¡Funciona!

Cómo organizar el armario con el método de Marie Kondo

Desengáñate: el armario no tiene por qué ser ese mueble donde se atrinchera el desorden. Con el método KonMari para organizarlo y mantenerlo a raya, no se te resistirá nunca más…

Por Maria Guasch | Actualizado el 16 de enero de 2019, 14:40

¡Tú puedes!

Poner orden en el armario (o el vestidor) y mantenerlo a raya puede resultar muy complicado a no ser que tires de algún truco como los que nos propone Marie Kondo, protagonista del reality de Netflix, ¡A ordernar con Marie Kondo! y autora del aclamado libro La magia del orden.

1 / 17

Claves del método KonMari

Puedes aplicar las mismas claves que Marie Kondo utiliza para ordenar la casa. Reunir toda la ropa y ordenarla por categorías, deshacerte de la que no vas a usar, empezar a poner en orden en el grupo de ropa más fácil, y hacerlo todo de una sola vez.

Foto: @airykarock

2 / 17

Junta la ropa y agrúpala

Junta toda la ropa que tengas desperdigada por la casa (en armarios, cómodas, cajoneras...) y agrúpala por tipos (ropa de cama, lencería del hogar, ropa interior, toallas, pantalones...). Eso te permite saber qué es lo que tienes realmente, y poder decidir qué quieres guardar y qué tirar.
 

Foto: @konmari_and_me

3 / 17

Deshazte de la que no vas a usar

Una vez que ya la hayas reunido y, antes de ordenarla, deshazte de toda la que no usas. Distribuye la ropa en 3 montones: uno con lo que tienes claro que quieres quedarte, otro con las cosas para tirar directamente, y un tercero con lo que necesitarías arreglar. Luego, focaliza tu atención en el montón de lo que quieres arreglar y vuelve a valorar si realmente merece la pena ese esfuerzo, o si es mejor que pases esas prendas a la pila de tirar.

Foto: Marie Kondo

4 / 17

Empieza por los más fácil

Una vez ya sabes cuál es la ropa que te resulta imprescindible, solo tienes que ponerte manos a la obra. Y el mejor modo es empezar por lo más fácil para no desanimarte. Es decir, comienza por la ropa más grande o la de casa, sigue por las que te pones a diario y la de vestir, y deja para el final la ropa interior, los zapatos y los complementos (bolsos, bustería y abalorios, pañuelos...), que es lo que suele costar más.

5 / 17

Hazlo de un tirón

 Es decir, una vez que te pongas en ello, no lo dejes a medias. Es igual si tardas más de un día, pero que sean seguidos. Así tendrás resultados inmediatos y eso te motivará a hacerlo de forma radical.

Foto: Marie Kondo

6 / 17

Agrupa por colores

Uno de los trucos que propone es guardar tus prendas agrupadas por colores y de más oscuro a más claro, de modo que las prendas más oscuras y pesadas te queden a la izquierda, y las más claras y ligeras a la derecha. Así resulta mucho más ligero visualmente, te da mayor sensación de orden, y encuentras lo que buscas y con qué combinarlo mucho más rápidamente.

Foto: @justanothermummyblog

7 / 17

Dobla la ropa en tres pliegues

Es el famoso truco de Marie Kondo para que la ropa quede a la vista, se arrugue menos (tanto en el armario como en la maleta) y sea más fácil cogerla sin desordenar el resto de prendas junto a las que está guardada la que quieres ponerte. Solo tienes que doblarla en tres pliegues y guardarla en vertical. Descubre cómo doblar la ropa con el método konmari paso a paso.

Foto: @annelieseroose

8 / 17

Al alcance de la mano

El tercer truco consiste en dejar la ropa y accesorios que más usas al alcance de la mano, y todo lo que no uses habitualmente en los sitios menos accesibles.

9 / 17

Colgadores, ganchos y perchas multiusos

Alíate con estos elementos para mantener en orden cinturones, fulares, corbatas... Puedes crear tu propia percha multiusos añadiendo unas anillas de cortina de ducha, por ejemplo, a la barra de colgar de una percha normal y corriente.

10 / 17

Saca partido hasta el último milímetro

En lugar de dejar los bolsos colocados unos juntos a otros, puedes meterlos unos dentro de otros, por ejemplo, y así ganarás mucho espacio.

11 / 17

¡Más sitio todavía!

Mientras no se utilizan, las maletas de viaje pueden realiza la función de cajas de almacenaje extra para guardar edredones y lencería de cama, ropa de temporada, zapatos...

12 / 17

Lencería de cama en orden

Tampoco te olvides de agrupar por colores y con el método de los tres dobleces la ropa de cama, las mantelerías y las toallas. Para que los juegos de sábanas no te queden desparejados, puedes meter cada uno dentro de una de sus cojineras como si fuera una bolsa.

