Horóscopos al desnudo

Los 12 secretos que los Capricornio no quieren que sepas de ellos

¿Flexibles, espontáneos, despreocupados...? Ja, ja, ja, ja. Ya les gustaría. Si quieres saber los peores defectos de los Capricornio y todo lo que ocultan, sigue leyendo.

Por Clara Esmandia | 20 de diciembre de 2017, 05:00

paz vega perdoname señor. 1. Tendencia a la intransigencia

1. Tendencia a la intransigencia

Si te has tropezado con una persona nacida bajo el signo de Capricornio es más que probable que no tardes mucho en observar los ramalazos de su tendencia innata a la intransigencia.

Foto: Paz Vega, en Perdóname, señor.

1 / 13

jared leto las vidas posibles de mr nobody. 2. Aprisionado en sus responsabilidades

2. Aprisionado en sus responsabilidades

Además, no tardará mucho en sacar a relucir su exagerado sentido del deber. Y es que, para un Capricornio ejemplar, la responsabilidad está por encima de todo y de todos.

Foto: Jared Leto, en Las vidas posibles de Mr Nobody.

 

2 / 13

marta hazas velvet2. 3. Innatamente ambicioso

3. Innatamente ambicioso

Bajo esa apariencia sumamente educada y diplomática, muchos acusan a Capricornio de ser desmedidamente ambicioso. Y la verdad es que lo puede llegar a ser...

Foto: Marta Hazas, en Velvet.

3 / 13

alexandra jimenez kiki el amor se hace1. 4. Obligado a superarse una y otra vez

4. Obligado a superarse una y otra vez

La culpa de todo esto la tiene su regente, Saturno, el planeta del esfuerzo y la superación. Desde que nace, Capricornio acarrea la pesada carga de tener que superarse, pese lo que pese, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez hasta extenuarse...

Foto: Alexandra Jiménez, en Kiki, el amor se hace.

4 / 13

bradley cooper una buena receta. 5. De carácter duro

5. De carácter duro

Con un panorama como este, no tiene nada de extraño que Capricornio a menudo parezca duro y despótico de tan concentrado como está en su condenado empeño de superarse. Pero, afortunadamente, en la mayoría de los casos ese mal carácter solo es una primera capa de la que se va despojando, poco a poco, con el paso del tiempo.

Foto: Bradley Cooper, en Una buena receta.

5 / 13

rowan atkinson mr bean. 6. Frío e insensible

6. Frío e insensible

Sí, la verdad es que Capricornio puede llegar a ser frío e insensible a la hora de alcanzar sus metas. Pero casi siempre es una lucha consigo mismo, no con el mundo que le rodea. Y aunque es cierto que tiene una parte externa dura y prácticamente impenetrable, no es más que una armadura que protege un interior mucho más cálido y sensible de lo que parece.

Foto: Rowan Atkinson, en Mr Bean.

6 / 13

kevin costner el guardaespaldas. 7. Bastante rígido

7. Bastante rígido

Como consecuencia de todo esto, Capricornio suele ser bastante rígido, enfermizamente formal y cero revolucionario. Ante la duda, siempre sigue las normas establecidas...

Foto: Kevin Costner, en El guardaespaldas.

7 / 13

sissy spacek carrie. 8. Enfermizo sentido del ridículo

8. Enfermizo sentido del ridículo

Además, no soporta llamar la atención gratuitamente bajo ningún concepto, y puede llegar a tener un sentido del ridículo infinito.

Foto: Sissy Spacek, en Carrie.

8 / 13

jude law gattaca. 9. Autosuficiente y sumamente austero

9. Autosuficiente y sumamente austero

Él se lo guisa, él se lo come. Como su representante, la cabra, Capricornio es capaz de sobrevivir en las peores condiciones y trepar por las montañas más escabrosas, superando todas las dificultades y obstáculos sin hacerse ni un rasguño.

Foto: Jude Law, en Gattaca.

9 / 13

jared leto es mi vida 1. 10. Un niño viejo

10. Un niño viejo

De pequeño, puede parecer un viejo de tan serio, responsable, voluntarioso y firme en sus decisiones.

Foto: Jared Leto, en Es mi vida.

10 / 13

adriana ugarte palmeras en la nieve. 11. Liberación en diferido

11. Liberación en diferido

Y es que Capricornio es el único signo que, en lugar de envejecer, rejuvenece con el paso de los años. A medida que va madurando, se va deshaciendo de todas esas obligaciones que le ha impuesto el destino hasta liberarse por completo.

Foto: Adriana Ugarte, en Palmeras en la nieve.

 

 

11 / 13

diane keaton tres mujeres y un plan. 12. Un adulto desatado

12. Un adulto desatado

Y cuando ya ha logrado liberarse de todas las ataduras y las responsabilidades que le han impedido ser él mismo a lo largo de los años, saca el niño que lleva dentro, y empieza a hacer locuras ante el asombro de todo el mundo.

Foto: Diane Keaton, en Tres mujeres y un plan.

12 / 13

Si te has topado con una persona nacida bajo el signo de Capricornio es más que probable que no tardes mucho en observar los ramalazos de su exagerado sentido del deber y su tendencia innata a la intransigencia.

Y es que, bajo esa apariencia sumamente educada y diplomática, se esconde un signo con un enfermizo instinto de superación, aprisionado por las responsabilidades, y con una ambición innata. Son tres de los defectos de Capricornio, pero no los únicos…

Obligado a superarse incansablemente

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que este signo está regido por Saturno, el planeta del esfuerzo y la superación, motivo por el que desde que nace acarrea la pesada carga de tener que superarse, pese lo que pese, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez...

Con un panorama como este, no tiene nada de extraño que Capricornio a menudo parezca duro y despótico de tan concentrado como está en su condenado empeño. Afortunadamente, en la mayoría de los casos ese mal carácter solo es una primera capa de la que se va despojando, poco a poco, con el paso del tiempo.

Responsable hasta la saciedad

Y es que Capricornio es el único signo que, en lugar de envejecer, rejuvenece a medida que va cumpliendo años. De niño, puede parecer un viejo de tan serio, responsable, voluntarioso y firme en sus decisiones. Es esa pesada carga saturniana con la que ha nacido.

Sin embargo, tan pronto como va madurando, se va deshaciendo de todas esas obligaciones que le ha impuesto el destino hasta liberarse por completo. Solo entonces logra sacar el niño que lleva dentro, ese que nunca dejó salir, y empieza a ser él mismo y a hacer todas las locuras que nunca se había permitido.

Fríamente ambicioso e insensible

Uno de sus defectos más criticados suele ser la ambición desmedida, así como la falta de escrúpulos para alcanzar sus metas. La verdad es que Capricornio puede llegar a ser fríamente ambicioso e insensible a la hora de perseguir sus sueños, sí.

Una vez más su instinto de superación le empuja. Pero casi siempre es una lucha consigo mismo, no con el mundo que le rodea. Y aunque es cierto que tiene una parte externa dura y prácticamente impenetrable, no es más que una armadura que protege un interior mucho más cálido y sensible de lo que parece.

Rígido y muy austero

Como consecuencia de todo esto, Capricornio suele ser de entrada bastante frío, rígido, enfermizamente formal y cero revolucionario. Ante la duda, siempre sigue las normas, no soporta llamar la atención gratuitamente, y puede llegar a tener un enfermizo sentido del ridículo.

A cambio, es fuerte, resolutivo y austero como su representante, la cabra, un animal capaz de sobrevivir en las peores condiciones y trepar por las montañas más escabrosas, superando todas las dificultades y obstáculos sin hacerse ni un rasguño.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?