¡Toma nota!

100 alimentos permitidos en la dieta KETO

Los alimentos bajos en hidratos de carbono van mucho más allá del huevo, pollo o aguacate. Aquí tienes 100 ideas de alimentos aptos en una dieta keto.

100 alimentos KETO
Unplash.com

Te mostramos los 100 alimentos keto para comer variado durante la dieta. ¡Toma nota!

clara perez
Clara Pérez

Periodista de salud, nutrición y ciencia.

laura llacuna
Laura Llacuna

Bióloga, Doctora en Biomedicina y especialista en Psiconeuroinmunología y Nutrición.

Actualizado a

La dieta keto para adelgazar o cetogénica se basa en priorizar el consumo de grasas saludables (aceites vegetales, frutos secos, pescado azul y semillas) y proteínas (carne, derivados de la leche y legumbres), mientras que se reduce al máximo la ingesta de hidratos de carbono (cereales, fibra, azúcar, almidón). Además, en la dieta keto las frutas que se pueden consumir están limitadas a cítricos y frutos del bosque.

¿Qué alimentos se pueden comer en la dieta keto?

A continuación, hacemos un repaso de los 100 alimentos que puedes incluir en tu dieta keto para que puedas prepararte unos platos súper ricos y sabrosos. ¡Toma nota!

