menú descargable

Dieta SHOCK para perder 6 kilos en 3 semanas

Si no quieres "desconfinar" tus kilos de más por fases, sino quitártelos de encima de un plumazo... la dieta exprés de CLARA es lo que necesitas.

Actualizado a

Escrito por:

Carme del Vado

Actualizado a

1 / 8
dieta shock 2

Dieta exprés no es igual a dieta “milagro”

Sí, queremos ver resultados en poco tiempo pero no poner en riesgo la salud ni sufrir un efecto rebote al dejarla. Porque esto es lo que ocurre con muchas dietas milagro, que provocan una pérdida de agua muy importante durante los primeros días y solo eliminan una pequeña cantidad de grasa.

  • Justo al contrario de lo que te ofrece la dieta exprés de la Dra. Beltrán, que te va a hacer perder grasa, que es lo importante para adelgazar, en lugar de agua o masa muscular, o vitaminas y minerales.

1 / 8

dieta shock 3

Por qué funciona esta dieta y cuánto tiempo hacerla

Es una dieta muy efectiva porque consigue que nuestro metabolismo queme más calorías durante un tiempo sostenido, sin estancarse, lo que nos adelgaza con más rapidez que con otras dietas.

  • Es fácil de seguir. Lo es porque no pasamos hambre. Además, te damos los menús para que sea aún más sencillo hacerla.
  • Cuánto tiempo seguirla. Hasta llegar a tu peso ideal. Luego, puedes usar los días de shock puntualmente si empiezas a ganar peso.
  • Quién puede hacerla. Cualquiera que tenga buena salud y no más de 8 kilos que perder.

2 / 8

dieta shock 4

El secreto de la dieta: hacer dos días de shock

Un día de shock es comer fruta, yogur, caldo y crema de verduras durante un día, repartidos según el menú que tienes en la siguiente imagen. En un día de shock consumes alrededor de unas 650-750 kcal.

  • ¿Por qué hacer esto dos días? Porque bajan mucho las calorías que consumes a lo largo de la semana pero –y esta es la clave– sin que el metabolismo se haga más lento y deje de quemar, como pasa en las dietas hipocalóricas tradicionales, que hacen que el cuerpo piense que se va a quedar sin reservas y evita “malgastar” energía.
  • Pero en los días de shock se come poco, ¿cómo es que no se ralentiza el metabolismo? Porque son solo dos días puntuales, separados entre sí por al menos otros dos días en los que comes alrededor de 1.500 kcal. Así, el organismo no tiene motivos para ponerse en “modo ahorro”.
  • ¿Y en el shock se queman calorías? Incluso más. Como explica la Dra. Beltrán, al tomar pocas calorías de forma puntual, “se pone en marcha la combustión de las reservas, como en toda dieta hipocalórica, pero al aportar las vitaminas y minerales necesarios para un día, el metabolismo tiene los recursos necesarios para poner en marcha la combustión de las reservas”.

3 / 8

dieta shock 6

El menú y el caldo del día de shock

Aquí tienes el menú de alrededor de unas 650-750 kcal y el caldo que puedes ir tomando a lo largo del día. 

Menú del día de shock

  • Desayuno: 1 fruta + 1 yogur
  • Media mañana: 1 pieza de fruta
  • Comida: 1 fruta + 1 yogur
  • Merienda: 1 yogur
  • Cena: Crema de verduras casera
  • Durante todo el día: 1,5 l de caldo vegetal casero o 1 l de caldo de brik bajo en sal rebajado con 1/2 l de agua

Caldo para el día de shock

  1. Pon verduras para caldo (col, apio, zanahoria, cebolla) en agua fría, para que el sabor y los nutrientes queden en el líquido.
  2. Cuando hierva, baja el fuego y cuece 45 min.
  • No añadas sal, sino especias o hierbas aromáticas al gusto.

4 / 8

dieta shock 5

Consejos para seguir el día de shock

  • Escoge fruta que no sea ácida. La Dra. Beltrán aconseja que la fruta no sea ácida. Por ejemplo, recomienda la manzana, la pera o el plátano... “ porque parece ser algo más saciante que la ácida (kiwi, cítricos, frutos del bosque...) y mejor tolerada a nivel de estómago semivacío”.
  • El caldo y la crema. Puedes hacer el caldo de verduras que te hemos propuesto antes o también puedes optar por comprar uno hecho si es bajo en sal y lo diluyes en agua. Puedes aprovechar las verduras del caldo para hacer la crema de la cena u optar por otra, pero que sea solo de verduras y sin grasa (no debe llevar ni nata, quesitos...).
  • ¿Te cuesta tomar caldo? Puedes añadir una cucharadita de miso (pasta de soja fermentada). Es un alimento probiótico rico en proteína, que ayuda a la saciedad y al tránsito intestinal, y da buen sabor al caldo.
  • Caliente, mejor. Esto te obliga a beberlo a pequeños sorbos y te quita la sensación de hambre más rato.
  • El yogur, entero. No hace falta que sea desnatado, pero sí natural y sin edulcorar. Puedes sustituirlo por la misma cantidad de kéfir.

