Aún no ha comenzado oficialmente el verano, pero ya tenemos la mente puesta en los bikinis y bañadores que llevaremos en nuestros días de sol junto al mar o en las piscinas.

Por la moda de baño también pasan las tendencias, se innova en cuanto a diseño, tejidos, estampados y colores, pero como ocurre con las prendas, también hay básicos de fondo de armario que se ganan su espacio porque son no pasan de moda por su diseño elegante y muy favorecedor.

Nos vemos más estilizadas, con un efecto óptico que parece quitarnos una o dos tallas y contra eso, pocas tendencias pasajeras pueden luchar. 

5 bañadores para efecto tipazo 

Banador efecto tipazo
Gogana

Clara.es se ha puesto en contacto con la diseñadora de moda de baño Susana Gómez para que nos dé las claves que debemos tener en cuenta para elegir (o no) un bañador si queremos vernos favorecidas con él.

Esta sevillana está al frente de la firma Gogana, una de las preferidas de famosas como Eva González, Eugenia Osborne, Lara Álvarez y Laura Madrueño para sus looks como presentadoras de Supervivientes, Laura Pausini, India Martínez y muchas influencers de moda.

"A partir de los 50 años las clientas buscan estilizar al máximo sus figuras y el bañador es una opción muy interesante y de tendencia absoluta con la que puede conseguirse", cuenta la diseñadora. Sin embargo, apunta que esa necesidad o idea de restar tallas con la prenda de baño también puede ser una cuestión de cada tipo de cuerpo y no estar en nada relacionada con la edad. 

Bañadores con escote en V

Bañador
Lola Casademunt

Bañador de Lola Casademunt. Cuesta 149€. (REF: MS2410006_08794).

"El escote en V consigue que el protagonismo lo demos al el rostro y al propio escote consiguiendo una figura más esbelta y verticalizada. Podemos añadirle un volante que aporta volumen si es lo que buscamos, pero también puede ayudarnos a disimular el pecho caído", explica la diseñadora. 

Bañadores lisos o estampados

Bañador
Gogana

Bañador Gogana. Cuesta 115.90€ (REF:  Zig zag verde Panamá). 

"Tenemos siempre presente que las piezas monocromáticas lisas son muy favorecedoras y nos estilizan, pero también hay estampados como las líneas verticales o diagonales e incluso el zig zag (uno de nuestros puntos fuertes como marca) que proporcionan una estructura visual que contrarresta la apariencia de pecho caído o ciertos volúmenes", explica Susana Gómez.

Bañadores asimétricos 

Bañador asimétrico
Oysho

Bañador de Oysho. Custa 35.99€ (REF: 2473/346/800).

"En Gogana, tanto los bañadores como los tops de los bikinis asimétricos se repiten cada temporada porque son tremendamente favorecedores. Derivan la atención a la parte más descubierta suavizando otras zonas más problemáticas. Son bañadores elegantes y muy versátiles", explica Susana.

Bañadores efecto tipazo

Artículo relacionado

FÍCHALOS YA

7 bañadores reductores de Decathlon que hacen tipazo y no son de color negro

Ainhoa Seijas Velasco

Bañador cintura de avispa

Bañador
Ysabel Mora

Bañador de Ysabel Mora. Cuesta 42.95€. (REF: 8259285BUNICO).

"Vamos a poder conseguirlo si hacemos cortes en tono claro (blanco, crudo, beige...) en el contorno del cuerpo combinado con oscuro en la parte central. También con detalles como cinturones o franjas en la cintura que pueden definir la figura y crear una ilusión de una cintura más fina", asegura la diseñador de moda de baño. 

Bañadores 'wrap' 

Bañador
Simorra

Bañador de Simorra. Cuesta 148€. (REF: V24110606986_67_38). 

"Los drapeados pueden ayudarnos a disimular zonas como el pecho, a envolver el cuerpo y no marcar demasiado. Ese efecto wrap que tanto se lleva también en vestidos, se puede aplicar a la moda de baño con ejemplos de corte cruzados, recogidos, escotes, nudo, etc", añade.

Tipos de bañadores que no favorecen demasiado 

  1. Los bañadores de rayas horizontales o estampados que suman tallas como los de formas redondeadas, dibujos XL, etc. 
  2. Con volúmenes en los lados como lazos o volantes... Suelen sumar talla porque nos hacen parecer más anchas. Eso sí, para las muy delgaditas o con poca cadera suponen un extra que aporta equilibrio y curvas a su figura.
  3. ¿Aberturas? Los cut-out habituales de los diseños tipo trikini pueden ser peligrosos si nos quedan demasiado ajustados, perderemos ese efecto envolvente y estilizador de la pieza única que es el bañador.
  4. La importancia de la zona de la braguita. Si tiene el corte alto conseguiremos alargar pierna y estilizar la zona, pero si eres bajita no te interesan los bañadores de aire retro con ese corte bajo o incluso braguita tipo culotte.
  5. No pensar en nuestro pecho a la hora de elegir bañador. Es clave que el pecho esté bien sujeto (si lo tenemos grande) o realzado (si es más pequeño). El error que suma tallas a nivel visual para las de mucho pecho es apostar por bañadores que no recogen la zona correctamente.