  1. Aguacate. 5,9 g de carbohidratos por cada 100 g. Las grasas que contiene son en su mayor parte insaturadas, destacando en particular el elevado contenido en ácido oleico. En cuanto a su composición vitamínica el aguacate es fuente de vitamina E, un potente antioxidante.
  2. Aceitunas. 1 g de carbohidratos por cada 100 g. Las aceitunas son un alimento de gran valor nutricional. Son frutos grasos, siendo el 70% de la grasa monoinsaturada. Además, son fuente de fibra, cubriendo entre el 4-6% de los objetivos nutricionales para la población española.
  3. Espinacas. 1,2 g de carbohidratos por cada 100 g. El valor nutritivo de las espinacas radica en su contenido en vitaminas y minerales. En concreto, este alimento es fuente de folatos, vitamina C y vitamina A y vitamina E.
  4. Nueces. 3,3 g de carbohidratos por cada 100 g. La nuez es un fruto seco muy energético y con un alto porcentaje de grasa en su composición. De ella, los ácidos grasos saturados equivalen al 11% del total, los monoinsaturados al 16%, y los ácidos grasos poliinsaturados al 68%. La nuez es fuente de hierro, zinc, potasio, selenio, fósforo y magnesio. Respecto a los minerales, una ración nueces aporta el 10% de la ingesta recomendadas de fósforo.
  5. Salmón ahumado. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. El salmón ahumado es fuente de potasio, fósforo, selenio y de vitaminas B6, B12, niacina y vitamina D.
  6. Huevos. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. El huevo es un alimento de elevado valor nutritivo, y con un aporte de energía no muy elevado (84 Kcal/unidad de tamaño medio). Además, la proteína que proporciona al organismo es de máxima calidad.
  7. Berenjenas. 4,4 g de carbohidratos por cada 100 g. Su valor energético y nutritivo es pequeño comparado con el de otras verduras y hortalizas, siendo el componente mayoritario en su peso el agua. La piel de la berenjena contiene una antocianina, la nasunina, con acción antioxidante.
  8. Langostinos. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. La carne del langostino nos aporta proteínas y tiene poca grasa, aunque destaca por su contenido en ácidos grasos omega-3.
  9. Lacón. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. El lacón se puede considerar un alimento graso, con casi un 30% de lípidos. Contrariamente a lo que se suele pensar, que las grasas animales son sobre todo grasas saturadas, hay que indicar que, en este caso (como en muchos otros), los ácidos grasos insaturados son los mayoritarios.
  10. Queso Manchego. 1 g de carbohidratos por cada 100 g. Cuanto más curado sea el queso y cuanto más tiempo transcurra desde la elaboración hasta el consumo, más humedad perderá y más se concentrarán los nutrientes, por lo que más calórico resultará. En minerales, destacan el calcio, el fósforo y el zinc.
  11. Pepino. 1,9 g de carbohidratos por cada 100 g. El pepino es una hortaliza de bajo contenido calórico debido a su reducido contenido en hidratos de carbono, en comparación con otras hortalizas, y a su elevado contenido de agua.
  12. Carne de ternera. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. La carne de ternera se puede considerar una buena fuente de minerales.
  13. Calabaza. 2,2 g de carbohidratos por cada 100 g. La calabaza, posee un bajo aporte en calorías y grasas. El aporte vitamínico más significativo es el de la vitamina C.
  14. Yogur Griego. 3,6 g de carbohidratos por cada 100 g. Los que tienen sabores o los azucarados suelen contener gran cantidad de hidratos de carbono, y en los light han eliminado la grasa. El yogur griego, en cambio, es una buena forma de obtener probióticos y grasas saludables.
  15. Berberechos. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. Los berberechos son fuente de ácidos grasos omega-3 y proteínas. Respecto a los micronutrientes, los berberechos destacan por su contenido en calcio, hierro, yodo, potasio, fósforo y selenio.
  16. Tomates. 3,5 g de carbohidratos por cada 100 g. Entre las vitaminas cabe destacar el contenido en vitamina A y vitamina C. Una ración de tomate cubre el 61% de la ingesta diaria recomendada de vitamina C.
  17. Aceite de oliva virgen extra. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. El aceite de oliva contiene ácidos grasos monoinsaturados, ácidos grasos insaturados y vitamina E.
  18. Carne de cerdo. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. La carne de cerdo es fuente de minerales como el zinc. Destaca también el contenido en potasio, fósforo y selenio.
  19. Limón. 9 g de carbohidratos por cada 100 g. El limón es fuente de vitamina C y posee cantidades menores de otras vitaminas y minerales.
  20. Champiñones. 4 g de carbohidratos por cada 100 g. El champiñón es fuente de potasio, fósforo y selenio. Una ración de champiñones aporta el 20% de la ingesta diaria recomendadas de fósforo.
  21. Piñones. 4 g de carbohidratos por cada 100 g. Los piñones poseen un alto porcentaje de grasa en su composición, son fuente de grasas insaturadas, y algunos minerales y vitaminas.
