar es que frene la subida de la decoloración.
  3. Henna. Este producto crea una capa alrededor de la fibra que provoca que la decoloración no arrastre los pigmentos naturales del cabello. Tendrás que esperar un mínimo de 45 días antes de realizar un test en un mechón para asegurarte de que respeta la fibra sin problema.
  4. El cloro de las piscinas. Es uno de los responsables de que tus mechas acaben con un color verdoso. Eso ocurre porque las piscinas con cloro suelen contener residuos como el cobre.

Qué otras cosas has de tener en cuenta antes de hacerte las mechas

  • Estado del pelo: es importante que tu peluquero chequee que tu cabello tenga la resistencia suficiente como para soportar una decoloración.
  • Exposición: no dejar la decoloración más de una hora en el cabello.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?