5 / 8

dieta shock

¿Cómo debe ser el resto de la dieta exprés?

Los menús que no son de shock aportan unas 1.500 kcal al día. En ellos verás que la Dra. Beltrán aumenta ligeramente la cantidad de proteína para preservar la masa muscular, conseguir mayor saciedad y quemar más.

  • Cinco comidas al día. Además de desayuno, comida, cena, se hacen dos snacks. El de media mañana es un yogur y una fruta y el de media tarde es un mini bocadillo (de atún al natural, queso fresco, pavo...).
  • Escucha a tu cuerpo. Solo tú sabes si al despertarte no sueles tener hambre y prefieres tomar en ese momento lo de media mañana (fruta y yogur) y no lo que el menú pone de desayuno. Hazlo, la dieta debe adaptarse a ti y no tú a la dieta.
  • Desayunos ricos en proteína. Tomar proteína a primera hora hace que nos sintamos más saciadas y comamos menos en las siguientes comidas. Esto no significa desayunar cada día embutido. Por ejemplo, las tortitas de avena y plátano (te damos la receta en la siguiente imagen), son una opción proteica sana, ya que tanto este cereal como la clara de huevo son ricos en proteína.
  • Menos harinas. Verás que el cereal –las harinas– se limita al desayuno y a la merienda. Son dos momentos en los que este alimento contribuye a quitar el hambre, pero luego en comidas y cenas, se elimina para reducir así las calorías de la dieta. Y no hay déficit nutricional porque la fruta y la verdura aportan también hidratos de carbono.
  • Yogur, el postre de la cena. La doctora Beltrán no es partidaria de tomar fruta por la noche “para no aportar azúcares de rápida absorción en un momento en el que no hacen falta, ya que vamos a pasar unas horas de reposo”.

6 / 8

dieta shock 7

​La receta de las tortitas de avena y plátano

  • Cómo se hacen. Bate 3 claras de huevo, 4-5 cdas. de copos de avena molidos y 1/2 plátano maduro.
  • Variaciones. Puedes añadirle coco rallado a la masa y especias dulces, como canela, vainilla, jengibre... O cambiar el plátano por manzana cocida en el microondas.
  • Si las prefieres saladas. Prescinde del plátano y hazlas solo con un huevo, dos claras y 5 cdas. de avena molida.

7 / 8

dieta shock 8

Los otros “indispensables” de la dieta exprés

  • No dejes de hacer deporte. Procura hacer de 3 a 5 sesiones semanales de ejercicio de al menos 30 minutos. En los días de shock, no hagas deporte intenso, mejor estiramientos, gimnasia hipopresiva...
  • Descansa bien. Es importante dormir bien de 7 a 8 horas diarias y levantarte descansada. Si vas cansada, tendrás más hambre y te costará más seguir la dieta.
  • Pésate una vez a la semana. A veces queremos ver resultados tan rápidos que pensamos que tras un día de shock ya debemos haber perdido un kilo, pero puede que el resultado lo veamos en dos o tres días por cuestiones hormonales, etc. Además, ten en cuenta que la mayoría de expertos se muestran contrarios a la práctica de pesarse todos los días. 

8 / 8

Menús de la dieta shock para perder 6 kilos en 3 semanas

Para que te sea fácil aplicar todo lo que te hemos contado, aquí tienes dos menús descargables de la dieta shock para perder 6 kilos en tres semanas. Puedes hacer uno la primera semana, el otro la siguiente, y la tercera repetir el primero, por ejemplo.

Además del desayuno, la comida, y la cena, se tienen que hacer dos snacks para llegar a las cinco comidas al día. El de media mañana es un yogur y una fruta y el de media tarde es un mini bocadillo (de atún al natural, queso fresco, pavo...).

La dieta shock está pensada para cualquier persona que tenga buena salud y no más de 8 kilos que perder. Los días de shock consumes alrededor de unas 650-750 kcal al día a base de fruta, yogur, caldo y crema de verduras. Y los días normales consumes unas 1.500 kcal al día a base de propuestas ricas en proteínas para preservar la masa muscular, conseguir mayor saciedad y quemar más.​

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?