  22. Salmón. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. El salmón es un pescado graso que presenta las propiedades típicas de los pescados azules. Además, el salmón es una gran fuente de vitaminas del grupo B, en particular es fuente de vitamina B6, B12, tiamina y niacina.
  23. Avellanas. 5,3 g de carbohidratos por cada 100 g. Las avellanas, como la mayoría de los frutos secos, presentan un bajo contenido en agua, alto en grasas (y energía), son fuente de fibra y no tienen colesterol.
  24. Setas. 4 g de carbohidratos por cada 100 g. Las setas contienen mucha agua, pero su contenido en proteínas, lípidos e hidratos de carbono es muy bajo, lo que las identifica como un alimento con bajo contenido energético.
  25. Lombarda. 3,7 g de carbohidratos por cada 100 g. La col lombarda es fuente de vitamina C y folatos.
  26. Gambas. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. La gamba tiene proteínas de alto valor y tiene un gran contenido de ácidos grasos omega-3.
  27. Calabacín. 2,2 g de carbohidratos por cada 100 g. El calabacín es una de las hortalizas con menor contenido calórico.
  28. Frambuesa. 4,6 g de carbohidratos por cada 100 g. Las frambuesas contienen un porcentaje moderado de hidratos de carbono, mientras que su contenido en lípidos, al igual que su valor energético es bastante escaso. Dentro de las frutas, la frambuesa destaca por su alto contenido en fibra.
  29. Coliflor. 3,1 g de carbohidratos por cada 100 g. El principal componente de la coliflor es el agua, lo que, acompañado del bajo contenido en hidratos de carbono, proteínas y grasas, la convierte en un alimento de bajo contenido energético. Además, es una gran fuente de vitamina C.
  30. Beicon ahumado. 0,5 g de carbohidratos por cada 100 g. El beicon tiene como componente mayoritario a la grasa, incluso por encima de su contenido en agua. Además, el beicon no proporciona hidratos de carbono. No es recomendable abusar de este alimento.
  31. Conejo. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. La carne de conejo tiene un considerable valor nutricional. Su componente mayoritario es el agua y le sigue la proteína, cuya cantidad es superior al de la media del grupo de carnes.
  32. Caballa. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. La caballa es una gran fuente de riboflavina, vitamina que contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso.
  33. Brócoli. 1,8 g de carbohidratos por cada 100 g. El brócoli tiene una gran importancia desde el punto de vista nutricional, ya que contiene una elevada cantidad de fibra, minerales y vitaminas.
  34. Repollo. 3,4 g de carbohidratos por cada 100 g. Como el resto de variedades de coles, el repollo es fuente de vitamina C y folatos. La vitamina C contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo. Los folatos ayudan a disminuir el cansancio y la fatiga.
  35. Espárragos. 1,1 g de carbohidratos por cada 100 g. Se trata de un alimento con bajo contenido energético y con un alto contenido en agua. Contiene inulina que es un carbohidrato de almacenamiento presente en muchos vegetales En cuanto a las vitaminas, el espárrago es fuente de vitaminas C.
  36. Coles de Bruselas. 4,1 g de carbohidratos por cada 100 g. Entre los minerales destaca la presencia de potasio, que contribuye al funcionamiento normal de los músculos. Además, su contenido en fibra insoluble es elevado, lo que favorece la sensación de saciedad y el tránsito intestinal, con lo que mejora el estreñimiento.
  37. Leche de almendras. 0,6 g de carbohidratos por cada 100 g. La leche de almendras es una excelente fuente de calcio, así como de vitamina A, B, D y E.
  38. Judías verdes. 5 g de carbohidratos por cada 100 g. Las judías verdes suponen una fuente de folatos y vitamina C. Los folatos contribuyen a la formación normal de las células sanguíneas, mientras que la vitamina C contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo
  39. Queso feta. 4 g de carbohidratos por cada 100 g. El queso feta es rico en proteínas y atesora minerales interesantes para la salud como el calcio y el fósforo.
  40. Cebolla. 3,5 g de carbohidratos por cada 100 g. La cebolla es un alimento con bajo contenido energético. En la composición de las cebollas se ha de tener en cuenta su contenido en minerales y vitaminas. Las cebollas son fuente de potasio mineral que contribuye al funcionamiento normal de los músculos y del sistema nervioso.
  41. Atún. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. El atún es uno de los pescados azules más consumidos en nuestro país. Su carne posee un 12% de grasa, lo que lo convierte en un pescado graso y, además, se trata de una grasa rica en ácidos grasos omega-3.
  42. Lechuga. 1,4 g de carbohidratos por cada 100 g. La lechuga es un alimento que aporta un bajo contenido energético por su alto contenido en agua y su escasa cantidad de hidratos de carbono, proteínas y grasas. En cuanto a su contenido en vitaminas, podemos mencionar que es fuente de vitamina C y folatos.