13 / 17

Más vale prevenir que... ordenar

Si la noche anterior piensas en la ropa que te vas a poner el día siguiente, ahorrarás tiempo y no caerás en la tentación de probarte infinitas combinaciones y dejarlo todo por medio con las prisas.

14 / 17

Evita los montones de ropa

Otro de los enemigos del orden en el armario es la ropa que vamos amontonando en sillas y rincones al desvestirnos. Si pones un galán de noche, te será más fácil dejar la ropa encima y evitar así que se amontone y se estropee.

15 / 17

Una solución para los collares

Collares y colgantes, así como otros adornos y joyas, pueden convertirse en un quebradero de cabeza si no les destinas un lugar donde dejarlos en orden. Una opción es poner pequeños colgantes en el interior de la puerta del armario para colgarlos allí ordenadamente.

16 / 17

Zapatos bien localizados

Si no dispones de un lugar específico para almacenar los zapatos de forma ordenada y accesible, puedes guardarlos en cajas. Para encontrarlos rápidamente sin tener que abrir todas las cajas, puedes colocar en el exterior una etiqueta identificativa, o una foto o un dibujo del calzado en cuestión.

17 / 17

Organizar el armario y mantenerlo en orden puede parecer una auténtica misión imposible a no ser que dispongas de alguna táctica infalible o de alguna aliada estratégica, como la japonesa Marie Kondo.

Y es que la protagonista de ¡A ordenar con Marie Kondo! y autora del best seller mundial La magia del orden tiene algunas de las claves más eficaces para plantarle cara al desorden. Y si no, toma nota de todos estos trucos infalibles para organizar el armario y mantenerlo en orden.

Todas las claves de Marie Kondo para ordenar el armario

  • Efecto visual relajante. Guarda toda tu ropa siguiendo un degradado de color (empieza por el blanco y acaba por las prendas de color más oscuro). Quedará más ordenado visualmente y te será más fácil encontrar lo que buscas sin tener que pasarte horas y horas rebuscando.
  • Pesado y ligero. La ropa colgada en el armario colócala en función de su color y de su ligereza. Lo más pesado y oscuro a la izquierda, y lo más ligero y claro a la derecha.
  • Apuesta por la facilidad. Sitúa las cosas de uso más habitual en un lugar accesible y al alcance de la mano, y las que no utilizas a diario, en un lugar más escondido.
  • Perchas multiusos. Si tienen barra, puedes colgar de esta tu colección de gafas. También puedes enganchar en ella anillas para cortina de ducha y colgar ahí tus pañuelos y fulares.
  • ¿El mejor sitio para el bolso? ¡Dentro de otro! Ocupan menos espacio y mantienen mejor la forma.
  • Una maleta es una caja. No te gastes una fortuna en organizadores y cajas. Te quitan espacio (y dinero). Una maleta, además de servir para guardar otra, se puede aprovechar para meter dentro de ella prendas de otra temporada o edredones y ropa de cama.
  • Sábanas, por juegos. Si guardas el juego completo dentro de su funda de almohada estará más ordenado y no se desparejará.
  • La ropa del día siguiente. Cada noche escoge lo que te vas a poner al día siguiente. Te evitará dejar todo manga por hombro con las prisas.
  • Galán de noche. Evita que aparezca una montaña de ropa en tu dormitorio poniendo un galán de noche en un rincón.
  • Collares. Clava pequeños ganchos en el interior de la puerta de tu armario y cuelga en ellos tus collares, pulseras y otros complementos.
  • Zapatos. Si los guardas en cajas, haz una foto a cada par de zapatos (o si prefieres, un dibujo) y pégala en la parte exterior de la caja donde los guardes; así no te costará nada localizarlos.

El secreto está en la colocación

En muchos países se suele colocar la ropa doblada de forma horizontal, poniendo una prenda encima de otra. De manera que para sacar una prenda de abajo se tienen que desplazar las de arriba, y al final se termina desorganizando toda la pila del estante o el cajón donde la guardas.

Para evitarlo, Marie Kondo propone doblar las prendas con tres pliegues y colocarlas de forma vertical, una al lado de otra, como te mostramos en este sencillo paso a paso. De este modo, la ropa se arruga mucho menos, la ves claramente ¡y cabe mucha más!

Truco Clara

multiplicar el espacio con tres pliegues

Uno de los trucos mágicos de Marie Kondo es doblar las prendas con no más de 3 pliegues para que no se arruguen. Y después colocarlas con la parte redondeada hacia arriba, para que te resulte mucho más fácil cogerlas y no se desordene el resto.

Relacionados

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Clara?