  43. Fresas. 7 g de carbohidratos por cada 100 g. Las fresas son una gran fuente de vitamina C, con un porcentaje incluso superior al que posee la naranja.
  44. Alcachofas. 7,5 g de carbohidratos por cada 100 g. Tras el agua, el componente mayoritario de las alcachofas son los hidratos de carbono, entre los que destaca la inulina y la fibra. Los minerales mayoritarios son el potasio y el fósforo. El potasio contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso y de los músculos.
  45. Rabo de toro. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. La carne de toro pertenece a las que popularmente reciben el nombre de carnes rojas. El componente mayoritario de este alimento es el agua. Respecto a los macronutrientes, el rabo es fuente de proteínas en una cantidad semejante a la carne de ternera.
  46. Anchoas. 0,4 g de carbohidratos por cada 100 g. La anchoa, como pescado azul, tiene una grasa muy saludable destacando, principalmente, por el alto contenido de ácidos grasos insaturados. Las anchoas en aceite poseen altas cantidades de sodio, por lo que no se recomienda su consumo a quienes sufren de hipertensión o sigan una dieta baja en sodio.
  47. Cacahuetes. 8,5 g de carbohidratos por cada 100 g. Estos frutos secos aportan una cantidad interesante de minerales. Por ejemplo, son fuente de fósforo, potasio, magnesio y zinc.
  48. Queso Camembert. 0,5 g de carbohidratos por cada 100 g. El queso camembert es un alimento rico en vitamina B2. Además, este alimento también tiene una alta cantidad de calcio.
  49. Remolacha. 6,4 g de carbohidratos por cada 100 g. La remolacha es una buena fuente de fibra y aporta potasio y folatos.
  50. Grelos. 0,1 g de carbohidratos por cada 100 g. Los grelos son hortalizas con un alto contenido en agua, bajo en proteínas y muy bajo en grasas e hidratos de carbono; por lo que poseen un bajo contenido energético. Tienen un alto poder saciante, por su considerable contenido en fibra.
  51. Calamar. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. El calamar es fuente de proteínas de alto valor biológico y ácidos grasos como el omega-3.
  52. Coco. 3,7 g de carbohidratos por cada 100 g. La composición del coco varía a medida que éste madura. La grasa constituye el principal componente, tras el agua, y es una fruta rica en ácidos grasos saturados. También aporta gran cantidad de fibra.
  53. Zanahoria. 7,3 g de carbohidratos por cada 100 g. La zanahoria contiene una cantidad apreciable de hidratos de carbono. Si bien el aspecto más destacable de este alimento desde el punto de vista nutricional es su contenido en vitamina A.
  54. Queso cabrales. 2 g de carbohidratos por cada 100 g. En minerales, destacan el calcio, el fósforo y el selenio. Los quesos curados de leche de oveja son una excelente vía para aportar mucho calcio en poco volumen de alimento. También son buena fuente de vitaminas como B12, vitamina A, riboflavina, niacina y folatos.
  55. Pimiento verde (italiano). 3,7 g de carbohidratos por cada 100 g. El principal componente del pimiento verde es al agua, seguido de los hidratos de carbono, lo que hace que sea una verdura de bajo contenido energético. Al igual que el resto de las verduras, su contenido proteico es muy bajo y apenas aporta grasas.
  56. Pavo. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. El pavo es una carne magra, con menor concentración de grasa y de colesterol incluso que el pollo, especialmente cuando se consume sin piel donde reside una parte importante de la misma.
  57. Pulpo. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. El pulpo es fuente de proteínas y posee un bajo contenido en grasas, que determina su escaso contenido calórico; también bajo, es su aporte de colesterol. Respecto al contenido en minerales, el pulpo es fuente de selenio, yodo, fósforo, calcio y zinc.
  58. Canónigos. 0,7 g de carbohidratos por cada 100 g. Los canónigos aportan proteínas (1,8%) y otros micronutrientes como la vitamina B6, que ayuda a regular la actividad hormonal.
  59. Queso Brie. 0,5 g de carbohidratos por cada 100 g. El queso Brie destaca por un alto aporte en proteínas, pero también es un alimento muy calórico que, junto con la presencia de colesterol, se debe consumir dentro de una dieta variada y equilibrada.
  60. Sardinas. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. Como las sardinas frescas, las sardinas en aceite tienen un alto valor nutritivo. Es un pescado azul con gran contenido en proteínas y fuente de vitamina D.
  61. Cordero. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. El agua es el principal componente de la carne de cordero lechal. Al igual que el resto de las carnes, es una fuente importante de proteína no sólo desde el punto de vista cuantitativo sino también cualitativamente ya que contiene una proteína de calidad.
  62. Apio. 1,3 g de carbohidratos por cada 100 g. El apio es un alimento de bajo contenido energético, su consumo resulta saludable y refrescante por su contenido en agua y sales minerales. El apio es fuente de potasio, el cual contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso y de los músculos.
  63. Chocolate negro (>80%). 19 g de carbohidratos por cada 100 g. Para que el chocolate sea compatible con la dieta keto debe contener al menos el 80% de cacao. Este alimento aporta vitamina A y B y minerales como el calcio, fósforo, hierro o el magnesio.
  64. Mozzarella. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. Entre los minerales y vitaminas que nos aporta este queso podemos destacar su contenido en: calcio, fósforo, yodo, selenio, zinc y sodio.
  65. Pipas de calabaza. 13,5 g de carbohidratos por cada 100 g. Las pipas de calabaza son ricas en ácidos grasos y antioxidantes que ayudan a prevenir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  66. Arándonos rojos. 9,1 g de carbohidratos por cada 100 g. Unos 10 g de arándanos (aproximadamente 15 arándanos) contienen solo 1 g de carbohidratos, por lo que son ideales para enriquecer tus batidos, yogures, gachas de avena, etc.
  67. Mejillones. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. Del mejillón destaca el aporte de proteínas de buena calidad, aunque en cantidad algo inferior a las del resto de los moluscos. Posee un bajo contenido en grasa por lo que su valor calórico no es muy elevado.
  68. Semillas de chía. 3 g de carbohidratos por cada 100 g. Las semillas de chía son ricas en ácidos grasos Omega-3-6-9 y en fibra.
  69. Aceite de aguacate. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. El aceite de aguacate es muy versátil, sirve tanto para cocinar como para marinar y hacer salsas. Su sabor es parecido al de los frutos secos y tiene un alto contenido en grasas saludables.
  70. Edamame. 8,91 g de carbohidratos por cada 100 g. El edamame, en porciones modestas, puede estar incluido en una dieta keto, ya que contiene un alto contenido en fibra. Además, entre sus nutrientes destaca: hierro, proteínas, ácido fólico y vitamina C.
  71. Moras. 5,1 g de carbohidratos por cada 100 g. Las moras poseen bajo contenido energético y un alto contenido de fibra, al igual que todas las bayas silvestres. En cuanto a las vitaminas, las moras también son fuente de vitamina C, folatos y de vitamina E.
  72. Queso azul. 2 g de carbohidratos por cada 100 g. Entre los minerales y vitaminas más destacados de los que nos aportan este queso azul podemos nombrar: calcio, sodio, selenio, magnesio, yodo, fósforo, magnesio y zinc.
  73. Semillas de lino. 1,6 g de carbohidratos por cada 100 g. Las semillas de lino están permitidas en la dieta keto y son excelentes y nutritivas para cualquier dieta, ya que se consideran un suplemento nutricional natural.
  74. Aceite de coco. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. El aceite de coco está formado por más de un 80% de grasas saturadas. La mayoría de las grasas saturadas son de la variedad de cadena media, por lo que el organismo tiende a utilizar rápidamente para generar energía, en lugar de acumularse en tejido graso
  75. Grosella. 4,8 g de carbohidratos por cada 100 g. Esta fruta es de bajo contenido energético. Al igual que todas las bayas silvestres, la grosella es fuente de fibra, que ayuda a mejorar el tránsito intestinal, y vitamina C, siendo las grosellas negras mucho más ricas en esta vitamina.
  76. Bonito. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. El bonito es un pescado azul que posee un alto contenido de ácidos grasos insaturados. Además, como el resto de los pescados, es fuente de proteínas de alto valor biológico y posee cantidades diversas de vitaminas y minerales.
  77. Carne de pato. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. El componente mayoritario del pato es, como en el resto de las aves, el agua (64% de su composición). Este alimento tiene un importante contenido en proteína de alto valor.
  78. Puerro. 7,5 g de carbohidratos por cada 100 g. El agua es el componente mayoritario de este alimento. Además, es fuente de fibra y de algunas vitaminas (folatos, vitamina C, A y B6).
  79. Almejas. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. Las almejas son fuente de proteínas, calcio, hierro, yodo, fósforo y selenio.
  80. Semillas de sésamo. 0,9 g de carbohidratos por cada 100 g. Más de la mitad del peso de la semilla es aceite, y el resto: proteínas (18%), fibra (8%), minerales (2%). La proteína de estas semillas está formada por quince aminoácidos distintos, con una elevada proporción del aminoácido esencial metionina. Por otro lado, las semillas de sésamo poseen buenas cantidades de fibra, por lo que su consumo resulta beneficioso para la regulación de la función intestina.
  81. Acelgas. 4,5 g de carbohidratos por cada 100 g. La acelga es un alimento de alto valor nutritivo y bajo aporte calórico. Constituye un excelente aporte de fibra soluble que favorece el tránsito intestinal y previenen el estreñimiento. Es fuente de vitaminas y minerales
  82. Nabo. 5 g de carbohidratos por cada 100 g. Los nabos son alimentos con bajo contenido energético; su alto contenido en agua y bajo contenido en macronutrientes, así lo determina. El nabo contiene cantidades apreciables de diversos micronutrientes (vitaminas y minerales), y es fuente de vitamina C.
  83. Kéfir. 4 g de carbohidratos por cada 100 g. Similar al yogur en sabor, el kéfir es una bebida espesa que se hace fermentando la leche con una combinación de bacterias y levadura.
  84. Harina de almendra. 10 g de carbohidratos por cada 100 g. La harina de almendra es rica en micronutrientes y viene cargada de vitamina E, manganeso, magnesio, cobre o fósforo. Es uno de los sustitutivos favoritos de la harina de cereales.
  85. Boquerones. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. El boquerón es un pescado azul, aunque no es uno de los pescados más grasos: las sardinas, el atún o el salmón poseen un contenido graso superior. La grasa presente en los pescados azules es rica en omega-3.
  86. Pollo. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. La carne de pollo tiene como componente mayoritario, en un 70% aproximadamente, al agua. Le siguen las proteínas con alto valor, dado su contenido en aminoácidos esenciales. El pollo se puede considerar una carne magra, sobre todo cuando se consume sin piel donde reside una parte importante de la grasa.
  87. Cangrejo. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. El cangrejo de mar tiene un valor nutricional más alto que el de río. Su contenido en proteínas y lípidos es más elevado. La calidad de la grasa es muy buena, predominando los ácidos grasos insaturados, con un contendido especialmente alto de los omega-3.
  88. Tofu. 1 g de carbohidratos por cada 100 g. El tofu es uno de los alimentos más consumidos por las personas veganas y vegetarianas, ya que es una excelente fuente de proteína vegetal. De hecho, se suele utilizar como sustituto de la carne tanto por su apariencia y textura, como por su aporte de proteínas completas, lo que quiere decir que contiene todos los aminoácidos esenciales.
  89. Lima. 1g de carbohidratos por cada 100 g. El 80% de su composición es agua, por lo que su aporte calórico es muy bajo. La lima es una gran fuente de vitamina C y, además, favorece a la absorción del hierro.
  90. Endibias. 3,6 g de carbohidratos por cada 100 g. La endibia es un alimento con bajo contenido energético. Entre los macronutrientes, los hidratos de carbono destacan por su contenido en inulina, un oligosacárido al que se le destaca por su acción prebiótica. Es fuente de folatos y vitamina A.
  91. Rúcula. 3,65 mg de carbohidratos por cada 100 g. En el caso concreto de la rúcula, además, ser baja en calorías, es ideal en dietas de adelgazamiento porque ayuda a bajar el colesterol y regular la glucemia en sangre.
  92. Queso Gouda. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. Entre los minerales y vitaminas más importantes y abundantes de este queso holandés podemos destacar: calcio, fósforo, sodio, yodo y zinc.
  93. Ghee. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. Igual que la mantequilla, el Ghee es rico en vitaminas liposolubles A, D, E y K, ácido linoleico y butirato, un ácido graso de cadena corta que tiene propiedades antiinflamatorias.
  94. Ruibarbo. 0,7 g de carbohidratos por cada 100 g. El ruibarbo es rico en fibra y los estudios han demostrado que puede contribuir a la salud del intestino, ya que ayuda a proteger la barrera intestinal y a mantener el equilibrio de las bacterias intestinales saludables.
  95. Solomillo de buey. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. La carne de buey es fuente de minerales como el hierro, zinc y fósforo.
  96. Kale. 3,4 g de carbohidratos por cada 100 g. Contiene una buena cantidad de fibra y aporta un bajo contenido energético. Son especialmente ricas en antioxidantes como la vitamina C.
  97. Albaricoques. 9,5 g de carbohidratos por cada 100 g. Comparado con otras frutas, su aporte energético es bastante bajo, dada su elevada cantidad de agua y modesto aporte de hidratos de carbono. En cuanto a su contenido en micronutrientes destaca el potasio y la vitamina C.
  98. Mantequilla de cacahuete. 10 g de carbohidratos por cada 100 g. La mantequilla de cacahuete aporta proteínas, aminoácidos esenciales, fibra, almidón y grasas saludables.
  99. Queso Cheddar. 0 g de carbohidratos por cada 100 g. Al igual que otros quesos, el cheddar es rico en calcio, B12 y fósforo.
  100. Pistachos. 15,7 g de carbohidratos por cada 100 g. Los pistachos constituyen un alimento muy calórico. Poseen un alto contenido en grasas insaturadas. Respecto a los minerales, los pistachos son fuente de calcio, magnesio, zinc, potasio, fósforo y hierro.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?